Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/11/2011 4:38:17 PM

EL CASO BOLILLO GOMEZ

 AHÍ ESTAMOS PINTADOS LOS COLOMBIANOS Y DE CUERPO ENTERO

 

Los colombianos desde hace mucho tiempo somos catalogados y tratados como un pueblo particular y no es para menos: hasta ahora hemos demostrado ser uno de los mas manipulables ; de los mas inconscientes de nuestros propios intereses y de los mas vendidos o regalados a nuestros propios verdugos.

 

Somos un pueblo con mentalidad de telenovela en búsqueda de emociones, de chivas  y de escándalos y por eso tenemos que reconocer que Uribe supo conocer el alma nacional y por eso nos gobernó de escándalo en escándalo, para hacer mientras tanto lo que tenia que hacer, lo que quisiera!; sin que casi nadie en su momento se diera por enterado.

 

El caso de Bolillo Gómez debería ser motivo de profunda reflexión, pues ninguno como este ha colocado el país al desnudo. Mostró una vez mas que los colombianos tenemos una sensibilidad exacerbada para las pequeñas cosas, mientras que para los grandes desafíos tenemos la mentalidad del avestruz, la cabeza bajo el ala.

 

 Hicimos evidente que carecemos del sentido de las proporciones, de de justicia, de ponderación y que solo nos anima la vindicta publica y la búsqueda de un chivo expiatorio en quien descargar toda nuestra furia o nuestra frustración.

 

 Que somos extremistas e irresponsables y como los tahúres nos jugamos a todo o nada, no importa que, o quien caiga. Lo peor del Bolillo no fue lo que hizo, un hecho reprobable sin duda alguna; sino haber caído en boca  irresponsables: de periodistas siempre  en busca de chivas y de escándalos y de políticos en campaña y en consecuencia en busca de votos. Fueron ellos los promotores, los azusadores; e inclinada la balanza, por allí se fue la siempre peligrosa “opinión publica” cuya tendencia es a ir “para donde va Vicente”.

 

Los colombianos no tenemos o hemos perdido el sentido de las proporciones, Adolecemos del síndrome de la mezquindad y de la exageración. Pero además también se hace  manifiesta esa bestia ultraderechista aún de moda, que sabe muy bien aprovechar esa mentalidad de nosotros los colombianos y para quienes  es lo mismo o aun peor, una simple contravención a un genocidio, o al desfalco de los recursos de la Salud, que mata a miles de colombianos.

 

Posiciones ultraconsevadoras, que además de los 100.000 presos que atiborran las cárceles del país, una tercera parte de ellos sin ser enjuiciados ni condenados, verdaderos secuestrados del gobierno!; quieren encarcelar también a los que fuman marihuana, a los que venden un CD pirata, a los que se roban un celular.

 

Una ultima preferencia sobre el feminismo: hay que reconocerles que supieron hacer visible y respetable la condición de las mujeres, que junto con los esclavos y los pobres, eran y aun siguen siendo el trapo de limpiar en la sociedad capitalista; pero la enfermedad hay que tratarla para aliviar el enfermo y no para acabarlo de matar, no nos podemos dejar utilizar. La exacerbación de los conflictos y convertirlos en antagonicos no nos ayuda; ahí si, hay que colocarlos en su justo medio, de lo contrario solo deja, como en efecto ha dejado, un sin número de hogares y de personas destruidos, hombres, mujeres y niños.

 

Este es un país del cual los colombianos no podemos avergonzarnos porque es el nuestro y no tenemos mas!, pero si da lastima nuestra condicion.

?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.