Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/17/2012 9:40:07 PM

LA IDENTIDAD SEXUAL, UN DERECHO DE TODOS, NO ES ENFERMEDAD NI MUCHO MENOS UN PROBLEMA.

Por: Andrés C. Hernandez

 

La cultura colombiana puede llegar a los extremos irreverentes y lanzar preguntas escuetas como: ¿Entonces prefiere que un niño se quede en la calle pidiendo limosna y metiendo pegante, a que viva su identidad sexual con una pareja de su mismo sexo que tanto anhela criar un hijo? Aunque esto es cierto, no hay que llegar a este punto tan decadente para explicar que parece un poco involutivo catalogar la identidad sexual no solo como una perversión, sino también como un delito.

 

La sociedad colombiana tercermundista y con tintes de inmadurez combinado con realismo mágico, que da primera plana a una lechuza herida en el campo de juego , parece mostrar la debilidad y la falta de identidad personal para tener unos patrones morales muy sensibles y ser muy condescendiente con quienes sufren algún tipo de maltrato (o patada), pero "les, chuza" la conciencia aceptar que la sociedad y la juventud han tomado un rumbo diferente en el núcleo familiar "ha tomado otras posturas" y que lo que prima por encima de la única familia es la que integra un hombre y una mujer , no una pareja del mismo sexo , que lastima que no podamos entender la identidad de cada persona.

 

El prestigioso párroco de la capital colombiana, que hablo "claramente" en una tertulia nocturna, dejo las posturas de la iglesia católica muy bien argumentadas, para que los devotos cristianos repliquen su sermón de memoria, cuando se hable de casualidad de temas de identidad sexual en el almuerzo dominical. Con ahínco, el sacerdote manifiesta que el niño que crezca sin una figura materna y paterna respectivamente, tendrá poca higiene mental y una identidad podrida … ósea que si una mujer enviuda y queda sola con sus hijos ¿serán estos unos niños sucios y desechables sin oportunidad de limpiar sus mentes para convivir con una identidad ante la sociedad?

 

La identidad sexual ha sido catalogada por nuestros intachables políticos como una conducta antinatural, que no se merece ni siquiera concebirse dentro de futuras concesiones, hablando en términos de protocolos que idealizan leyes.

 

Es necesario que nuestra estreches de pensamiento y moral se esparza sin tapujos ni tabúes. Entre los temores de políticos y religiosos por incentivar una sociedad proclive a la identidad sexual, aluden a que científicamente se ha demostrado que la identidad sexual se hace, no nace, el método de consulta causa ciertas dudas, pues incluso está comprobado que lo hijos adoptivos entre parejas homosexuales no tiene más probabilidades de ser gay ni mucho menos lesbiana que los de las parejas heterosexuales. Si una persona aprendiera a ser gay, el número de curas y seminaristas aumentaría notablemente, por algunas conductas recurrentes entre sacerdotes.

 

Lechuza en el campo de fútbol, niño con hombre y mujer, o con mujer y mujer o lo mismo en sentido contrario… Es válido, el realismo mágico de macando es real y puede aportar cosas maravillosas a la moral y el pensamiento de las personas, de que la identidad sexual no es una enfermedad ni mucho menos un problema.

 

Como dice el comercial: "la decisión está en sus manos", busquemos un país de igualdad para todos, y de un mejor futuro para los demás.

 

Porque:
"Si una persona aprende a ser gay, lesbiana, bisexual o tras" ¿usted cuándo aprendió a ser heterosexual?

 

@andrescamilohr

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.