Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2011 5:00:40 PM

La "chusma" se va a tomar el poder en el Cauca

guardia%20indigena.jpg

“LA CHUSMA” SE VA A TOMAR EL PODER EN EL CAUCA

 

Popayán, 6 de mayo de 2011

 

Esa es la frase con que el actual Gobernador del Cauca alerta a la clase política tradicional para obligarlos a pensar en una estrategia política diferente a la que actualmente impulsan. Buscan y rebuscan un candidato que los unifique pero hasta ahora no lo encuentran.

 

Él sabe que es responsable del tamaño a que ha llegado la inconformidad popular. La gente no aguanta más corrupción e incapacidad. En fin, el Gobernador González representa la total falta de conexión de la clase política tradicional con los intereses del departamento y de su población.

 

Mientras tanto los “alternativos” no reaccionan ante la situación. Existiendo todas las posibilidades de unión se desgastan en discusiones “internas” para ver cómo “cuadran” sus postulaciones electorales. Al no acudir a procedimientos participativos siguen el camino trillado. El problema consiste en que la “unidad por arriba” no genera la fuerza necesaria para derrotar a las maquinarias electorales. Queda faltando mística y convicción.                                                                                                                                                                                                                                                                   

Por ello, desde el año pasado planteamos la propuesta de realizar una Consulta Popular Abierta para escoger candidato único a la Gobernación. Era unir las voluntades de la ASI, Polo, AICO, las negritudes u organizaciones de Afrodescendientes, los liberales y conservadores independientes que estuvieran – de verdad – comprometidos en la lucha contra la corrupción y en la defensa de los intereses populares.

 

Propusimos recorrer desde el mes de marzo todo el departamento, municipio por municipio, UNIFICADOS, animando a la población para que en forma democrática se escogiera el mejor candidato de los sectores populares para DERROTAR A LOS CORRUPTOS y excluirlos totalmente del manejo de nuestros recursos públicos.

 

Esta propuesta quedó plasmada en una Carta Abierta que se publicó en diferentes medios de comunicación y que le hice llegar a quienes hasta ese momento habían presentado sus nombres como posibles candidatos: Jesús Enrique Piñacué, Temístocles Ortega, Gema López de Joaquí y Amadeo Cerón Chicangana.[1] 

 

Pero no fue posible. Los intereses de grupo o personales no lo permitieron. No existió capacidad de riesgo. El método de la componenda burocrática, los acuerdos a espaldas de las bases, los supuestos apoyos o “colas” que cada cual cree tener, frustraron la posibilidad de generar un gran movimiento que produjera una verdadera Convergencia Democrática en el Cauca.

La crisis de la democracia representativa

 

Lo que he percibido en mi contacto directo con la población es que las gentes – tanto de Colombia como del Cauca – han perdido la credibilidad en los partidos políticos.

 

Los partidos tradicionales se mantienen precariamente con la compra de votos. Para hacerlo usan los recursos del Estado y de las mafias. Presionan y chantajean a la población más pobre y atrasada. También, a los profesionales y técnicos que sólo tienen oportunidad de trabajar con entidades o empresas del Estado. Les ofrecen trabajos de 2 o 3 meses con sistemas de contratación que violan todas las normas laborales. Así sumen sus vidas en la indignidad y en la frustración. Es una verdadera tragedia.

 

En la práctica, desde hace más de 20 años los partidos tradicionales no tienen otro método para captar la voluntad popular. Luis Carlos Galán Sarmiento fue el último representante de la clase política tradicional que planteaba ideas y propuestas. La misma oligarquía - en alianza con las mafias - lo asesinó en 1989. Fue un verdadero suicidio de clase.

 

Por otro lado, los nuevos partidos políticos - llamados “alternativos” - tampoco han dado la talla. El Polo no supo o no quiso reaccionar a la infiltración de la corrupción. La división intestina facilitó que personas inescrupulosas se aprovecharan de ese loable esfuerzo democrático. Hoy se encuentra notablemente reducido y no muestra capacidad de reacción.

 

Los “verdes” empezaron bien. La ética y la honestidad se colocaron en primer lugar. Sin embargo al descuidar el contenido programático no se mostró consistencia política. El “Ni uribista ni anti-uribista” de Fajardo anuló al “no todo vale” de Mockus. Al presente, la división es profunda. Peñalosa mostró su perfil “uribista”, Antanas quiere rectificar pero vacila y “Lucho” pretende recuperar “gobernabilidad” al precio que sea.

 

Mientras tanto, la mayoría de los jóvenes “verdes” y “amarillos” - que por un instante se involucraron en la acción política -, se encuentran frustrados y escépticos. Muchos llaman al voto en blanco, otros no quieren saber de política y la mayoría están buscando una forma de acción civilista que responda a sus anhelos y sueños. Seguro que, al igual que los jóvenes árabes y españoles, la van a encontrar.    

Nuestro qué hacer…

 

¿Nos quedamos con los brazos cruzados esperando que las cúpulas decidan por nosotros? ¿Permitimos que el estilo tradicional de la componenda sea el que se imponga en los partidos que se reclaman defensores de la ética y de la democracia?

 

¡No! Es el momento de reaccionar. Desde el día 30 de mayo de 2011 iniciamos la tarea de irnos a las bases sociales. Sin siglas ni remoquetes. Sin camisetas de colores ni fórmulas preconcebidas. Sin amarres y con capacidad de riesgo. El propósito es recuperar la voz directa de las personas del común. Reiniciar y rectificar.

 

La idea es organizar un Movimiento Ciudadano, Cívico, Civilista, Pacífico y Popular, que nos UNIFIQUE como individuos pensantes que podemos aportar toda nuestra capacidad a rescatar el rumbo de la decencia en este hermoso y rico país. Si nos decidimos, podemos hacerlo. Sin diferencias de color político o creencias religiosas. Sin resentimientos.

 

En ese movimiento participativo decidiremos el qué hacer. Un sector de los jóvenes “verdes” de Popayán plantean que la mejor forma de derrotar a los corruptos es impulsando el VOTO EN BLANCO. Otros creen todavía en la abstención. Nosotros pensamos que hay que derrotar el miedo para DERROTAR A LOS CORRUPTOS EN LAS URNAS.

 

En fin, será el colectivo, la asamblea, la opinión de nuestros amigos/as, compañeros/as y personas que se vinculen a este proceso, quienes decidan en forma democrática el camino por recorrer.

 

NOTA: No permitamos que los $500.000 millones que van a llegar al Cauca por concepto de regalías sean manejados por los mismos de siempre. No les demos la oportunidad de comprar y chantajear a nuestra gente con nuestros propios impuestos y recursos.

 


[1] http://www.elliberal.com.co/index.php?option=com_content&task=view&id=36815&Itemid=183

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.