Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2012 8:04:37 AM

Entre los paralelos 0 y 10

Qué tienen en común países como Ghana, Nigeria, Camerún, Etiopía  Somalia, India  Tailandia, Filipinas, Colombia,   Venezuela, Sierra Leona, Costa de Marfil, Burkina Faso, Ghana, Ecuador, Indonesia, Singapur? Que estos y otros países se encuentran entre los paralelos 0 (Ecuador) y 10, este anillo imaginario en el que los días y las noches duran lo mismo, y por lo general solo vemos dos estaciones: lluvias y sequía. Pero no sólo esto es lo que tienen en común, si repasamos de nuevo los nombres de estos países, algunos saltan a nuestra memoria porque  los noticieros y otros medios de comunicación nos hablan de pobreza, guerras civiles, violaciones de los derechos humanos y desigualdad. Será que en algo influye estar en este círculo maldito? Será el clima? Estaba reflexionando sobre la forma en que otros países han construido sociedades más igualitarias a pesar de que sus recursos naturales son escasos y sufren las inclemencias de climas extremos. Hay que encontrar ese factor diferenciador. Eso no lo sabemos (todavía), pero hay algo que si sabemos, somos una sociedad selectivamente tolerante, nos enfurecemos por que un diputado gordo dijo que la plata para el Chocó es como "echarle perfume a un bollo", o porque la canciller sugirió que es posible que nos quiten parte del archipiélago de San Andrés... todo esto es grave, pero peor que esto es que somos el tercer país más desigual del mundo y eso nos afecta a todos, pero todos lo toleramos. O digamos que no, que nos da mucha rabia, pero la guardamos y cada vez que un personaje como el Bolillo, la Canciller, un congresista rico que defiende los subsidios a la gasolina, etc, la embarra, ahí si! estallamos y nos indignamos. Pero yo comprendo todo esto, y creo saber por qué no canalizamos esta indignación para luchar por un país mejor, por que yo también soy una tolerante selectiva y se me nota en la vida diaria. Si por ejemplo voy a la EPS y el médico me atiende 1 hora después de lo pactado en la cita, me callo, no le digo nada, porque qué pereza una persona que le pone problema a todo, verdad? Nos enseñan a callar, a estar tranquilos aquí no pasa nada. Pero por otro lado la rebeldía se paga caro en un país como Colombia, fácilmente uno es tachado de apátrida, izquierdoso, mala leche, etc... sindicalistas y periodistas honestos lo han pagado con su vida. Entonces pienso yo, la revolución debería empezarla uno molestándose por las cosas rutinarias y preguntándose: Es justo pagar este precio? Es justo perder todo este tiempo en esta diligencia?  Me están atendiendo bien? Porqué están cortando estos árboles? Porqué hay tanta gente durmiendo en la calle? Porqué no hay parques con más árboles? Porqué hay tantos huecos? Camine por cualquier calle y pregúntese si está en perfecto estado, si se puede respirar tranquilamente, si puede caminar a la hora que quiera tranquilo, si no hay ruido excesivo, si puede dejar su carro allí con confianza, si no hay nada pidiendo plata, si no hay animales abandonados y si usted vive allí.  Hoy escribo esto porque yo quiero ser libre, respirar tranquila, ser feliz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.