Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/6/2012 11:12:29 AM

EL MEJOR PERIODISMO LIBRE NO PUEDE ESTAR EN LOS MEDIOS INDUSTRIALES. Por esencia.

                                           

                          El periodismo industrial no tiene suficiente libertad ni autonomía  

                          Vive atrapado en la cadena de intereses del capital privado. 

                       

 

Propuesta para potenciar los cinco sentidos del usuario de información pública mediada.         

 

El periodismo industrial funciona en la lógica de los reinados de belleza.  La "más bella del universo" es la que más dinero consigue para montar una fantasía artificial, mediática, en torno suyo.  El presunto mejor periodismo mediático  es el que mayor ruido logra hacer para el rendimiento de estrategias de negocio que en la industria se denomina rating.  Ese periodismo de vedettes no puede ser confiable sin beneficio de inventario. Es contrario a la esencia del oficio de informar con veracidad y libertad plena. El mundo real, fidedigno, siempre será distinto y estará sucediendo en sus profundidades de manera muy diferente a la versión de la verdad fragmentada, sesgada o tomada desde ángulos interesados, en grandes medios de difusión.

 

Muestras de laboratorio:

 

1. ¿ Lo más importante que aconteció en Colombia durante la primera semana de mayo de 2012, lo más grande que realizó este país, su mayor logro, lo que construyeron colectivamente o de manera individual meritoria los millones de colombianos que crean y forman sociedad,  país, fue la hazaña de la “dama de alquiler”  del escándalo sexual hace tres semanas en Cartagena ? ¿ Es lo más destacable de una sociedad con semejante realidad como la colombiana ? .

 

Observen la cantidad de espacios, superficies mediáticas, horas de radio y televisión industrial, primeras páginas de periódicos, exposición mediática en cadena durante toda la semana, concedidas a una colombiana de 24 años cuyo gran mérito fue  salir a contar una historia de alquiler no pagado de su cuerpo, a un agente oficial gringo de seguridad.  La vocación del poder colombiano de sumisión a la nación con más poder, es patética. Está resumida por el comportamiento de los poderosos medios industriales.   Ningún protagonista ha recibido en meses recientes de esta sociedad la pantalla y exposición mediática concedida a esta mujer colombiana que paso de ser anónima, a "célebre" de la noche a la mañana como objeto del más morboso, desaforado y denigrante espectáculo mediático en busca de su  dios rating negocio.

 

Como colofón de esta desafortunada historia, mala hora del “periodismo” industrial colombiano, el gran matiz de cierre del asunto fue la declaración de la señora madre de la protagonista: ” mi hija no ejerce prostitución, porque ella hace lo que toda mujer haría para dar de comer a su hijo. Conseguir el dinero”.   Qué tal el horizonte de “futuro” para millones de mujeres excluidas de educación, trabajo decente y oportunidades en Colombia, pintado por esta madre. “Conseguir el dinero alquilando  el cuerpo, en estos tiempos no es prostitución y es válido”, infiere en su idea la progenitora de la mujer con más prensa industrial en Colombia. Lo grave es que ocurre y en demasiados casos. 

 

2.   Cartagena más de 70 mil millones para posicionar imagen colombiana en una semana. ¿ Se perdió esa inversión ? ¿ El nombre de la  ciudad cómo figura hoy en el imaginario nacional e internacional ? . Hay que ver.   Nuestro foco, es el comportamiento del periodismo industrial.  De las decenas de miles de millones del fisco invertidos, casi quince mil millones fueron para “atender”  a  la prensa (…)  ¿ Está el periodismo para ser atendido por el poder político ?. Ha sido costumbre aberrante.  Seguirá siendo.

 

La pregunta sobre la veracidad del periodismo industrial visto en Cartagena: ¿ Es la Cartagena real, en su dimensión veraz, con su composición social,  la que vió  Colombia y el mundo en la glamorosa y pantallera cumbre ?.                ¿ Contaron los medios y el periodismo industrial, qué  pasaba en Cartagena más allá del corral que como obedientes corderos acogieron para sentarse  a limpiar imagen  de Colombia , en trueque por las formidables atenciones recibidas ?.

