Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/20/2012 5:46:08 AM

¿COLOMBIA NECESITA UN NUEVO GRITO DE INDEPENDENCIA?

¿COLOMBIA NECESITA UN NUEVO GRITO DE INDEPENDENCIA?

 

?

El veinte de Julio de cada año, en Colombia se conmemora el denominado grito de independencia, que logró consolidación el 7 de agosto de 1819 con la Batalla de Boyacá.

 

Su origen está sustentado, entre otras cosas, en el sentimiento popular de la época anterior a 1810 y cuenta la historia que ese sentimiento popular contenía un respeto por la institucionalidad, pero un rechazo al mal gobierno, por eso la protesta e inconformismo o malestar social,  se fundamentaba en los impuestos excesivos y desconsiderados, en reformas que sometían, en la insuficiente participación en la vida política y administrativa, lo que llevó a la gestación de movimientos sociales y a desatar un pronunciamiento de la población en general.

 

En síntesis, el grito de independencia se sustentó en la desigualdad, el maltrato, el abuso, el irrespeto a la cultura y los valores, pero lo más importante, en la conciencia de la población de su condición de vulnerabilidad y disminución que la motivó a asumir cambios que le dieron vida al Estado Colombiano.

 

Luego del grito de independencia el 20 de julio de 1810 y de la consolidación de la independencia como tal el 7 de agosto de 1819, Colombia ha atravesado estados de guerra, períodos de paz y estados mixtos, en tanto paz en algunos lugares geográficos y guerra en otros como da cuenta hoy 20 de julio de 2012  la situación bélica que se presenta en el Cauca, además, que por los dramas que padece la población colombiana, pareciera que muchas de las causas de la época (1810) no han logrado ni superación, ni óptima satisfacción, pues los estados de guerra, marginan a la sociedad de sus anhelos de prosperidad y bienestar general.

 

Así las cosas, doscientos dos años después del grito de independencia y de recordar las causas que motivaron esa afortunada circunstancia, surge la siguiente pregunta:  ¿La independencia de nuestra nación, qué tanta independencia real nos da en la actualidad?

 

Una posible respuesta es que en la actualidad contamos con una nación independiente del Estado Español y su régimen opresor e inequitativo que imperaba en la época, sin embargo, pareciera que toma vida otra respuesta dada las situaciones opresoras e  inequitativas que hoy agobian a la mayoría de los colombianos por la deficiencia en la prestación de los servicios públicos y la poca garantía para lograr la efectividad de los derechos, entre otros aspectos de similar relevancia, pero con una diferencia entre los titulares en 1810 y 2012. En 1810 la inequidad la provocaba España, en 2012 los actos de inequidad los provocan los mismos colombianos  desde estadios legítimos e ilegítimos, pero desde los que despliegan acciones y prácticas que en lugar de liberar, someten, que en lugar de igualar, aumentan las brechas de la inequidad, que no propugnan ni promueven la libertad real, ni el interés general, ya que en muchos casos, imperan los intereses individuales, partidistas y sectarios que poco se orientan hacia la consolidación del Estado social de Derecho, democrático, participativo y pluralistas, fundado en el respeto de la dignidad humana.  Tal vez una prueba de esta afirmación puede estar representada en los movimientos ciudadanos que se han venido gestando para procurar justicia social e impedir que los legisladores y gobernantes, a veces de consuno, aumenten injustamente las cargas para la población.

 

¿Será que Colombia necesita un nuevo grito de independencia, pero de sus propios legisladores, gobernantes y hasta de algunos compatriotas?

 

Gloria Vélez

Directora Voz Jurídica.com

dirección@vozjuridica.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.