Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/2/2012 5:27:22 AM

LA PAZ Y SUS CORTINAS DE HUMO. Por: Carlos Alberto Lenis Garcìa.

LA PAZ Y SUS CORTINAS DE HUMO.

Por: Carlos Alberto Lenis García.

Hablar de Paz en Colombia es una comidilla tan común como la de hablar continuamente de Futbol o de cualquier tema que genera convocatoria. De PAZ en Colombia se habla desde siempre, desde su creación como Republica, y quien sabe hasta cuando se seguirá hablando.

 

Lo más reciente es lo que dice llamarlo ahora el Gobierno de Juan Manuel Santos, quien en sus dos primeros años de presidente no tuvo ni siquiera un consejero de Paz como lo hicieron sus antecesores, de dar comienzo de una manera definitiva a una serie de conversaciones que “no terminarán hasta que se llegue a la Paz”.

 

Coincidencia que se da con el “revolcón”  ministerial, que no es tal, solo una rotación de carteras y cargos, para afinar sus dos años últimos de este mandato, pensando en su relección o el de dejar a uno de sus amigos a las puertas de su sucesión.

Santos se acercó de una manera sorprendente al Presidente Venezolano, el mismo que él, en manguala con Álvaro Uribe, atacaron con soberbias palabras cuando fue ministro de Defensa,  denunciándolo de amigo y aliado de las FARC, pues este mismo, Hugo Chávez, es el lazarillo que lleva a su anterior enemigo a que se inicien esos tan ya gastados DIALOGOS DE PAZ.

Las noticias oportunas dadas a conocer en RCN Radio por Francisco Santos, anterior vice de la República, dejaron no atónitos, ni sorprendidos a los Colombianos, sin preocupados, porque ahora, y así ha sido durante esta semana que concluye, es el pan de comida diario de los medios de comunicación, dejando otras noticas como panorama de segundo plano.  Hay otros temas importantes a tratar y resolver en estos momentos.

 

Si la PAZ para Colombia se quisiera de parte de los denominados narco terroristas de las FARC, ya estuviéramos transitando de nuevo y sin problemas por el territorio nacional, no hubiese más ataques en el Cauca y sus municipios sitiados, no habría emboscadas a la fuerza publica, y en General COLOMBIA ya tuviera en sus mas de mil municipios y localidades una tranquilidad absoluta. Pero esto no es así. Mientras “Pacho” Santos en un tono emocionado a las 7 de la mañana del pasado martes 28 de agosto daba a conocer su primicia, que llevaba varios días guardada, las conversaciones en la Habana se iniciaron en la segunda semana de Mayo, a esa hora estallaba un petardo en un municipio de Norte de Santander. En estos últimos siete días  han  venido presentándose varios atentados, lo que nos significa que eso será otro tiempo perdido, y que Santos aprovechará para seguir su candidatura disimulada o la de su amigo para doblegar desde el primer asalto a sus rivales, incluyendo al que Álvaro Uribe Vélez lance como su candidato.

Por qué las FARC no se manifiestan, al menos con un comunicado, diciéndole a Colombia que ellos si van a tomar con seriedad esta etapa más de los denominados DIALOGOS DE PAZ?  O por qué no se alistan y salen públicamente en los pueblos donde siembran el terror a decir que ellos comienzan desde ya a dar respuestas positivas de PAZ, no bombardeando y matando seres inocentes?

 

Para que se crea que de parte y parte, tanto gobierno como  FARC, se va a llegar una realidad absoluta y verdadera de PAZ, es necesario que se enseñen cosas atinadas a este tema.

Que la delincuencia que rodea los actos de violencia de las FARC será concluida, como el narcotráfico, debe existir ya un pronunciamiento al respecto. Y de que otras acciones que dejan dolor y tristeza, desaparecerán por completo.

Así, de esa forma, se creerá que este acto no será UNA CORTINA DE HUMO MÀS.   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.