Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/13/2012 6:17:37 PM

Juan Gonzalo Angel Restrepo habla del extasis en Colombia


Esas “pepas” pequeñas llamadas éxtasis, que tanto afectan la salud y que pueden generar demencia a largo plazo, son una realidad inminente en Colombia.

Las autoridades no reportan capturas por tráfico de éxtasis, ni incautaciones de esta droga, a diferencia de lo que sucede con la cocaína, base de coca, basuco y marihuana.

Sin embargo, Juan Gonzalo Angel Restrepo quien a parte de ser un empresario exitoso  dedica su tiempo también  a atender adicciones, confirma que el expendio y consumo de extasis es tan común, que se vuelve “pan de cada día”.

Es una droga que se viene consumiendo desde hace bastante tiempo en todo el pais. Los mismos chicos confirman que sí la han consumido y que no es difícil conseguirla, sobretodo en los lugares nocturnos y demás espacios de rumba”, afirma Juan Gonzalo, quien a trabajado durante 12 años con  fundaciónes y centro de rehabilitación, en Colombia, atendiendo directamente casos de adicción.

Juan Gonzalo  es especialista en Desarrollo Personal y Familiar, y orientador de diplomados, talleres, y veedurías, sobre adicción.

“Lo que no permite detectar un porcentaje fiel del consumo, seguramente son los efectos engañosos de esta droga porque no produce tufo, ni se detecta fácil. Es que no hay alcohol en el organismo de quien la consume”, agrega.

Los Jovenes son quienes mas consumen


Sus efectos engañosos, colores y diseños atractivos, que hasta parecen emoticones, hacen que estos comprimidos que crean adicción, sean especialmente atractivos para los jóvenes y adolescentes.

“El consumo en nuestro país es alto, consumen desde los adolescentes en edad temprana de más o menos 14 años en adelante, hasta los universitarios. Es la etapa de los cambios y búsqueda de alternativas que los lleven a experimentar sensaciones fuertes. La mayor parte de adicciones a esta droga, se presentan en la juventud. No es difícil deducirlo porque incluso se vende en sitios de rumba juvenil”, dice.

“Los chicos cuentan que esta es una forma de engañar fácil a sus padres porque no llegan a sus casas borrachos ni con olor a tufo. Además comprar éxtasis y mantenerse con agua toda la noche, les sale mucho más económico que comprar licor”, cuenta Angel Restrepo.

“Es indispensable que los padres de familia estén muy pendientes del comportamiento de sus hijos para que reconozcan sus cambios de actitud y no se fíen porque no consumen licor. Deben recordar que características como la pupila dilatada, y señales como la resaca extrema y depresión luego de una rumba, sin haber consumido licor, pueden indicar riesgo de que su hijo esté consumiendo éxtasis”, añade.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.