Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2011 12:00:16 AM

QUE ES LA EXTREMA DERECHA?

O DONDE ESTAMOS PARADOS


Con la confusión, por no decir ignorancia política en que nos movemos los colombianos, muchos se estarán preguntando con ocasión del pronunciamiento del presidente Santos y ¿eso de extrema derecha que es? Y algo que es mucho mas grave¿ que tanto apoyamos y compartimos las posiciones de la  ultraderecha? Porque la era Uribe Vélez(2002-2010) que contó con el apoyo de muchos de los colombianos, aunque no tanto como las manipuladas encuestas de opinión lo afirmaban, y la Violencia Paramilitar (1992-2006), fueron el desarrollo de un proyecto de extrema derecha, que hizo de Colombia el régimen mas derechista de América Latina.


 El nazismo alemán, el fascismo italiano, el franquismo español  el Laureanismo colombiano, el macartismo, la Doctrina de la seguridad Nacional y el Consenso de Washington, impuestas  por el gobierno norteamericano;  son alguna de las principales expresiones de la ultraderecha en el siglo XX; que  se diferencian de la derecha, no por sus objetivos o intereses estratégicos que en el fondo son los mismos, sino  por el cinismo y extremismo en discursos y por la ilegalidad y criminalidad en los medios que utiliza para lograr su fin;  mas decentes, mas acordes con la ley, los unos; mas despóticos, autoritarios y criminales, los otros.

 

El presidente Santos vocero de la derecha, “sin querer queriendo” empeñado en deslindarse de las posiciones políticas del Uribismo, del cual aparece como su sucesor, hablo de la mano negra, de la extrema derecha y los colombianos se quedaron perplejos, la mayoría no entendía a que se estaba refiriendo y eso es verdad, la mayoría de los colombianos participamos en política sin saber de que se trata: el pueblo colombiano y los llamados demócratas, apoyando y votando por sus mismos verdugos, es una constante en la política colombiana.

 

Hablar de la derecha es hablar del establecimiento, del sistema, de los intereses y del ejercicio de poder que comporta, que de suyo son abusivos y están la mayoría de las veces, en contra de los intereses del conjunto de la población; hablar de extrema derecha es hacer referencia a esos abusos tradicionales, pero mas abusivos todavía: neoliberalismo, dictaduras militares o civiles, monopolios, capitalismo salvaje; Estatuto de Seguridad, Estado de Sitio, utilización del poder del estado en beneficio personal o de pequeños grupos, parapolítica, crímenes y terrorismo de estado, fuerzas paramilitares o paraestatales  al servicio de sectores económicos o políticos  y grupos de justicia privada o de limpieza social; persecución y eliminación de periodistas, sindicalistas, defensores de los derechos humanos y opositores políticos; leyes y justicia discriminatoria contra la población y sus derechos y a favor de unos pocos; despojo de tierras y desplazamientos, genocidios y atentados terroristas desde el poder.

 

Las anteriores y otras muchas acciones descriptivas de la extrema derecha, nos permiten formarnos una idea y sobre todo  mirar cuales han tenido vigencia en Colombia con nuestra indiferencia o apoyo, porque los colombianos convivimos con el tigre y no nos damos por enterados, y luego nos asustamos con el cuero.

 

En colombiana no hablamos de extrema derecha, porque nadie se reconoce como tal, nuestra elite es vergonzante y en su mayoría si siquiera se reconoce de derecha prefiere denominarse de “demócrata o de centro” y si no pregunten le a Santos, con su llamada tercera vía o al mismo Uribe con su estado comunitario, sus convivires y su señalamiento de terroristas a todos los que estaban en desacuerdo con su política, lo cual para muchas mentes desquiciadas que abundan en el país, podía significar un guiño desde la presidencia de la republica.

 

 

 

?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.