Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/13/2012 9:01:56 PM

“LOS HONORABLES PADRES DE LA PATRIA, BLA, BLA, BLA, BLA”

-Una opinión personal que no compromete a la Revista Semana -

 

Da tristeza observar que Colombia en pleno siglo XXI no ha dejado de ser una Republica Bananera, donde el cacicazgo sigue imperando, rencauchado y debidamente camuflado en un sistema aparentemente democrático donde seguimos eligiendo a los mismo con las mismas.

 

Los principios rectores que deberían orientar la política solo existen en unas leyes cuyo papel seguramente usaran en el Congreso como remplazo del papel toilet o en unos documentos fundacionales a través de los cuales se constituyen los partidos políticos, los cuales nunca leen y al final solo sirven en realidad como trampolín para que unos picaros sin sentimientos se eleven a las alturas y puedan hacer de las suyas  sin temor a la ley.

 

Los padres de la patria, los hacedores de leyes actúan no en pro de los intereses colectivos nacionales, ni siquiera en pro del interés de sus propios electores, sino de los suyos propios, en su propio beneficio, apoyando leyes solo si se les premia con puestos, dadivas o contratos y oponiéndose férreamente cuando no hay peras o dulces en el camino.

 

Ciertamente no es el caso de todos, pero si de la inmensa mayoría de congresistas del país, y prueba de ello esta en el tramite de leyes y actos legislativos cuya única finalidad es generales beneficios, prueba de ello fue la pasada Reforma a la Justicia que se cayo solo porque era tan aberrante que resulto ser insostenible para el Presidente su sanción pese a que había surtido todos los trámites de ley contra viento y marea y contra las denuncias de todo un país.

 

Son muchas las leyes no menos aberrantes expedidas para la comodidad de los “Honorables Padres de la Patria”, y lo pongo entre comillas como sátira, porque de honorables no tienen nada, es el reglamento del voto de bancada, el cual busca diluir la responsabilidad individual de los congresistas bajo el supuesto de que su voto fue obligado por la mayoría, o el peor, el voto secreto, a través del cual evaden cualquier responsabilidad de unos personajes que deberían ser cien por ciento públicos y transparentes.

 

Otro ejemplo de leyes donde los congresistas sacan ventaja es la Reforma a la Regalías que les da asiento para formar parte del proceso de distribución de recursos de regalías y su aprobación en las llamadas OCAD, procesos en los cuales estoy seguro que mas de uno se esta indigestando, pues no habrá proyecto que pueda pasar sin su respectiva bendición, y por supuesto, les deberá tocar algo de la mermelada, según palabras del mismo Ex Ministro Echeverry.

 

Los Congresistas hacen campaña supuestamente para representar a su electorado, pero a final terminan solo representando a su partido, e incluso solo a sí mismos, olvidando de donde nació su representatividad, pues el que los elogio no fue el partido sino el voto ciudadano al que le deben su elección y por lo tanto ante los cuales deben responder.

 

En una sociedad moderna, los Congresistas deberías ser electos no por partidos sino por asociaciones o grupos de ciudadanos a los cuales se supone deben representar y cuando fallen o incumplan sus promesas, estos mismo le puedan revocar la representatividad otorgada.

 

Los escándalos que envuelven el Congreso de Colombia cada día son abrumadores, pero lo que mas miedo y rabia social da es que nuestros “Honorables”  actúan a campo traviesa y a plena luz del día, ya no les da vergüenza cometer sus fechorías, tal como se esta observando en este momento en el proceso de reelección del Procurador Ordoñez, en el cual sin siquiera haberse surtido el paso de conformación de la terna y por lo menos hacer el papelón de que estudian las hojas de vida y escuchan las propuestas de los interesados, en sus fechas respectivas, como para que nos creamos que le están poniendo el pecho al asunto, salen a anunciar el voto definitivo por Ordoñez como es el caso del Partido de la U, del partido Conservador y el partido Liberal, decisiones confirmadas por el mismo Alejandro Ordeñes del cual ya hablare en otro escrito y el cual reconoce impunemente haberles dado puestos a sus futuros reelectores.

 

Es sorprendente como los Senadores en los cuales recaerá la responsabilidad de elegir al Procurador, desoyen todas las alertas y las alarmas que se han prendido entorno a esta elección, a los vicios y las inhabilidades y otros delitos no menos atroces sobre los cuales podrían estar incurriendo, y a campo traviesa y sin miedo ya decidieron relegirlo porque seguramente, los acuerdos internos y los pactos serán “yo te voto y tu me das pasito” o sencillamente, “yo te voto y en los próximos cuatro años no me miras”.

 

Tanta atrocidad, ese comportamiento burdo y arrogante, debe tener una clara justificación, los Honorables deben tener rabos de paja muy grandes y muy untados de gasolina como para que se arriesguen a hacer una reelección con tantas  irregularidades cantadas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.