Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/19/2012 3:24:19 PM

Academia inclusiva......puentes entre conocimiento y ciudadanía.

                     

En el camino de la inclusión social

El interés permanente por deshacer el muro que separa y aísla al universo del conocimiento, el ámbito de la academia, del mundo real de carne y hueso que constituye su razón de ser, el ciudadano,  es una de las gratas noticias encontradas en el recorrido periodístico para informar sobre los hechos que genera el día  a día de la realidad social que es la discapacidad en Colombia.

El mayor demoledor de barreras,  constructor de sociedad para todos, de mundo posible sin exclusión, lo he visto en el ámbito de la discapacidad.   Hoy con mas herramientas y posibilidades que nunca, el ciudadano comprometido con esta situación de vida ofrece cada día nuevas conquistas en territorios del deber ser de una sociedad humana.

 

No menos del diez  por ciento del  género humano está fraguando desde la condición de discapacidad, su lugar en el tiempo de la diversidad, la multi  e interculturalidad y la omnipresencia irrefutable de la diferencia en todas partes. Quien no comprenda esta realidad está lejos de este tiempo. Las personas con discapacidad rompieron el dique que los contenía en una exclusión que ya no tiene legitimidad entre los seres humanos, en la era de los derechos.   La tozudez de la realidad global confirma la cadena injusta   pobreza – discapacidad – exclusión,   efecto social y circulo vicioso que constituye una de las vergüenzas mayúsculas de un mundo libre.     Nuevamente el divorcio entre conocimiento y realidad.

 

En la sociedad de la información y del conocimiento, una de las primeras exclusiones que debe superar la persona y para el caso, quien vive  situación de discapacidad, es suprimir las barreras en el acceso  a todas las herramientas disponibles para participar en el desarrollo humano y social que lo afecta.   Desarrollo inclusivo llaman las autoridades académicas este elemento.   Lo propio corresponde a la academia, superar su auto exclusión ante la sociedad.    Debe crear sus puentes de acceso a la ciudadanía,  so pena de permanecer en su diálogo solitario fuera de la sociedad. Como en el ámbito del periodismo que ejercen los medios masivos de información:  cada día es mayor la participación y el espacio para los usuarios. Medios sin esa interlocución, están condenados a su propia suerte.  Ya no hay editores ni periodistas omnipotentes.

 

Construcción de instrumentos como las convenciones OEA y ONU, han mostrado la participación activa de ciudadanos con discapacidad en la formación de normas para deslegitimar  y sobrepasar fenómenos aceptados en tiempos pasados como exclusión, discriminación y carencia de derechos por razones de discapacidad, en las personas que vivían esta condición de vida entonces.    Épocas superadas en el mundo del conocimiento y del derecho. También es asunto del pasado el escenario persona con discapacidad postrada frente a otros decidiendo su suerte en su nombre.

 

Tampoco son de este tiempo quienes creen que los asuntos de la discapacidad y los derechos de las personas, excluyen a quienes no forman parte de grupos determinados. La inclusión social es con todos.  Por ello en 2005  dijimos en la presentación de su primer libro sobre inclusión, que   “en buena hora la Maestría en discapacidad en inclusión social de la universidad Nacional ofrece este espacio para la puesta en común de diversas miradas sobre un área de interés que nos compromete a todos”.

 

Relator de hechos.  Narrador de historias.  Notario de sucesos. Visor de imágenes reales. Testigo de excepción.  Desde esa perspectiva puede hacer anotaciones  sobre un proceso,  alguien dedicado al oficio de informar.       ¿Qué puede aportar un periodista, en la construcción de conocimiento hacia la inclusión social de las personas con discapacidad? Ser coherente con su vocación, contar lo observado,  y aportar su punto de vista con claridad  ética,  ese es su grano de arena a un proceso transformador de largo aliento que solo es posible con la voluntad de todos, mujeres y hombres.

 

Mirada de un reportero,  testigo de un proceso…

 Hernando Ayala Melgarejo

 

  

 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.