Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/2012 10:55:29 PM

EL TRISTE ESPECTACULO DEL PARTIDO DE LA U

El partido de la U fue un invento, para no decir que una jugada de ajedrecista,  del actual presidente para integrar la dispersa mayoría de poder en torno al fenómeno político llamado Álvaro Uribe. Era necesario para organizar la jauría mayoritaria con alguna visión de futuro, que permitiera manejar las listas, la elección de candidatos, el marco ideológico. La formula fue perfecta: crear un partido.

La idea cuajo por una razón que estaba contemplada previamente por el doctor Santos, quien ha vivido en medio del  poder y lo conoce muy bien: Si la cabeza era el presidente, los congresistas, lagartos por naturaleza, los políticos de carrera y los líderes regionales, se agruparían sin pensarlo en torno a las mieles del presupuesto y la burocracia. El poder otorga estas ventajas, por lo tanto su éxito estaba descontado. Lo que nunca imaginó el presidente Uribe, fue que Santos realmente estaba pensando en su candidatura y no propiamente en el futuro del doctor Uribe, ni en los programas de su gobierno. Los políticos en Colombia siempre se alinderan con quien este en el poder, esa es la triste historia nuestra, solo bastaba poner la carnada.

Siempre se pensó que era el partido de Uribe. No, es el partido de Juan Manuel  Santos, otra cosa es que haya utilizado  al primero sabiamente.  Pique arrastre, se dice en términos populares. El presidente ha demostrado ser un estratega del poder,  con un maquiavelismo sutil, pero con objetivos muy claros.  La única elección en la que  participó en su vida política, fue como candidato  presidencial, con votos prestados y un líder con mayorías a granel, paradójico no eran del doctor Santos, sino del presidente Uribe.

Lo que no contó ni Uribe, ni sus áulicos más cercanos,  fue que asumiera el poder y gobernará con su agenda, sus colaboradores, escogidos sin consultar a nadie, con programa propio, en fin con autonomía. El doctor Santos se preparó toda la vida, no para ser presidente sino para tener la dignidad de ex presidente, sitio en la historia. Nunca admitiría ser un testaferro del poder, se equivocaron los que pensaron dentro del Uribismo de pura sangre que sería así.

Entonces, la lagartearía que da para todo, pensó en la asamblea estar con el perro y con el gato. Imposible señores legisladores y políticos de carrera. Quien invitó al presidente Uribe a la asamblea se equivocó de aquí a Pekín.  Por ello  la asamblea fue un triste espectáculo.

La U como partido no se le augura larga vida, el doctor Santos terminará en el liberalismo y los congresistas terminarán alinderados con quien detente el poder. La asamblea adelantó el debate por la presidencia de las próximas elecciones.  Este es su único logro. Lo demás, da para una telenovela Venezolana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.