Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/30/2012 11:20:25 AM

LA CLOACA DEL CONGRESO


EL CONGRESO UN FORTIN DE LA DELINCUENCIA DE ELITE EN EL PAIS


No es para menos, ni desde ahora; hace mucho tiempo que desde allí salen las leyes que amparan la corrupción en este país y se ha convertido en un santuario de bandidos, no solamente todos quieren pertenecer al congreso, sino que no hay  ley, ni sociedad que se los impida; no escuchan, no rectifican, ya ni siquiera guardan las apariencias mínimas de decencia y de dignidad que su función debería de exigir.

 

Después del bochornoso y desvergonzado escándalo de la  mal llamada reforma a la justicia, rechazada solo por 26 de los 268 parlamentarios y que  dejo al congreso con solo un 16% de apoyo en la opinión publica, tuvieron la oportunidad y no fueron capaces porque iba contra su naturaleza,  de enviar un mensaje de decencia al país en el nombramiento de sus juntas directivas, pero árbol que nace torcido solo el hacha lo endereza.

 

 Hoy están en las mesas directivas de Senado y Cámara los mismos protagonistas de primera línea del escándalo del intento de impunidad e inmunidad para los crímenes de la elite del país, ellos incluidos; como si nada hubiera pasado, como si eso no fuera con ellos, como si lo que piensa y quiere el país no importara y en efecto no importa, quien decide es el poder y ellos hacen parte de él.

 

El congreso tiene las directivas que se merece. En la presidencia del Senado, que en Colombia se ha convertido en una antesala a la cárcel, 12 de sus 13 últimos presidentes han sido condenados o están siendo investigados, quedo como estaba acordado, Roy Caprecom Barrera, caracterizado por su falta de principios, por su alma de traficante, que voto positivamente la conciliación que dio origen al exabrupto de la reforma a la justicia; que cobra a través de sus testaferros, el módico 30% de los contratos, para la prestación de los servicios de Salud de esta EPS publica, puesta por el gobierno en sus manos y que ayudo a quebrar; ¿que  será entonces con el enorme presupuesto y los contratos en el  Senado?. En la mesa directiva  es reforzado por  Édgar Espíndola, del PIN como segundo Vicepresidente; ya todos sabemos que  el PIN es el partido de los Martínez y los Abadía.

 

La presidencia de la cámara le fue entregada a la extrema derecha Uribista, a un exintegrante de la anterior comisión de acusaciones de la Cámara, la mayor expresión de la impunidad y en consecuencia de complicidad con la delincuencia de cuello blanco en el país, Augusto Posada, quien no solo voto positivamente los micos de las reforma a la justicia sino que dice estar en la   U “en tanto se respeten esos legados que dejó el presidente Uribe de seguridad democrática, internacionalización de la economía y cohesión social”.

 

Pero los desafueros y la posición desafiante del congreso no paran ahí, fue elegido para la comisión primera constitucional Gustavo Puentes (Partido Conservador) uno de los 12 conciliadores que hicieron los micos del texto final de la reforma constitucional a la justicia. El descaro no es mayor porque no puede haber mas para donde. Todavía se enfrentan en el  congreso para nombrar para nombrar los secretarios de Senado y Camara, la mano derecha en la corrupción de las mesas directivas.

 

POSDATA:  Sueldo de un congresista, fuera de coimas y contratos: “Básico $5.088.506, Gastos de representación $9.046.485, subsidio de vivienda $5.496.999,prima de bienestar y salud $1.413.508, Total Devengado mensual $21.045.638, sin incluir, primas de año, equipo de colaboradores mín. 5, esquema de seguridad, tiquetes aéreos, telefonía, vehículos blindados, conductor, gasolina gratis, franquicias, Total $83.333.333/mensual, al año son los mil millones de pesos, para el periodo de 4 años que son elegidos, son 4 mil millones;  y son 268 congresistas. Revocatoria ya, con sueldos no mayores a 6 millones y condiciones iguales a las del pueblo, para volverlos asi sea a la fuerza, verdaderos servidores públicos como dicen ser” Forista El Espectador

 

Pero en Colombia esto no es motivo de escándalo, como tampoco es el salario mínimo que se paga a los trabajadores y los 180 millones de pesos mensuales que le pagaban por robarse los recursos públicos de la Salud, a Carlos Palacino, presidente de Salucoop.

 

En Colombia todo le esta permitido a la elite y solo algunos que caen en desgracia los toca pagar los platos rotos. Colombia reino de ladrones y criminales desde le poder, porque para eso es el poder, PARA PODER!.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.