Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/2011 11:52:12 AM

MEXICO NO TE RAJES

No podemos continuar siendo  pasivos ante la violencia inclemente que somete a México y  la impotencia irrefutable de las autoridades para contener un fenómeno que se salió de madre desde hace mucho tiempo. El narcotráfico constituye el problema más grave para Latinoamérica.

Todos los días aparecen muertos : ahorcados, mutilados, colgados de los puentes, quemados, sin manos, con grados de tortura, espectáculo dantesco que superan todo lo visto. Se cometen masacres sin que nadie pueda detener la guerra entre carteles, lo que dice de su poder de corrupción y su penetración a todas las instituciones.

La periodista Sanjuana Martínez, desde su blog, mantiene una denuncia permanente de los hechos absolutamente graves que se suceden a diario y que tienen en vilo a la sociedad en general.

Pido disculpas por la extensión de esta denuncia, pero es pertinente dejar testimonio en este blog de lo que está sucediendo en México, que además debe rebasar el análisis meramente periodístico y corresponde darle una comprensión por encima del contexto local.

http://www.elboomeran.com/blog/175/sanjuana-martinez/10/

 

Tomaremos algunos datos:

 

LA NARCOPOLITICA

 

Es un arte en crecimiento, tangible, constante. 

La simulación forma parte del sistema político mexicano. La guerra perdida de Felipe Calderón contra el narco ha generado un complejo aparato logístico y estratégico de narcopolítica. La mayoría de los políticos bailan al son de los capos de la droga. Ningún partido se salva. El dinero compra voluntades, lealtades, conciencias.

Los estados fronterizos son una prueba cotidiana de la narcopolítica. En Tamaulipas, por ejemplo, un estado fallido cuyas instituciones han sido aniquiladas, casi erosionadas por el narco, la vida transcurre bajo el domino absoluto del Cártel del Golfo (CdeG) dirigido desde la cárcel de Florida por Osiel Cárdenas Guillen y operado con mando único por Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss. 

En Matamoros, centro neurálgico de operaciones del CdeG su alcalde Alfonso Sánchez Garza tomó posesión hace cinco meses en un restaurante, no en el palacio municipal. Muy simbólico. Tiene 40 años y lo observo mientras preside un evento en Playa Bagdad. Saluda durante quince minutos con amabilidad a policías, militares, marinos, rescatistas... Lo acompaña su esposa. En su perfil de Facebook dice que sus “intereses” son: Ser un Buen Hijo , El Mejor Esposo , Un Gran Padre , Un Excelente Matamorense , Un Orgulloso Tamaulipeco....”

Ups... La narcopolítica también es el arte de la simulación. En esta ciudad todo pasa por las manos del Cártel del Golfo: las policías municipales, la estatal, la federal, el ejército, la prensa, el sistema económico, la actividad productiva, la producción lícita e ilícita de mercancías. 

Los reporteros de Matamoros entrevistan a su alcalde. Él se luce, habla con aplomo y presume sus logros, dice que la seguridad y la paz están garantizadas en su ciudad. Sonríe, mira a los ojos, incluso en su discurso tiene un tono muy parecido al de Felipe Calderón, aunque él sea del Partido Revolucionario Institucional. 

Aprovecho unos minutos de silencio para romper la rutina periodística. 

--- Usted dice que la seguridad está garantizada en Matamoros, pero esta es tierra del Cártel del Golfo. ¿Cómo combate eso, señor alcalde?

--- Mira, yo te puedo decir que gracias a Dios hasta el momento Matamoros ha estado tranquilo. Hemos contado con nuevos empleos. Y todo eso se logra precisamente porque la gente, los inversionistas y la ciudadanía van ganando confianza... hemos podido ir recuperando la confianza de la gente y de los mismos inversionistas. En este mes hemos tenido un repunte de dos mil empleos...

El alcalde no se atreve ni siquiera a mencionar “Cártel del Golfo”, de hecho, nadie me secunda. Lo sigo, lo observo, insisto, se despide apresuradamente de todos. Y deja el lugar. Entre toda la parafernalia de seguridad que le asiste, observo tres coches blancos con vidrios oscuros que lo custodian al final. Pregunto a un colega quiénes son: “Es la escolta del CdeG”, me responde con absoluta naturalidad. 

¿Cómo puede gobernar un alcalde en una ciudad dominada, controlada y gestionada por el Cártel del Golfo? Plata o plomo, tal vez, es la disyuntiva. Son ellos quienes quitan y ponen autoridades. Me imagino las negociaciones que llevan al poder y luego la construcción de un discurso del disimulo, la impostura, la farsa. 

Hace unos días preguntaron a Felipe Calderón su actuación frente a la narcopolítica: “En cuanto haya evidencia y esta sea judicializable estoy seguro que la autoridad correspondiente procederá, pero si no la hay, de ninguna manera me parece correcto andar buscando, entre comillas, evidencias en contra de nadie".

¿Judicializable? Calderón tiene muy poco respeto por la inteligencia de los demás. ¿En qué momento perdió el contacto con la realidad? Acaso se ha preguntado: ¿cuántos alcaldes, gobernadores de su partido, el PAN, están controlados por el narco? ¿Hacerse de la vista gorda como en el tema del lavado de dinero resuelve algo? ¿No investigar elimina el problema? 

Es tan obvio y tan pocas las voces que se alzan para denunciarlo. El diputado federal panista Manuel Clouthier Carrillo es el único que ha tenido el valor de afirmar que Felipe Calderón ha permitido “la consolidación de la narcopolítica”.  Hijo del luchador por la democracia Manuel Clouthier, Maquío, nacido en Sinaloa, tierra del Chapo Guzmán, el diputado no se  anda por las ramas a la hora de decir por qué Calderón y su gobierno no le han entrado a la investigación de la narcopolítica: “porque se hacen pendejos”. 

¿Así o más claro? 

Esta guerra ha dejado un saldo de 60 mil muertos, 250 mil desplazados y 20 mil desaparecidos.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.