Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/12/2012 9:14:18 PM

JUAN GONZALO ANGEL RESTREPO; nos enseña sobre la glándula canina

images (3).jpg

Todas los que tenemos  perro, deberíamos saber  la importancia de mantener la parte **bleep** del perro completamente limpia y segura.

Esto es fundamental  para una excelente  salud de nuestra mascota, ya que un perro no puede limpiarse por sí mismo, por lo cual necesita la ayuda de su propietario o un veterinario pero es muy sencillo en casa se puede hacer.

No es algo que precisamente sea lo más  agradable; el tener que limpiar la parte  **bleep** de nuestra mascota, pero es algo que podemos hacer con cierta repetición  aunque la parte externa se encuentre  a simple vista  limpia, debemos internarnos: ya que hay unas glándulas en el interior que pueden tener exceso de excremento.

Las  glándulas que se hallan dentro del ano del animal, se les denomina  glándulas perianales y son las delegadas de retener el excremento cuando el recorre el intestino.

La acción manual del propietario es primordial  para que el perro no posea dificultades  infecciosas y futuros problemas de salud por causa de las bacterias del intestino.

La regularidad  para higienizar la parte **bleep** de nuestro perro dependerá de muchos factores, y uno de ellos el tamaño y la raza  de nuestra mascota. Básicamente es bueno realizar esta acción un mínimo de 3 o 4 veces a la semana, aunque si se puede hacer a diario  es muy aconsejable que lo haga.

Primero puede poner los dedos índice y pulgar precisamente abajo del ano del perro y palpar hasta localizar una “bolita” (la glándula perianal). Se presiona firmemente y hacia el ano. Saldrá un líquido maloliente y de color café. Procuren de preferencia utilizar guantes, tapaboca y lentes. Limpiar preferentemente durante el baño del perro. Si se realiza entre periodos de baño, utilizar, si, una toallita húmeda, pero solo para limpiar alrededor del ano y pelaje que se ensucie después de “exprimir” la glándula.

Para limpiar la glándula **bleep** de nuestra mascota usa una toallita húmeda sin alcohol, puede ser de la misma que se usa para bebes recién nacidos. Debes sumergir  un dedo  dentro del ano del perro, no muy profundamente, de manera que limpiaremos así los restos que puedan haber en el interior. ¿Fácil verdad?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.