Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/19/2012 9:19:43 PM

Del Chamán, Toros y otra yerba.

Chamán. En un nuevo episodio de escándalo en el manejo de los dineros públicos, la Contraloría de Bogotá destapó unos sobrecostos, que casi llegan a los dos mil millones de pesos, en la ceremonia de clausura del mundial de futbol Sub 20 en la ciudad; otro triste episodio que  no ha suscitado mayor cubrimiento mediático en los sustancial del presunto delito  como si lo ha despertado el contrato con un Chamán, por un valor de cuatro millones de pesos, para que este impidiera la lluvia que se podía presentar en la ceremonia en detrimento de su lustre. El Chamán, un campesino tolimense, conocedor de la sabiduría de los antepasados - que con varas podían localizar corrientes de aguas subterráneas, calcular los tiempos adecuados para la siembra y realizar otras predicciones - ha sido un ejemplo de cumplimiento a cabalidad de las tareas para las que se obligó; cosa que pocos contratistas del estado colombiano pueden ser: ejemplares. El Sr. González, el Chamán, seguramente tendrá que acudir a uno que otro organismo de control cuyo sufijo es “ía”    a responder por cumplir con su contrato, mientras tanto los Gómez, Tapias, Sánchez y otros contratistas de su especie siguen orondos por las calles sin responder por los miles de millones de pesos que recibieron por contratos cuyas ejecuciones no se ven. Definitivamente algo va de Cundinamarca a Dinamarca, país último en el que nuestro Chamán estuvo y también cumplió con su tarea y por lo tanto de allí no existe pedido de extradición  contra él.

La fiesta brava. Si pueden existir imágenes “salvajes” en la naturaleza estas se pueden observar en las escenas de caza de los grandes predadores contra los animales que hacen parte de su cadena alimenticia. Allí uno puede ver, por una parte, la astucia de los cazadores y, por la otra, la desesperación de sus víctimas. Este natural espectáculo tiene una diferencia cuando se  compara con un depredador inmisericorde como el hombre y es que los animales cazan únicamente lo que van a comer (racional economía), no existe una faena de caza por diversión. El taurófilo asiste a un espectáculo en el cual encuentra “belleza” al tratamiento salvaje que un hombre le propina a un animal indefenso; le motiva inspiraciones artísticas un espectáculo sangriento y lo idealiza diciendo que es una tradición artística y cultural de nuestros antepasados los civilizados españoles. Quizás no sea extraño que el amante de la fiesta brava sí algunos paramilitares que asesinaron a sus víctimas arrojándolas a lagunas repletas de cocodrilos o a la jaula de un famoso león, en el Magdalena Medio, llegasen  a justificar sus acciones diciendo que son admiradores de la antigua cultura romana, que llevaba a esclavos y  cristianos a las fauces de las fieras en el circo para diversión de los civilizados Ciudadanos y Patricios, pueda salir a defender su argumento. Definitivamente, los animales dan ejemplo al único ser irracional que existe en la tierra: el Humano.

Otra yerba. El ex presidente Uribe, el impulsor de la iniciativa que penaliza la dosis personal, como se dice popularmente parece que se la está fumando verde cuando trina. Los mensajes con los que pretende defender a Uribito y al ex viceministro de agricultura, recientemente condenado, de las acciones de la justicia, ante sus presuntos delitos, no merecen mayores comentarios, solo un interrogante: ¿Cómo se le permitió a este personaje manejar el país durante ocho años – con pretensiones de otros tantos-? La respuesta puede decir poco de la pretendida inteligencia de los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.