Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/2/2012 1:36:18 PM

EL MOVIMIENTO INDIGENA DE QUINTIN LAME

 

 

 LA REBELION DE LOS SIERVOS Y LA DIGNIFICACION DEL SER INDIO

 

Como respuesta a esta ofensiva( VER CAPITULO ANTERIOR), entre 1910 y 1917 nació el movimiento dirigido por Quintín Lame, que comenzó con la consigna “no al terraje” para concretarse en lo que fue el programa de lucha de los indígenas en el presente siglo, cuyos aspectos básicos eran:

 

-  La defensa de las parcialidades indígenas y el rechazo a las leyes de extinción de los Resguardos.

 

-  La negativa a pagar terraje y el rechazo a la servidumbre.

 

-  La afirmación de los cabildos como centros de autoridad autónoma de los indígenas y como base de organización.

 

-  La recuperación de las tierras usurpadas por los terratenientes desconociendo todos los títulos que no se basaran en Cédulas Reales.

 

- La afirmación de los valores culturales indígenas y el rechazo de la discriminación racial y cultural en contra de los indígenas colombianos.

 

- La unificación de los Resguardos del Cauca y del país para constituir la “República Chiquita” al margen de los blancos, con un cacique general.

 

- Representación especial de los indígenas en Consejos, Asambleas y Congreso “porque si los blancos ordenan que repartamos los Resguardos entonces habrá en el Congreso indígenas que ordenarán a los blancos también repartir lo suyo entre los terrajeros, pues Dios dio la tierra para que todos los hombres fueran dueños de un pedazo” (Quintín Lame,1975).

 

Hacia 1913 el Movimiento de Quintín Lame comenzó a tomar fuerza en Polindara, San Isidro, Totoró, Paniquitá, Pisojé, Miraflores, Coconuco, Guare, Poblazón y Silvia. Poco después se unirían al movimiento los indígenas de las parcialidades de Tierradentro con Rosalino Yajimbo a la cabeza: Togoima, Avirama, Suin Chinas, Lame, Mosoco y otros que se oponían a la invasión de los blancos a los Resguardos de Inzá -apoyada y promovida por los misioneros- y a la segregación de tierras de los Resguardos lindantes con el recién creado pueblo de Belalcázar, otra obra misionera.

 

A la consigna inicial: “no pago de terraje” se agregó la defensa de los Resguardos amenazados por misioneros y colonos traídos por estos y la recuperación de la tierras usurpadas. En 1914 en Totoró y Sotará los indígenas se negaron a pagar terrajes, produciéndose la toma pacífica de Paniquitá. Los choques entre hacendados y mayordomos con indígenas aumentaron; la región indígena fue militarizada. Quintín Lame viajó a Bogotá a presentar sus reclamos ante el gobierno central sin mayores resultados, regresando a finales de 1914 para dedicarse a organizar un levantamiento general con el fin de constituir, con base en Tierradentro, la “República Chiquita” de la cual sería su cacique general. Todos los indígenas debían alzarse y tomarse las haciendas de la cordillera. El levantamiento debería realizarse el 14 de febrero de 1915.

 

Develado el plan, Quintín Lame fue herido y detenido en Cohetando el 22 de enero de 1915. Los militares, con el apoyo de los hacendados, misioneros y colonos realizaron una gran represión. Quintín Lame fue liberado nueve meses después.

 

En febrero de 1916 se dio la toma de Belalcázar. El Movimiento de Quintín Lame se fue extendiendo en el Cauca alcanzando zonas del Valle, Huila, Tolima, Nariño, donde se promovía su nombramiento como cacique general. Ahora pedía la elección de indios para el Congreso, apoyando coyunturalmente sectores locales del partido liberal a cambio del reconocimiento para las aspiraciones de su movimiento.  “No les quedaba a los indígenas sino dos caminos: o rescatar sus tierras peleando, o cambiar las leyes haciéndose elegir como representantes al Congreso, a las Asambleas y a los Concejos” (Quintín Lame, 1971).

 

El 10 de junio de 1916, ante la presión de los hacendados, Quintín Lame fue detenido cuando se encontraba leyendo en Puracé una proclama-programa de gobierno. “Ayer fue aprehendido el indio Manuel Quintín Lame como promotor de una situación encaminada a encender una guerra de razas de indígenas contra blancos para despojar a propietarios de sus tierras”, escribía el Gobernador en su informe. A su detención siguieron enfrentamientos entre los indígenas y la tropa; así mismo, se levantó una aguda controversia entre los grupos liberales y conservadores.

 

Quintín Lame fue liberado nuevamente el 21 de septiembre y desde Tierradentro se dedicó a organizar el levantamiento indígena. Los hacendados y el gobierno organizaron un grupo indígena armado al mando de Pío Collo, indígena y coronel de fuerzas gobiernistas en la guerra de los Mil Días, para enfrentar a Lame.

 

El 12 de noviembre de 1916 se produjo la toma de Inzá por los indígenas: el Alcalde y la fuerza de Pío Collo tuvieron que huir. Fuerzas del ejército y la policía llegaron de La Plata, Popayán y Cali para combatir el levantamiento indígena de Quintín Lame. Los misioneros se pusieron al frente de la represión y uno de ellos “guió a las compañías que nos perseguían y ordenaba matar indios, que esos no eran cristianos y el mismo padre hacía colgar de los árboles a los indios que caían prisioneros hasta hacerlos confesar en qué sitio me encontraba yo” (Quintín Lame).

 

La resistencia indígena se quebró: Quintín Lame logró huir a Totoró, pero Yajimbo fue apresado por Pío Collo para morir en la cárcel de Popayán. El movimiento indígena armado se desplazó al flanco occidental de la cordillera adoptando la forma de pequeñas guerrillas que se movían entre Silvia y Polindara atacando las haciendas y en espera de un levantamiento general armado. “Todo indio se levantará contra el gobierno porque está decretada la esclavitud y el embargo contra los indios y muy pronto se oirá el estallido del gran cañón de nuestra defensa” (Carta de Quintín Lame a Pío Quinta León en 1917).

 

Quintín Lame y varios de sus secretarios fueron apresados en una celada en El Cofre, Municipio de Cajibío, por Pío Collo el 9 de mayo de 1917. Quintín Lame estaría detenido hasta 1921, fecha en la cual se retiró al sur del Tolima donde continuó su lucha.

 

 CONTINUARA: VI-. LA REACCIONREACIONARIA CONTRA EL MOVIMIENTO INDIGENA DE QUINTIN LAME

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.