Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/22/2012 12:17:40 PM

Objetivos de campañas electorales: los indecisos

ENCLAVE

JUNIO – JULIO 2012

Objetivos de campañas electorales: los indecisos

A escasos dos meses de las elecciones presidenciales la batalla por las preferencias de los votantes se está dando en el terreno de los electores que se encuentran en el centro de la polarización política o lo que algunos llaman los indecisos y otros los “ni-ni”.  Con estos calificativos se le pretende dar una identidad a un grupo importante de electores que a título personal dice no identificarse políticamente con el oficialismo o con la oposición tradicional.

Ambas campañas, la del Presidente Hugo Chávez y la Henrique Capriles, han elaborado un perfil de estos grupos y desarrollado estrategias para abordarlos y ganarse sus simpatías en función de dicho diagnóstico y de las fortalezas y debilidades de cada candidato y sus campañas.

Si bien el Presidente ha mostrado mejoras en su apariencia y condición física, la realidad sobre su estado de salud sigue siendo un secreto de Estado; por eso la campaña se ha concentrado en actos de calle en escenarios controlados, fundamentalmente concentraciones y caravanas en distintos lugares del país, acompañadas de largas alocuciones televisadas, todas ellas transmitidas por la plataforma de medios de comunicación públicos en franca violación al marco jurídico de la campaña electoral, por todo lo que representa en cuanto al ventajismo y el uso de los recursos del Estado, para no entrar en detalles. En lo que se refiere a la línea discursiva, incluida la imagen de la campaña, las mismos se manejan en tres ejes fundamentales: un Chávez como el padre amoroso y proveedor, como el castigador y,  por último, el ofensivo.

 >... “el amoroso”, es el primer eje de mensajes desplegándolo bajo el paragua del Corazón de mi Patria, campaña al parecer diseñada por el brasilero Joao Santana. Estos mensajes incluyen las ofertas electorales, en especial las concernientes a la Gran Misión Vivienda donde han hecho un énfasis importante los últimos meses. Con estos mensajes no se busca otra cosa que “enamorar” a sus votantes blandos, también conocidos como el “chavismo light” y atraer a los indecisos para ganarlos como votantes potenciales.

>... “el castigador ”, amenaza a los mismos grupos de votantes antes descritos para que en el peor de los casos se abstengan y asegurar que no se inclinen por Capriles o abandonen sus simpatías hacia esa opción. En el juego del votante “paralizado” tiene un efecto el tema del círculo del terror implantado desde hace varios años, según el cual se ha persuadido a un número importante de electores de: que el voto no es secreto (captahuellas ahora SAI); el que vote en contra de Chávez será castigado (Lista Tascón) y, por último, que las encuestas señalan que Chávez es mayoría. Bajo esta estrategia no importa la realidad sobre la seguridad del secreto del voto, lo que tiene peso es la percepción que existe acerca de estas tres variables y en especial sobre el tema de la mayoría y la imbatibilidad del Presidente.

>... “el ofensivo” con una línea discursiva, la de la ofensa y la descalificación, lastimosamente se ha vuelto costumbre en estos catorce años. El Presidente ha usado todo tipo de epítetos para descalificar, ofender y atacar a sus adversarios políticos. En el caso que nos concierne hay dos calificativos, el de “majunche” y el “flaquito”, que no han calado masivamente en el vocabulario popular, por el contrario el segundo se convirtió en una expresión de cariño hacia Capriles. Sin embargo tanto el Presidente como sus voceros no dejan de ahondar en esta línea cada vez que pueden, con el fin de tratar de contener las simpatías que va ganándose su contrincante al tiempo que intentan dañar la imagen de presidenciable .

En la otra esquina, la campaña de Capriles se ha enfocado en ese universo de unos dos millones y medio de personas que ocupan el centro en lo que respecta a la polarización gobierno-oposición, nicho o segmento de votantes que puede representar el 20% de los electores esperados, a los cuales se le está dedicando el 80% de los recursos y esfuerzos de la campaña. Los mensajes, los temas, los medios, los lugares que se visitan en las giras, el lenguaje, por nombrar solo algunas cosas,  están enfocados en ese grupo. En lo que respecta a los votantes que tradicionalmente conforman la oposición, el meta mensaje es “el candidato le está poniendo un camión de ganas y trabaja para buscar los votos que hacen falta donde están”,  por lo tanto, es relevante dejar claro que el candidato hará o dirá muy pocas cosas para alimentar a los sectores opositores, en los términos de lo que ha sido convencionalmente las líneas políticas de enfrentamiento y denuncia frontal contra el gobierno.

