Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2012 2:38:58 AM

Americanino y Etc....

 

 
Hace días he venido haciendo ésta denuncia en reiteradas ocasiones en emisoras como La W Radio y Los 40 Principales, ya que ésta última toca directamente al tema que voy a abordar continuación.
 En el comercio Colombiano existe algo llamado "Derecho de admisión", claro está que ésta regla impide a los ciudadanos, compradores y demás civiles a protestar en el caso que un establecimiento o entidad, deseé retirarlo de sus instalaciones o simplemente impedirle la entrada.

Hace unos días hablaba con un amigo quien me comentaba el siguiente caso al pasar enfrente del almacén de la marca de ropa Americanino de Chipichape, en la ciudad de Cali.
 
•     Dos de sus amigos, que son homosexuales y que piden no ser llamados por su nombre en éste escrito, decidieron un día ir a hacer sus compras de ropa en Americanino de Unicentro en Cali, entraron al local y miraron ropa por varios minutos mientras se decidían que llevar. Como bien a veces la gente tarda en decidir, los empleados empezaron a notar que en los comportamientos de los muchachos habían ademanes no tan masculinos, como se suponía debía de ser y por el contrario, se daban un trato amoroso y muy afectivo entre ellos. Los vendedores de aquel local clavaron su objetivo en ellos y pensándolos como un inconveniente frente a su clientela que quizá huiría espantada por ver que ellos se daban quizá más amor que lo que se dan las familias hoy en día, decidieron sin reproche o excusa alguna, más que el hecho de no ser heterosexual, sacarlos de inmediato del local, por que "La tienda no podía aceptar clientes con esa preferencia sexual" y además "Las políticas de la empresa lo impedían" y pues bien, no tuvieron más remedio frente a la ofensiva de los empleados que llenos de vergüenza (No por su homosexualidad, mas si por la que trae ver que existen vendedores y personas aun con esa mentalidad nazi y discriminante) a buscar en otros locales la ropa que habían visto. Y que por cierto no era una mala venta.
 
No es la única historia que tenemos en contra de éste almacen ni de los centro comerciales en común. Al enterarme de éste caso pregunté por mis redes sociales quien más había sufrido ésta clase de atropellos contra su preferencia sexual o racial a lo que me encontré con ésta joyita.
 
•    Un muchacho de piel negra entró al almacén mirando que prenda llevarse para un regalo que haría a uno de sus amigos. Si bien él no iba vestido como la sociedad de los centros comerciales lo requieren, ese vestuario hipócrita y de poder, donde se mira la marca y la calidad de la tela y no el cáncer de piel que llevan por dentro los dueños de la ciudad gracias a su prepotente comportamiento, fue víctima indiscriminada de persecusión del vendedor que en el momento atendía (En Unicentro igualmente) Y aunque no le pidió su retiro del almacén, le clavó su mirada durante todo el recorrido del muchacho por los estantes de ropa a tal punto que como maestro de escuela, éste vendedor, que sin duda fue entrenado por policías aeroportuarios de Estados Unidos, se paraba a su lado a menos de un metro de distancia, vigilando cada movimiento que hacía. Y porqué ocultarlo, yo también he sido presa de éstos atropeyos en el almacén La 14 de Calima en Cali, en una antigua administración, ya se han calmado con ése tema. El caso es que el chico salió apresurado del almacén por miedo a ser culpado por algún robo o un pitazo de esas maquinitas incómodas que chillan en las puestas de los almacenes.
 
Pero aquí, como escritor de éste artículo viene lo más grave ya que le sucedió a un familiar muy cercano y me dolió como defensor de la libertad en un país como éste, de gente tan buena que elige tan malos gobernantes.
 
•    Estando en Chipichape, mi primo buscaba para su "estrén" de diciembre una ropa fina y de marca, ya que los pobres nos cansamos de comprar en el centro, donde sin duda no discriminan por nada, allá hay putas, negros, feos, pobres y todos son/somos felices. Pues bien la compra se realizó sin percances, los vendedores muy formales le agradecieron por su compra de más de $450.000 y a punto de marcharse, mi primo, como todos los de mi familia, afectivo y guapetón, abrazó a mi tio fervientemente y le dio un beso a la mejilla agradeciendole por la ropa y se repite la historia, el vendedor ahí presente al ver el afectivo de mis familiares, de inmediato, en la puerta del almacen, hizo señas a un guarda de seguridad que hacía la ronda, gesticulando con su rostro hacia mis familiares en un acto de "Pongales cuidado que es gente peligrosa, se dan abrazos" a lo que el guarda no respondió y siguió su ronda por el centro comercial. Bien cuando salieron mi primo y mi tio, vieron en la mirada de los vendedores cierta desconfianza y una mirada de asco y rechazo tan fuerte que sus rostros se inundaron en rojos y decidieron salir de Chipichape inmediatamente.
 
Yo quiero DENUNCIAR éstos actos de discriminación racial y sexual que se presentan en el almacén de ropa "Americanino" que de hecho no es de nuestro país. Un almacén de convenio con JUANES, que por lo que se conoce en la prensa y en la opinión pública, es un artista de mucha sensibilidad humana y respeto al otro. Yo quisiera saber de su relación si éste se enterara de éstos tres casos, que sin duda son pocos a los que deben contarse ahí como en los centros comerciales, donde aveces no decido ir vestido con De La Renta y prefiero mis sandalias, bermudas y camiseta esqueleto y me siento discriminado a los almacenes a los que entro.
 
Ésta semana por vía Twitter expuse el caso de forma casual a @AMERICANINO desde mi cuenta @EgostaLC a lo que me respondieron de forma no literal, que les enviara un mensaje a uno de sus correos de quéjas y reclamos. ¿Enserio creen que la discriminación racial y sexual (como tambien la religiosa, política y demás) se soluciona con un buzón de sugerencias que revisará un fulano que quien sabe qué hará con el mensaje?
 
Aquí les expongo éste caso, para que piensen antes de comprar en éste almacén de racistas y homofóbicos. Y preguntas ¿Quién garantiza el derecho a la libertad sexual? ¿Quién controla éstos centros comerciales y éstos almacénes? ¿Quién está pendiente de la no discriminación? ¿Dónde queda ese tratado humano que hicimos allá en tiempos inmemorables donde tratabamos al otro como hermano? ¿O es que en Colombia nos creemos muy puros, muy sirios? Tengan en cuenta que sólo es una raza, la raza humana.
 
Diego Trujillo



 Americanino

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.