Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2011 6:28:43 PM

LA CORRUPCION DEL PODER O EL PODER DE LA CORRUPCION

 

LA CORRUPCION DESDE EL PODER: LA PRIMERA INDUSTRIA NACIONAL

 

El poder para que? es la pregunta de algunos ingenuos de la política; y la respuesta es tan simple como verdad de Perogrullo: para poder! y con ello se explica en buena medida el porque los gobiernos autoritarios con mayor propensión, terminan siendo corruptos.

 

La corrupción es una forma de acumulación originaria y  hace parte fundamental de la cultura administrativa del país; una historia de la corrupción, daría buena cuenta no solo de la forma como se ha manejado el país, sino también del origen de la riqueza de la mayoría de las grandes familias “de bien, que dignifican y ennoblecen al país": desde la administración pública y alrededor de ella se han hecho las grandes fortunas. Empotradas en el estado se encuentran verdaderas dinastías que se suceden en en el reparto del esatado y en el desfalco del país.

 

Saquear el erario público, utilizar la función pública en provecho personal y de sus padrinos, es una parte importante sino la mas importante de la historia administrativa del país y a no dudar, la principal industria nacional de la vida republicana, solamente  equiparable con la del narcotráfico surgida posteriormente.

 

La corrupción pública es una constante en toda la historia de Colombia y a no dudarlo, detrás de cada gran fortuna en el país esta el manejo de los cargos públicos, la contratación leonina con el estado, el saqueo de los recursos fiscales por apropiación particular y las comisiones por la adjudicación de contratos o venta de empresas publicas a entidades nacionales o extranjeras, por medio de las cuales se entrega o se hipoteca la soberanía del país y se regalan los recursos y bienes públicos.

 

Y esto ocurre todos los días, a todos horas y en todas las instancias de la administración pública: los municipios, los departamentos y el nación, y solo nos damos por enterados cuando se producen los escándalos recurrentes, los cuales se dan cuando los perros se pelean por la repartición del botín  o del poder, cuando se necesita representar al comedia del "ladrón que grita, cojan al ladrón", o cuando por equivocación, algún funcionario honesto y despistado llega a la administración pública y cree que hace parte de otro gobierno o definitivamente, cuando las evidencias son tales que se pierde la capacidad de manipulación ó de cinismo o cuando se decide aprovecharlo politicamente.

 

La corrupción esta incrustada en el poder, hace parte de él, porque para eso es, para poder!. Desde el estado se hacen las leyes para promover y favorecer la corrupción y la impunidad, se eligen a se nombran  a los funcionarios para que roben o dejen robar y se procesan o no a los delincuentes.

 

El problema de la corrupción es un problema además de cultural, de nuestra estructura política: si no tenemos un proyecto nacional, un proyecto común a todos los colombianos no existen los intereses generales y si los intereses generales no existen, por sustracción de materia, son los intereses personales y particulares los que se imponen y naturalmente los recursos y los cargos públicos son el primer botín.

 

Hoy, en buena hora, asistimos a una cruzada nacional contra la corrupción, motivada por el afán del presidente Santos de deslindar campos con la extrema derecha y con el expresidente Uribe, y la desbordada corrupción de sus 8 años de gobierno, ha sido el campo de batalla escogido por él.


Pero aun no caen los que son, hasta ahora solo hemos visto enjuiciar a los mandos medios, los peces gordos siguen aun a cubierto.

?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.