Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2011 9:12:04 PM

Carta abierta al Partido de la U.

2.834.607?

CARTA ABIERTA AL  PARTIDO DE LA U.

“Un partido perverso, perjudicial y cínico”

 

No es justo con una mayoría de colombianos de bien someterlos a padecer de nuevo ciertas situaciones de terror, sobresaltos y zozobras por cuenta de unos pocos que desde diferentes flancos procuran imponer sus caprichos codiciosos en busca de satisfacer apetitos desordenados de poder, ya sea infiltrados en los Partidos Políticos apoyando en abierto contubernio a personajes oscuros aspirantes a cargos de elección popular o ejerciendo presiones de diversa índole sobre los Operadores Judiciales encargados de la administración de justicia, logrando así imponer sus  fichas delincuenciales en los cargos claves del orden territorial y local.

Tampoco es justo, y menos de nuestra culpa, que en ciertos Partidos perduren camuflados  políticos de ingrata recordación que saborearon las mieles de la opulencia, a través de sus incondicionales ‘socios paramilitares’ a costa de ríos de sangre, desplazamientos forzados y violaciones a los más mínimos derechos humanos o que en la Rama Judicial se campeen algunos  funcionarios no ineptos pero sí extremadamente corruptos que por alguna  circunstancia buscan la manera de delinquir contra la administración de justicia, quedando el camino expedito para estampar la impronta de  la  impunidad, no obstante tener en sus manos pruebas contundentes e incontrovertibles, pero que por falta de control del Órgano de la Judicatura terminan haciendo lo que les venga en gana.

Escuché y leí con mucha atención la publicidad y los mensajes institucionales que ese Partido de manera falaz enviaba a una audiencia ingenua por los diferentes medios de comunicación, respecto a la catarsis que aplicarían a sus miembros ya elegidos y a los aspirantes a cargos de elección popular, que tuviesen la más mínima sospecha de visos de corrupción. Situación que no se dio, ni se dará, mientras existan unos militantes que ostentan más poder de decisión que su propio Presidente y su Secretario General y que, de una u otra manera, tienen vínculos arraigados con grupos al margen de la ley que pesan más que cualquier valor de ética o de moral.

La actitud asumida por la directiva nacional del Partido de la U., en delegar la expedición del aval para la candidatura a la Alcaldía de Victoria Caldas, no deja de ser hipócrita y pusilánime al mejor estilo del “lavado de manos”. No tuvieron, Presidente y Secretario (léase Juan Lozano y Juan Camilo Restrepo), el suficiente valor para decirle al Parlamentario primo y al ex Ministro de Hacienda, que su protegido pupilo en Caldas es un reconocido ‘paramilitar;

y, lo más paradójico y risible, la delegación recayó en los Senadores del Partido de la U., Jaime Alonso Zuluaga y Mauricio Lizcano, los dos investigados por Concierto para Delinquir, en la modalidad de paramilitarismo, por la Corte Suprema de Justicia. ¡Qué raro, la doble moral siempre adherida a ese Partido!

Señor Presidente y Secretario del Partido de la U., lo reseñado por el Diario La Patria en Febrero de 1994, “Desvertebrada Banda de Chance Ilegal” es cosa de poca monta, no dejando de ser un delito punible contra el Monopolio Rentístico del Estado como cualquier otro delito tipificado en el Código Penal. Ustedes tienen en su poder la fotocopia de la página del diario manizaleño. ¿Por qué la desconocen? ¿Por qué se contradicen en los postulados que hipócritamente pregonan?

Pero lo anterior es lo de menos, en tratándose de otro delito mayúsculo como Concierto para Delinquir, en la modalidad de paramilitarismo, estamos frente a delitos de lesa humanidad que son extremadamente graves y abominables, con excepción de la poca dimensión que le dan los militantes del Partido de la U., los que están presos y los que están siendo investigados.

Señor Lozano y Restrepo, el candidato a la Alcaldía de Victoria Caldas, Juan Eduardo Caicedo Hoyos, fue un sobresaliente “correveidile” de los paramilitares del Magdalena Medio y un honrado alcabalero (recolector de vacunas) de su Comandante ‘Memo’. Esto no me lo estoy inventando, lo digo con conocimiento de causa y lo sabe toda la comunidad de Victoria.

La Fiscalía 25 de la Unidad Anticorrupción, conoce perfectamente el episodio que se desarrolló en Puerto Triunfo- Doradal-  en una finca de Ramón Isaza, en donde iban a descuartizar con motosierra al doctor Orlando Vargas, Juan Guillermo Giraldo y otro personaje que no recuerdo su nombre, pero que tampoco vale la pena recordar, cuando fueron señalados por Caicedo Hoyos como auxiliadores de la guerrilla. Esto lo tiene que certificar la Fiscalía, sin incurrir en violación de la reserva del sumario.

¿Qué explicación dará el Partido de la U., cuando termine esta investigación con las pruebas tan sólidas que se tiene? ¿Qué dirán cuando se realice en Victoria la Audiencia Pública de Justicia y Paz por el homicidio de Octavia Ramírez y salgan a la luz algunos arcanos para negociar y queden comprometidos directa o indirectamente algunos de sus miembros?¿Qué miedo!

Con la concesión del aval a Juan Eduardo Caicedo Hoyos, el Partido de la U., se convierte en un ente perverso, perjudicial y cínico.

Si el Partido de la U., es el Partido del futuro, es diáfano y, sobre todo, responsable, exijo que me demuestren que estoy equivocado y que soy calumniador, porque de mi parte si les estoy demostrando su perversidad y cinismo.

 

Atentamente,

 

Marco Aurelio Uribe García

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.