Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/9/2012 1:22:22 PM

LA VIOLENCIA VIRULENTA CONTRA LOS NIÑOS EN COLOMBIA

Es oprobiosa la violencia a que son sometidos los niños en Colombia. Son prostituidos, violados, maltratados, matoneados, abandonados, trabajan y no estudian que es lo correspondiente, mueren por balas perdidas todos los días y ahora tristemente, se volvió corriente enterarse de asesinatos perpetrados contra ellos, en la mayoría de las veces por grupos armados y delincuencia común, o lo que es peor, por sus propios amigos, familiares cercanos, incluyendo a los padres, lo que está por fuera de cualquier previsión.

Estamos absolutamente anestesiados frente esta flagrante realidad. Nos acostumbramos a verlos en los semáforos, ingiriendo droga delante de nosotros en cualquier calle, botados en el suelo como animales, andando de los brazos de indigentes como fórmula infalible para pedir limosna. Las razones de esta indiferencia habrá que estudiarlas con mucho cuidado, lo cierto es que  somos como témpanos de hielo, poco nos importa ver estas imágenes, nos convencimos que este sólo es un problema del estado, de las ONG y de los propios afectados.

Cada quien piensa, que mientras nada les pase a sus hijos, todo estará bien. Está es una equivocación garrafal, el síndrome del gueto es una actitud de la que  hablaré en otro artículo. A pesar de la existencia de infinidad de ONG y organismos institucionales dedicados a proteger a los niños colombianos, buscando infatigablemente fomentar políticas de inclusión, no será suficiente nunca para superar el flagelo, si no asumimos una conciencia frente al mismo que nos comprometa a todos. La primera pregunta es: como tratamos a nuestros propios hijos, que tiempo le dedicamos y que sabemos realmente de ellos y su entorno, empecemos por casa y a renglón seguido asumamos una actitud proactiva frente a lo expuesto.

Ayer me entere por las noticias que fue asesinada una niña de quince años a la salida de una institución escolar en un pueblo de Antioquia, se sumaba a este hecho la muerte de una niña por una bala perdida en Cali y el abandono de un recién nacido en Bogotá, un diputado en Huila agredió a su hija generando lesiones personales que obligaron a personas cercanas llevarla a urgencias. Esta es la estadística visible de un solo día, en Antioquia llegan a casi un centenar los niños muertos en estos últimos años por la violencia, para no hablar de la utilización que hacen los grupos armados, las BACRIN y la delincuencia común de estos seres. Hasta los malos tienen una ética. La pregunta clave es qué está pasando en Colombia. Un país que no quiere a sus niños no se merece nada. Espero que se tome conciencia por lo menos del problema frente a la situacióm que viven estos seres inermes. Este al menos será un buen comienzo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.