¿ Está el periodismo esencial, libre, veraz, para transmitir estampas sesgadas de una realidad social en un país con la crisis en que permanece  una colectividad como la nación colombiana ?.

Si el foco era una reunión de dignatarios con sus contenidos, entonces sobre esos se debió informar. Pero no el cuento de la imagen de país y Cartagena, para mostrar el pedazo  de la estrategia justificante del gasto oneroso, suntuoso e inaceptable en nuestro contexto.   El periodismo esencial no puede estar al servicio de estrategias de ninguna índole, menos de imagen sesgada.

 

El periodismo industrial no es confiable a ciegas. Que imponga su ruido y se festeje  y cada año se premie con sus patrocinadores con  premios a las mismas casas industriales de siempre. Que funcione como sistema negocio, eso es una cosa, es legal, está permitido.  Pero que una sociedad pueda confiar sus asuntos cruciales, fundamentales a  un periodismo industrial que juega ajedrez con las audiencias para moverlas en la dirección del interés para su agenda de negocio en cada coyuntura, eso  está muy lejos de ser el ideal y el deber ser ético de una  colectividad con auto respeto.

 

¿ Dónde estuvo el periodismo de gran solidez económica y de mayor capacidad de impacto, mientras se degradó y se corrompió  todo el tejido de lo público en Colombia, México y los países latinoamericanos ?. ¿ Qué hizo frente a procesos de degradación de lo público como la corrupción de la salud y de las regalías, obras públicas en Bogotá y el país entero ?.  

 

Hay grandes talentos y capacidades de  periodistas en la nómina de los medios industriales, embelesados en su juego de vedettes, estrellato y poder en trance de escalamiento social monetario.  Hay periodistas honorables, la mayoría gregarios, estoicos cargaladrillos sometidos a agendas ordenadas por sus empleadores, patronos periodistas espectáculo y empresarios del rating.   El sistema mediático de periodismo industrial, es asunto para ver todo el tiempo con beneficio de inventario  y  manual de prevención de desastres éticos, desinformativos y de despiste constante en la agendas mediáticas.

 

Hay que reconocer, potenciar y generar toda la capacidad de poder que tienen las audiencias, usuarios de contenidos en medios de difusión, para que de manera autónoma decidan qué consumen conscientes de sus daños colaterales. Como cuando se consume licor, cigarrillo o vicios industriales diversos. Con plena conciencia.

 

El periodismo industrial tiene esa procedencia, de industria negocio y así hay que saberlo para no concederle fe ciega a algo de esa naturaleza.  

 

Yo no concedo ni otorgo mi credibilidad ni confianza incondicional a un periodismo contratado, con pautas de miles de millones del erario,  o con estrategias de imagen de gobiernos, o con partido, agenda a favor de intereses. La libre expresión permite que se hagan ese tipo de tiendas o sectas periodísticas de dogmas políticos  con  estrategias informativas sesgadas, pero el periodismo auténtico, esencial, el que está en la cima del derecho a recibir información veraz para todos, vive muy lejos de esos entornos subalternos  con ajedreces de intereses.  La clave está en saber qué es cada cosa que se ofrece como periodismo, para alcanzar autonomía y capacidad de informarse bien y tomar decisiones con  suficiente información fidedigna depurada.   La desinformación es el nombre del juego y de la guerra por el poder hoy en sociedades como la que nos corresponde  vivir.

 

¡ Faltaría más que el “ejemplo no formador” de una trabajadora sexual  fuera el gran acontecimiento periodístico de un mes, una semana, un día, en las primeras planas, titulares y el coro genérico de medios en una sociedad con tantos asuntos por contar, informar  y enseñar como verdaderos ejemplos de vida a seguir para construir !.   Respeto pleno por la dignidad humana de esta mujer, pero su comportamiento objeto del despliegue mediático no es de exaltar ni reconocer como espejo de vida para tantas mujeres en formación y repletas de necesidades sin oportunidades. Prestarse ella para ese espectáculo mediático que cotiza su estrategia monetaria personal, degrada el bien común de la formación y enseñanza que deben tener mujeres con una ética y noción fidedigna de dignidad. 

