Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/29/2012 2:32:27 AM

INDÍGENAS EN LA PICOTA PÚBLICA

ImgArticulo_T1_114752_2012714_181037.jpg

Desde siempre ha existido conflicto en la zona del Cauca, departamento de Colombia, comenzando por hostigamientos de la guerrilla de las Farc con el fin de apoderarse de diferentes municipios caucanos como; Caloto, Suarez y Toribío; lo que hizo que el ejercito también estuviese presente desde siempre allí con el fin de velar por la seguridad de la población civil en ese territorio.

Pero desde hace unos meses la situación en el Cauca se ha venido complicando, gracias a la intervención de los indígenas (nativos) de la región, quienes en los últimos días se unieron en “voz de protesta” para sacar a los grupos armados del lugar. Ya que, según ellos, quieren vivir en paz. Buenos, esa fue la excusa que usaron ante la opinión pública para justificar los diferentes problemas de orden público que habían generado los nativos.

Hace poco, cuando una comunidad indígena “retuvo” a un grupo de 30 soldados, un avión supertucano, perteneciente a la FAC cayó en cercanías al municipio de Jambaló, en el cual sus dos tripulantes murieron. Un grupo de líderes indígenas se quedó con la caja negra del avión y no la devolvieron sino hasta dos semanas después. Los indígenas afirman que el supertucano, de origen brasileño, fue derribado a tiros, a pocos metros de distancia. La Fuerza Aérea afirma lo contrario, que el avión cayó pero que no fue por impactos de bala.

Todos estos sucesos llevaron a varios periodistas, y a miembros de las Fuerzas armadas y de Policía a investigar más a fondo lo que sucedía detrás de los ataques contra el Ejército por parte de los indígenas. Se estableció que varios líderes indígenas tenían que ver con la guerrilla de las Farc, o eran miembros activos de la misma. Que el grupo terrorista ideó el hostigamiento por parte de grupos indígenas.

Algunos líderes nativos han hablado en diferentes medios de comunicación como Caracol Televisión o la W Radio, y han dicho que tenían retenidos a un grupo de soldados, pero que supuestamente también tenían retenidos a miembros de las Farc. Ellos mostraron un supuesto video en el que se le castigaba a un presunto guerrillero con látigo, como lo establece su comunidad, pero luego de analizar el video se llegó a la conclusión de que el presunto guerrillero era solo un indígena.

No es un secreto que el Cauca es uno de los territorios más importantes para la guerrilla, debido a que por ahí se trafica con armas, con drogas y es un importante afluente para mandar dinero para la este grupo terrorista. Y tampoco es un secreto que los indígenas del lugar cultivan coca en sus resguardos, y que luego esas matas de coca las venden a las Farc para que ellos la procesen y la vendan.

Los colombianos no podemos pretender, que como son indígenas, ellos usen su condición para poder hacer lo que se les venga en gana. Ellos son protegidos ante organismos internacionales como la ONU y diferentes ONG’s dentro y fuera del país, privilegio que ellos usan para victimizarse. Aunque también debemos tener en cuenta que las Farc utilizan a estas personas para llevar a cabo lo que ellos quieren, como el dominio del departamento caucano.

Los grupos indígenas siempre mencionan sus derechos, y casi siempre se basan en la Constitución, pero, si ellos exigen sus derechos ¿no es lógico que el Estado también les haga cumplir sus obligaciones? ¿Por qué los indígenas no son juzgados como el resto de colombianos, si ellos también son colombianos?

La revista Kien & Ke publicó en su página web, un video en el que la ex senadora liberal Piedad Córdoba da un discurso en el Cauca en el que incita a sus habitantes a protestar, pero las palabras de ella no hablaban solo de protestar, sino de incitar a los nativos a pasar por encima de todo el mundo y de la ley con el fin de cumplir su cometido. Las palabras de la señora Córdoba hacían, literalmente, apología al terrorismo. Las palabras de Córdoba incitaban, no a protestar pacíficamente, sino arremeter contra las fuerzas armadas. Armó calumnias convenciendo a los caucanos que las Fuerzas Armadas eran asesinas, que lo único que hacían era matar, luego ¿las Farc no asesinan a sangre fría?, Córdoba menciona al Estado colombiano como la peor escoria, pero nunca mencionó a grupos terroristas como las Farc o el ELN.

Es injusto que grupos indígenas pretendan pasar por encima de la ley, agrediendo a las FFMM que lo único que hacen es mantener la seguridad de los habitantes y de mantener la Soberanía Nacional. No podemos victimizar a los indígenas, no podemos convertir al Cauca en una nueva zona de despeje, en un nuevo Caguán. Ojalá los diálogos que se abrieron entre el gobierno y la población indígena sirva para que se acabe el conflicto armado en el Cauca.

 

Diego Hernán Rubiano Devia 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.