Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/29/2011 3:58:01 PM

¿Por què se sobreprotege a ultranza a los corruptos?

¿Por qué se sobreprotege a ultranza a los corruptos?

 

Hace màs de 500 años en el libro “El Prìncipe”, Nicolás Maquiavelo, consignó unas ideas o principios que procuraban de su aplicación la permanencia en el poder del gobernante de turno, cualquiera que fuese el origen de su mandato. Y, entre los muchos, sobresale uno muy particular, palabras màs, palabras menos y hace referencia inequívoca a la lealtad, “el mejor amigo del gobernante, es aquel que le dice la verdad”

Si los burócratas palaciegos, de los ocho años de Gobierno Uribe, hubiesen tenido màs responsabilidad, ética y lealtad en el desempeño de sus funciones y no hubieren callado, y en otras actuado, de manera cómplice sobre situaciones o hechos ilícitos, oscuros y vergonzosos se habría evitado todos los desbarajustes institucionales y una polarización perjudicial, que sólo ha dejado un saldo negativo de escepticismo, de corrupción y de impunidad.  

A lo largo y ancho de la geografía nacional ocurrieron los hechos màs abominables, inauditos e incomprensibles jamás imaginados, pero sí reales y vividos, desconocidos eso sí, de manera sistemática desde el Palacio de los Presidentes, sin sonrojarse, ni hacer honor a la verdad y al respeto; aún, mediando denuncias públicas a través de los medios de comunicación, las cuales pasaron inadvertidas como un simple saludo a la bandera desatando odios e improperios por parte del Jefe.

En cualquier democracia del mundo el periodismo juega un papel de primer orden como fieles guardianes de la equidad, son verdaderos vigilantes y  su veeduría coadyuva en la pronta y cumplida justicia, sus denuncias son acatadas e investigadas. Sin embargo, en Colombia, las denuncias de los medios, en su momento, fueron menospreciadas y vilipendiadas, se respondían con ataques directos y frases peyorativas, en otras palabras, en el Gobierno anterior gran parte del periodismo fue emasculado cerebralmente y postrado al servicio de la voluntad del mandatario.

Rememoremos algunos escándalos en países del Continente Americano, de menor monta o gravedad que los acaecidos en Colombia, y su desenlace: a mediados del año de 1972, unos miembros de la CIA (Central de Inteligencia Americana) fueron sorprendidos cuando trataban de espiar en la Sede del Comité Electoral del Partido Demócrata (Partido opositor). Dos periodistas del Washington Post iniciaron las pesquisas para desenredar la maraña, ya que sus hilos apuntaban a la Casa Blanca a través del Comité de reelección del Presidente Nixon. La investigación de estos periodistas fue un éxito, obligando al Presidente a su dimisión.

En el año de 1990, Fernando Collor de Melo, resultó elegido Presidente del Brasil, el màs joven de todos, y gobernó hasta Diciembre de 1992, renunció porque fue denunciado por su hermano por corrupción política utilizando el tráfico de influencias, ayudando a su investigación las indagaciones particulares de la prensa brasileña a nivel nacional.

En el Ecuador el presidente Abdala Bucaram gobernó de Agosto de 1996 a Febrero de 1997, fue destituido por el Pueblo y el Congreso por exceso de latrocinio, patanería, prepotencia, irrespeto al pueblo, insultos a periodistas, profesionales, sindicatos y partidos políticos, etcétera.

La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, enfrenta desde su posesión en Enero de este año a la fecha (9 meses)  la pérdida de cinco de sus Ministros, uno destituido por desleal y cuatro por presunta corrupción. Con su ideario de “proteger a los màs vulnerables y gobernar para todos”, la Presidenta empezó a combatir la corrupción y demostró su mano dura cuando le exigió la renuncia a su Ministro de Transporte y destituyó toda la cúpula del Ministerio, tras las denuncias hechas por los medios de comunicación.

¿Por qué en Colombia se delinque y nunca pasa nada, cuando se trata de altos funcionarios? ¿Será que nuestros medios de comunicación han perdido credibilidad en el panorama nacional e internacional?¿Por qué los gobiernos colombianos sobreprotege a ultranza a los funcionarios que son señalados por presunta corrupción?¿No sería màs sano propiciar el retiro del funcionario para facilitar una investigación imparcial? El principio de la verdad sabida y la buena fe guardada no debe arrojarse por la borda, estaríamos frente a una connivencia con la impunidad y la corrupción.

La corrupción tiene su origen en innumerables causas, entre las tantas, tenemos: deslealtad y politiquería. Hace algunos meses el Presidente Santos, a través de la televisión, anunció el destape de otro escándalo màs de corrupción y denunció el ‘cartel de la salud’,  notificando que junto con las ‘ias’ (Fiscalía, Procuraduría y Contraloría) comenzaba una lucha sin cuartel contra este flagelo, lo que nos lleno de esperanza y tranquilidad. Pero no todo es de color rosa como quiere ser la buena intención del Presidente.

La Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional, es tan importante como cualquier Ministerio y funciona contiguo al Despacho Presidencial.

El 8 de Julio del año en curso se firmó y quedó protocolizado el Contrato de Prestación de Servicios No 1074 de 2011, entre la Agencia Presidencial para la Acción Social y Juan Alberto Pérez Cobus, y cuyo objeto era desempeñarse éste como Coordinador Regional en Caldas en el programa Familias en Acción.

El contratista en mención no tiene los pergaminos que le exige el Contrato, no se sometió a ningún concurso de meritos, su selección fue subjetiva, su vinculación viola de ley de garantías, su  merito es ser un electorero político en Victoria Caldas de un Senador y un Representante del Partido de la U.; pero, lo que si puede mostrar con lujo de detalles son los procesos penales por los delitos de Peculado; Falsedad en Documento; Enriquecimiento Ilícito; Celebración Indebida de Contratos y Concierto para Delinquir, en la modalidad de 'paramilitarismo, estos procesos se adelantan en la Fiscalía 13 Unidad Anticorrupción y la Fiscalía 25 Unidad Antiterrorismo. La Fiscalía 13 ya le dicto resolución de acusación por Celebración Indebida de Contratos, en concurso homogéneo y sucesivo.

Es inconcebible, inadmisible y patético que la loable cruzada contra el lastre de la  corrupción liderada por el Presidente Santos, junto con los organismos de control, sea burlada alegremente por ciertas Agencias Estatales, y todo siga normal, nunca pasa nada.

Antes de suscribirse el mencionado Contrato se dio aviso oportuno de esta situación al doctor Diego Andrés Molano, Director de Acción Social y a su Asesora Jurídica Beatriz Muñoz, y, sin embargo, se firmó la prestación de servicios por un valor de $ 29.000.000.oo, por cinco meses.

 

Es estéril cualquier campaña contra la corrupción, mientras en la administración estén incrustados burócratas de estas condiciones. El Presidente Santos sigue fresco y sano, y por las calles deambulando una cantidad considerable de personas sin empleo con Phd debajo del brazo. 

 

 

Manizales, Septiembre 29 de 2011.

 

Marco Aurelio Uribe García

 

  

 

 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.