Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/27/2012 4:29:22 PM

EN EL VILO DE UN POSIBLE ACUERDO DE PAZ

oslo%202.jpg

 

Durante el inicio de los Diálogos de Paz en Oslo el pasado 18 de Octubre, el jefe del secretariado de las Farc Iván Márquez dio a la opinión pública un fuerte discurso sobre igualdad y modelos económicos fundamentados en sus ideales comunistas.

 

Este discurso eufórico y con un lenguaje netamente “rebuscado” contrastó con el discurso pacifico y racional de Humberto de la Calle, representante del Gobierno en la mesa de diálogo. La rueda de prensa, y en sí, los discursos ofrecidos por las dos partes dieron mucho de qué hablar en los medios masivos de comunicación y en las redes sociales, dado que el discurso que ofreció Márquez se salió completamente de los cinco puntos pactados en la agenta dispuesta por las dos partes.

 

Muchos colombianos opinan, y me incluyo, que después de estas fuertes declaraciones por parte de este miembro del secretariado de las Farc, donde Márquez planteó un modelo económico mandado a recoger y unas ideas precarias, que este proceso no va a prosperar y la historia se va a repetir como en el caso del Caguan al frente del entonces Presidente Andrés Pastrana.

 

¿Qué pasaría si durante el proceso en la Habana, las Farc se paren de la mesa porque el Gobierno no les puede cumplir todo lo que ellos quieren? Esto puede suceder, nada está escrito, y hablar de un proceso de paz de puede convertir en un show mediático donde las Farc adquieran el protagonismo que muchas veces han querido tener. Pero no perdamos las esperanzas, el Presidente Santos y el Gobierno se ven realmente interesados en que se pueda respirar paz en Colombia algún día.

 

Ahora, un proceso de paz no puede comenzar con el pie derecho si las Farc siguen mintiéndole al país, como la han hecho durante más de medio siglo. Esa forma descarada y sínica de declarar ante los medios nacionales e internacionales en rueda de prensa que ellos no tienen personas secuestradas, y que ellos no se financian y nunca se han financiado con el negocio del narcotráfico, cuando en realidad los colombianos sabemos que eso es totalmente falso. ¿Hay que creerle a las Farc cuando dicen que quieren la paz?

 

Pero debemos tener en cuenta que este grupo guerrillero se encuentra debilitado desde que Álvaro Uribe se encontraba en el poder, y no es que sea uribista ni mucho menos, pero durante los ocho años de gobierno de Uribe las Farc recibieron los golpes más duros en toda su historia criminal, lo que significa que a la fecha de hoy las Farc están debilitadas y que tarde o temprano terminarán perdiendo, lo que es conveniente que haya cese al fuego de forma negociada, aunque por negligencia y orgullo no quieran aceptar que están prácticamente derrotados frente a unas Fuerzas Armadas totalmente fortalecidas.

 

Personalmente quiero que el proceso de paz sea un proceso exitoso, aunque soy escéptico, pero los colombianos no aguantamos una víctima más, los colombianos no soportamos más dolor, más asesinatos, mas secuestros, mas desaparecidos; y si la única salida para que la guerra se acabe es un proceso de paz donde las Farc obtengan la participación política que siempre han tenido, bienvenido sea.

 

Posdata: Quiero mencionar una frase que dijo alguna vez el periodista grafico Jesús Abad Colorado: “Frente al fusil, la palabra”.

 

Diego Hernán Rubiano Devia 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.