Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2011 2:34:19 PM

EL JUEGO DE PÓQUER NACIONAL.

Se ha vuelto de moda el póquer en Colombia por cuenta de la afición del presidente Santos a ese juego, por lo tanto se le puede referenciar para hacer un análisis político de la coyuntura.

 

El juego, a partir del 7 de agosto pasado,  empezó con una buena mano para el ex presidente Uribe, a pesar de que en la anterior partida le había apostado casi todo a la reelección, con unas cartas que creía marcadas, con pérdidas; iniciaba esta nueva con cartas que creía ganadoras y aún con una buena cantidad de fichas  en la mesa para apostar. El presidente Santos también arrancaba con una buena mano, seguía con su buena racha (en la partida anterior había ganado) pero, como buen jugador, sabiendo que la justa es larga, no se esforzaría a fondo hasta no conocer el juego de su oponente. Para ello contaba con los jugadores “señuelo”, aquellos que ayudan a develar las estrategias de los jugadores principales. Los buenos jugadores saben que la fortaleza o debilidad en la mano es relativa a las de sus oponentes, por lo tanto es importante saber calcular la posición relativa.

 

La dinámica del juego le ha mostrado al ex presidente que el suyo no estaba tan bueno y Santos ha sido más diestro calculándolo, ha dejado  de apostar en  muchas manos, se ha jugado en algunas y en esas ha salido victorioso, sacando la Ley de Víctimas, por ejemplo; ha dejado ver que conocía las cartas que Uribe  tenía como fijas pero que no lo estaban, la pérdida de la influencia del ex mandatario en el Congreso se hizo visible en la legislatura. Los jugadores “señuelo” como Lozano y compañía, sin quererlo, han sabido cumplir con su rol.

 

Desafortunadamente, por la fuerza de las circunstancias, el papel de Casino le tocó hacerlo al sistema judicial, ha tenido que repartir las cartas. Sin quererlo, como en todo juego limpio, le ha dispensado unas malas al ex presidente que le han hecho rebajar un poco sus torres de fichas para las apuestas. En la baraja aún quedan cartas malas para el ex mandatario (congresistas de su coalición de gobierno a punto de ser judicializados, procesos judiciales para algunos miembros de su círculo interno de poder como  JOG -el inefable-, entre otros) que le pueden llegar a su mesa.

 

En esta última mano al ex presidente le han tocado cartas no muy buenas, tiene un as (sabiendo que los demás también pueden tener el suyo), cartas menores y de diversos palos y un joker, que no le permiten pensar en un buen juego. Busca hacer una Flor Imperial (una constituyente que le habilite de nuevo el camino a la presidencia - ya han empezado a circular correos electrónicos invitando a que el próximo 20 de julio se realice un plantón contra de la Corte y la justicia en general, e incentivando a una “séptima papeleta” para la convocatoria de una asamblea constituyente. Me imagino que pretenden hacerla contar en las elecciones de octubre-). También podría buscar un Full (Llegar a la Alcaldía Mayor de Bogotá. Pero ese Full puede estar complicado porque el otro jugador es un matemático que puede calcular mejor las probabilidades de la partida).  Además no sabe qué valor darle al joker  (Los valores lo tienen confundido. En lugar de dar explicaciones sobre posibles actos de tráfico de influencias en su gobierno como la asignación de notarias o la llegada a la Corte Constitucional como magistrados de su secretario jurídico en la Presidencia y de un viejo amigo personal, entre otros casos, entonces hoy solicita explicaciones sobre la forma como un magistrado llegó a la Corte Suprema de Justicia; en vez  de pedirle a algunos explicaciones sobre sus actos no hace lo mismo con María del Pilar Hurtado por sus presuntos actos ilegales desde la dirección del DAS; a veces desconoce al sistema judicial acusándolo de perseguir a sus “buenos muchachos” y en otras acude a él para solicitar investigaciones; en fin, bastante enrevesado anda). Está tratando de “descartar”  a la espera de que le lleguen mejores cartas para armar el póquer de sus deseos y esperando que las malas manos le lleguen  a su contendor.

 

El presidente Santos esperará al juego que le toque  a partir de octubre de este año, cuando los jugadores secundarios develen las cartas que pueda tener Uribe. Santos en su reciente entrevista a Caracol Radio y Televisión dijo que un buen jugador de póquer, para conseguir buenos resultados, debe dejar pasar malas manos y jugar a fondo cuando cuente con una muy buena y altamente ganadora, aún no le ha tocado esa, entonces: ¿cómo jugará, cuánto apostará y qué resultado tendrá cuando llegue el momento?

 

El presidente ha considerado el póquer como un buen medio para conocer el corazón y la mente de las personas, creo que tiene razón, y esa pericia lo llevará a ganar el torneo; hasta ese entonces sabremos el valor de la bolsa.  No en vano el viejo refrán manifiesta que en la mesa y en el juego se conoce al caballero, y entre los jugadores principales ya sabemos que uno no lo es, por diestro que sea en el arte de cabalgar.

 

Bogotá D.C., Colombia, Sur América. Junio 2011.

?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.