Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/10/2011 1:58:50 PM

INTERVENCIONISMO NORTEAMERICANO Y TERRORISMO

UN DIABLO A LA MEDIDA

 

Después de la caída del muro de Berlín, EEUU quedo sin enemigo a la vista, sin justificación para mantener el enorme ejercito, el enorme gasto militar, mayor que el resto de países juntos, y sobre todo para mantener no solo su intervención en el resto del mundo, sino el apoyo de su población frente a un enemigo siempre a las puertas del imperio para invadirlo o atacarlo.

 

Intentaron convertir al narcotráfico en ese “diablo que necesitaban con urgencia” y los carteles colombianos empezamos a aparecer en las películas gringas como los malos del paseo, pero era un enemigo demasiado pequeño para un imperio tan poderoso.Y apareció el terrorismo  y salvo el imperio; atrás, olvidado quedaba el comunismo.

 

El terrorismo es un enemigo que no se ve, pero ahí esta!; que se puede trasladar a cualquier parte del mundo, donde se necesite; que se le puede atribuir a cualquiera y ponerle la cara que quiera. Y que puede hasta ser reemplazado cuando este no procede con oportunidad de tiempo o de lugar.

 

Hoy no sabemos a ciencia cierta, cuales actos terroristas hacen los terroristas y cuales las fuerzas del imperio, para los medios de comunicación a su servicio, los terroristas son siempre unos solos.

 

A nombre y en lucha contra el terrorismo EEUU mantiene tropas y asesores militares en casi todos los países del mundo, vende armas a diestra y siniestra, invade los países que considera necesario a sus intereses y declara guerras, con la ONU o sin ella;  mantiene a la población del mundo incluida la norteamericana  al borde del pánico y la histeria; porque el miedo también es una forma de gobernar, de hecho, desde hace mucho tiempo tenemos claro que cualquier pequeña mosca o cucaracha puede convertirse en un terrible monstruo!.

 

Desde entonces y hasta nueva orden de hecho todo el mundo fue convertido en sospechos o terrorista, desde un turista en los aeropuertos, un tira piedra en una manifestación publica, hasta un barrabrava de un estadio de  fútbol, puede ser tratado como  terrorista sin que nadie proteste.

?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.