Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/2011 12:19:53 AM

La ética y la política.

Sobre la ética y la política. Abrir una puerta implica cerrar otras. Abrahmovich. Se dice o se habla de la ética como única alternativa de un cambio positivo. Analizando nuestra cultura occidental, mezclada con otras culturas sudamericanas, podríamos decir que la ética de América Latina, de su pensamiento, es muy variada. Normalmente se puede hablar de una ética cualquiera, refiriéndose a una ideología. Cada ideología tiene su propia ética. Por esta razón, más de una vez, al convivir gente de diferentes, de diversas ideologías, en un igual hábitat, se producen serios conflictos. Se opina, se juzga con la ética de uno la opinión de otros. Si pensamos que la ideología es una unión de pensamientos e ideas, que forman una unidad finita, estaremos observando que conlleva una ética determinada. Como nuestra cultura Latino-americana es muy particular, podemos deducir que tenemos una ética muy distinta de las otras culturas. Refiriéndome exclusivamente a la ética de la política, de nuestra cultura tan joven occidental y cristiana, podemos asombrarnos al ver cuan atrasados estamos con relación a otras culturas del mundo. El suceso pasa a diario en varios países de América Latina, donde en época electoral se compran y se venden grandes cantidades de votos, para elegir Senadores y Presidentes de la República. Estos señores, supuestamente de ideología cristiana, no tienen ningún sentimiento de culpabilidad al salir elegidos comprando votos. Hasta en la ética de los países musulmanes está mal vista la compra la de votos para elegir personas. Comprar y salir elegidos Senadores cuando los demás seres van a votar honestamente por que creen en el sistema democrático, es ¿ser ingenuos?, ¿retardados mentales?, o ¿idiotas útiles? Ir a votar entonces es como ayudar a volver legítimo un proceso corrupto, igual a un golpe de estado. Esos Senadores elegidos por la compra de votos, irán al congreso de la República a aprobar Leyes, de tal índole como con los medios que fueron elegidos. ¿De que otra forma podemos llamar un congreso, o un gobierno salido de un fraude? Al ser el congreso de un país, el lugar donde se va a impartir justicia, para todos los ciudadanos, no podemos estar seguros, que los congresistas elegidos por compra de votos harán Leyes Justas y equitativas. Tenemos el derecho a dudar, de que si no fueron éticos en primera instancia para obtener sus curules parlamentarias tampoco lo sean para impartir justicia y gobernar a los demás hombres. Este fenómeno de corrupción desautoriza a cualquier estado que se pretenda Seudo-democrático. En este problema se ven enredados muchos países de América Latina. No cabe nombrarlos. Ya se conocen por todas partes. La pregunta que debemos hacernos los latino-americanos, es ¿si debemos tener dentro de las organizaciones democráticas, a países que son otra especie de Dictaduras? Las juventudes de nuestros países están en juego cuando se educan los jóvenes en el juego de la doble moral del fraude. En la vida cotidiana nuestros hijos van a comenzar ha hacer fraude para su vida cotidiana. Van a comenzar a estafar, a robar la gente a su alrededor, sin ningún tipo de prejuicios. El derrumbe de esa sociedad será cosa de años. Es aquí, cuando llegamos a este punto, donde nos damos cuenta de la importancia de la ética en la ideología. No solamente de la importancia, sino de la necesidad de que exista una ética con una profunda solidez social. Esto debería ayudar a que no tengamos en el futuro próximo políticos corruptos que hacen fraude. Cada día que pasa escucho decir a la gente que la distancia cultural que nos separa de europa es más grande que nunca jamás lo había sido. El aceptarnos inferiores no debe consolarnos, debemos cada día criticar esto que existe hasta que se realicen grandes cambios a nivel social. No se puede pretender que los demás sean lo que nosotros no somos. Pero si podemos soñar una sociedad mejor. No importa que al principio la gente no tenga confianza en nuestras palabras. Con el tiempo si observan una sociedad mas justa, la defenderán siempre y no permitirán que crezcan en ella políticos corruptos que nos vengan a estafar, por ser pobres e ingenuos. No podemos aceptar sociedades dentro del sistema democrático de América Latina que tengan vicios de corrupción. Así al denunciar los gobiernos corruptos estaremos haciendo fuerza para que cambien. El caso de Honduras, uno de los últimos que trató de dar un golpe de estado militar, fue atacado por todos los países democráticos del mundo. Empezando por los Estados Unidos que prácticamente les quitó la visa y casi cierra la embajada americana en Honduras. Las democracias de la región no pueden darse el lujo de tener golpistas ni dictadores de ninguna especie, porque se regarían nuevamente por el continente. Seguro igual tenemos seudo-democracias por el continente, nuevas formas de dar golpes de estado, sin tirar un tiro, con fraudes comprando votos para elegir dictadores de bolsillo. Ellos, los dictadores, después le quieren hacer creer a la gente, a sus pueblos, a los demás países del mundo, que son estados democráticos, cuando nosotros sabemos que son corruptos, como lo fue Fujimori en Perú, dice MVLlosa que se llevó usd 6.000. millones. No pasan desapercibidos. Debemos ser honestos con nosotros mismos, para no dejar entrar en nuestros países los artífices de tantos crímenes. La evolución de América Latina es democrática, y no hay ninguna duda. J.Alemany
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.