 

Las grandes creaciones  y magníficos trabajos periodísticos  del mundo libre, se han construido en laboratorios individuales, en el fuero, capacidad, talento y compromiso de periodistas independientes, autónomos, formidables en capacidad, que son paradigmas  de la profesión en el mundo.

 

En el ruido del periodismo industrial  donde hay dedicación y trabajo individual de talentosos periodistas sin poder de decisión, sometidos en su derecho al trabajo, se fraguan y construyen  grandes estrategias informativas con agenda de impacto para el negocio, que prevalecen en el ruido  de  industrias  informativas con direccionamiento determinado por el interés de conglomerados de intereses económicos y políticos.  Siempre habrá que verlos con  criterio agudo, lupa y riguroso inventario  pues  no es posible confiar  a ciegas  en  semejantes  ”ecosistemas de intereses y luchas de poder”.

 

Como el agua potable, la información también hay que pasarla por el filtro del criterio y análisis riguroso para  tomarla libre de impurezas y eso hay que aprender a hacerlo. 

 

Los desafíos de las audiencias, usuarios de medios, son cruciales para  no seguir como inermes ovejas de rebaño desinformado y manipulado, tomando decisiones erróneas basadas en mensajes contaminados por diverso tipo de intereses.  Pensamiento crítico formado desde infancia, adolescencia, juventud y todo el ciclo vital, es el antídoto. 

Por fortuna en el entorno de hoy es posible seguir informando  sin ser ficha de industria mediática,  mientras no lleguen censuras como las que se ven en países  que coartan la libre expresión.


Propuesta: Activar, ejercitar, entrenar  los cinco sentidos del usuario de medios:

  • Refinar el Gusto para paladear información potable, no contaminada.
  • Agudizar el Olfato para potenciar el  sentido crítico.
  • Mirar con detenimiento para analizar con ponderación.
  • Escuchar con mayor conciencia para decisiones sin arrepentirse.
  • Tacto más sensible para actuar y compartir información útil para todos.  


Si todos en mi entorno están bien informados, lo estoy haciendo bien como ciudadano y estamos juntos mejor orientados como colectivo en la ruta precisa. Es ahí dónde se toman las decisiones de una sociedad que elige como elige  su rumbo y sus mandatarios en lo público. 


Esto aplica en el ámbito de  las políticas públicas,  procesos sociales, comunitarios e individuales de la vida ciudadana para el progreso de una comunidad.   <>    

 

Final de esta nota.     Contenido escrito por Hernando Ayala M.   

 

El periodista es el profesional bien preparado para servir en la garantía del derecho a la información

y a la libertad de prensa. Ver testimonio de un periodista universal, auténtico, gran maestro.  

La Libertad de Prensa la construye toda la sociedad.

El periodismo no es sólo el periodista. El periodismo no puede quedar en manos de medios industria. 

Informar es un Derecho/Deber que nos incluye e involucra a todos.

¿ Imagine una sociedad, una ciudad, un país, el mundo sin información por un día ?  

¿ Imagine situación de derechos sin saber nada no tener acceso a la información ? 

3 de mayo es el Día Mundial de la Libertad de Prensa. 

La Libertad de Prensa, el derecho a informarse, a informar, el acceso a saber, es asunto demasiado serio para dejarlo en manos de medios y periodismo industrial  o en versiones oficiales.

“Lo que nosotros hacemos no es un producto, ni tampoco una expresión del talento individual del reportero.

Tenemos que entender que se trata de una obra colectiva en la que participan las personas de quienes obtuvimos las informaciones y opiniones con las que realizamos nuestro trabajo.

Por supuesto que un periodista debe tener cualidades propias, pero su tarea va a depender de los otros:

aquel que no sabe compartir, difícilmente puede dedicarse a esta profesión”.

“El periodismo, en mi opinión, se encuentra entre las profesiones más gregarias que existen, porque sin los otros no podemos hacer nada. Sin la ayuda, la participación, la opinión y el pensamiento de otros, no existimos. La condición fundamental de este oficio es el entendimiento con el otro:  hacemos, y somos, aquello que los otros nos permiten. Ninguna sociedad moderna puede existir sin periodistas, pero los periodistas no podemos existir sin la sociedad.”

Ryszard Kapuscinski  

 

    

 

  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.