En esa estrategia se enmarcan las visitas puerta a puerta o cara a cara que desplegó en una primera fase y que ahora ha evolucionado a las visitas pueblo por pueblo. Los lugares seleccionados y la secuencia con que se están visitando también están dentro de un diseño de campaña, en función de conquistar el agrado y la simpatía de los grupos de electores objetivos.

La campaña del Presidente tiene poco de innovador como también su discurso y su oferta electoral.  Apelan a su imagen y su carisma por un lado y, por el otro, al miedo que pueden generar con las amenazas implícitas y explicitas. Todo esto usando y abusando de los recursos del Estado de manera flagrante y grosera, sin que ningún poder del Estado o funcionario del mismo le ponga coto. Adicionalmente esta jugada se complementa con la apuesta al funcionamiento de la maquinaria  electoral, la cual sin duda alguna también se soporta en los recursos del Estado.

La campaña de Capriles es sin duda, desde el punto de vista técnico-electoral, la mejor estructurada del lado opositor en estos últimos años, en lo que respecta al diseño estratégico y la ejecución de un plan con definiciones necesarias, como los son los electores objetivos y sus características, tomando en cuenta adicionalmente las debilidades y fortalezas del candidato, así como las restricciones a nivel de presupuesto y manejo de recursos y otras amenazas no menos importantes con las que hay que lidiar en el día a día. Por último, pero no menos importante, es necesario señalar que la oposición está haciendo un importante esfuerzo en la conformación y articulación de una maquinaria electoral que pueda hacer frente y contener parcialmente los abusos potenciales del sector oficialista que lucha por perpetuarse en el poder.

Estas últimas 7 semanas por venir serán críticas en conseguir los objetivos de movilización en uno u otro sentido de los afectos y voluntades de los “indecisos”. En lo que respecta al gobierno y las jugadas que puede poner en el tablero no debemos sorprendernos por nada.  Son 14 años viendo y viviendo todo tipo de artimañas. Por el otro lado el plan de campaña sigue en marcha. El crecimiento en las simpatías y la activación de los ciudadanos en torno a los eventos de calle y su incorporación masiva a la maquinaria electoral serán el ingrediente distintivo, al cual hay que agregarle la capacidad de reacción a las jugadas del gobierno.

 

 

Elecciones Presidenciales 07 Octubre 2012

Campaña Electoral: 01 julio al 4 octubre 2012

Basamento jurídico: Leyes Orgánicas: del Poder Electoral y de Procesos Electorales más el Reglamento General de la LOPRE

 

EN ESTA ESQUINA…

Henrique Capriles Radonski

40 años de edad

Slogan:

Juntos podemos lograrlo. ¡HAY UN CAMINO!

 

Convenció al electorado opositor en las primarias de febrero, en las cuales obtuvo más del 60% de los votos emitidos. En su historial está una gestión exitosa en la Gobernación de Miranda con un mensaje muy conciliador, sin confrontación ni radicalización del discurso. Afianza su campaña presencial de casa por casa en las zonas populares del país, dando a su vez la imagen de equipo e inclusión comprometiendo a los candidatos a otros cargos a buscar la victoria el 07 de octubre.

 

Realizó un gran acto de masas para postularse el 10 de junio para contrarrestar el efecto de la “guerra de encuestas”, orquestada desde el oficialismo para anticipar una derrota aplastante. Lo logró, hasta el punto de que voceros opositores aprovecharon de enviar un mensaje a las encuestadoras: “Voto mata encuestas”. Y eso a pesar de que su discurso antes de la postulación no llenó las expectativas de los asistentes, que esperaban trazos de su plan de gobierno más allá de las frases manidas de amor a Venezuela y su camisa de La Vinotinto.

En su discurso predomina  la espontaneidad y gran vitalidad.

Montó su estrategia de campaña pasando del casa por casa a grandes concentraciones en diferentes estados. Estas últimas se han considerado exitosas porque ha mostrado músculo político, tan necesario para ganar una elección. El primer día de la campaña inició con eventos desde una reservación indígena al sur de Guayana y luego en La Guajira, también un lugar indígena.  Con un mensaje claro explico lo que es llegar a donde el Gobierno prometió y no cumplió.

Ha emprendido movilizaciones en diversas zonas populares del país, especialmente las que son actualmente dominio chavista. Ha endurecido el discurso contra el gobierno, resaltando la incapacidad por 14 años de atender los problemas más comunes del país y que afectan directamente al ciudadano común. Es una dinámica que no se ejecuta sin riesgo y posibilidad de violencia, la cual aumenta a medida en que se acerque la fecha de los comicios, y si en la percepción del Gobierno está la posibilidad de perder las elecciones.

Capriles, con su campaña, ha buscado acercarse al voto chavista tratando de materializarse entre ellos, con el fin de lograr un voto cada vez más crítico. En política es muy importante la presencia física del candidato, cosa en la que Chávez está rezagado actualmente, y por ello recurre cada vez más  en apariciones en televisión y algunas de ellas con alocuciones en cadena nacional como una forma de mostrar que él todavía existe, está presente y sigue siendo el “Gran Hermano”.

Capriles: se refiere en su discurso a condiciones de igualdad entre ambos candidatos y que se reduzca el ventajismo prohibiéndose expresamente el uso de recursos del Estado en la campaña.

 

Hugo Chávez Frías

56 años de edad

Aspiraciones a ser reelecto por 3ra vez. Lleva 14 años como mandatario nacional

Slogan:

!CORAZÓN DE PATRIA!

 

Una vez fracasado el intento de torpedear y minimizar las primarias de oposición, se dedicó a descalificar al candidato opositor,  utilizando el despectivo “majunche”. Ahora lo usa todo el oficialismo, de Chávez para abajo. Estaba necesitado de aclarar las dudas acerca de su salud con el fin de demostrar que si podía afrontar una campaña completa. Motivo por el cual el PSUV organizó concentraciones el 11 de junio en las plazas cercanas al CNE. Aunque llegó en carroza, emitió un discurso largo con su estilo de siempre, especialmente incendiario contra su contrincante.

Las concentraciones del candidato del oficialismo se han caracterizado por la frialdad y rigidez marcadas por la asistencia de empleados de la administración pública que fueron convocadas vía circular, con pase de lista de asistencia y amenazas de despido si no comparecen al evento. En la estrategia de campaña, está la utilización de encuestas, las publicaciones a cara completa de propaganda en los medios impresos y apariciones del Presidente en Cadena Nacional de Radio y Televisión, así como los mensajes “institucionales” con fuerte contenido electorero, transmitidos obligatoriamente por los medios privados de comunicación social, atendiendo al artículo 10 de la Ley Resorte.

Arrancó con una caravana en Carabobo y Aragua, autoproclamándose como el “Candidato de la Patria”. Por ser el mandatario nacional  ha echado mano de manera impune de los recursos del Estado para la campaña, especialmente de la Red Nacional de Medios Públicos que ha cubierto sus apariciones. Inclusive en los actos protocolares y en instalaciones militares ha señalado: “El que no es chavista no es venezolano”. En condiciones normales de Estado de Derecho serían suficientes para enjuiciar al Presidente por instigación al odio. Usa el ventajismo político a través de los recursos del Estado con fines proselitistas. El CNE limita la publicidad de cada candidato a 3 minutos en cada medio de comunicación social, radial y televisivo. Sin embargo, el candidato oficialista realiza alocuciones en cadena de Radio y Televisión y las aprovecha para hacerse propaganda, incrementado el ventajismo oficialista, con una desproporción en lo que respecta a la cobertura mediática entre uno y otro candidato.

El slogan “Candidato de la patria” no es un invento nuevo del chavismo, es un habitué de los regímenes autoritarios cuando hacen concesiones para someterse a plebiscitos, con el fin de repotenciar una imagen que en apariencia se antoja desgastada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.