Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/14/2012 6:07:32 PM

"Algo huele a podrido en Dinamarca"

Chavez gana; “algo huele a podrido en Dinamarca.” “Discurso que pronunció el Libertador Simón Bolívar ante el Congreso de Angostura el 15 de febrero de 1819: "Nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía." La derrota por menos de 10 puntos del joven político de la oposición venezolana, deja algunos paréntesis de reflexión, sobre la verdadera democracia, y sobre las nuevas formas dictatoriales que se organizan en el mundo, de forma camuflada. Las diferencias reales con una democracia son muy evidentes, y es la forma sutil o burda, de hacer creer al mundo que son una democracia. En un artículo de ayer, 7 de octubre en el diario El país de Madrid, nuestro querido Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura, escribía que el deseo del cambio y de la evolución para un país, estaba enmarcado en el joven Henrique Capriles. Mucha gente confunde democracia con una aparente o seudo democracia. Estos nuevos sistemas se vienen desarrollando para perpetuar gente en el poder. Gente como Chavez, que vienen de una extracción humilde, militar, o usan el lenguaje de la gente manejable, para no soltar el poder conquistado durante años. Ellos son los representantes de falsos delegados de los intereses de las clases populares. ( ¿como comparar una Michelle Bachelet, un Lula, con un Chavez?) Aparentemente, para mucha gente sana e ingenua, esto es la democracia. Una democracia organizada para la ignorancia, donde se confunde al ser humano, de lo que es el pluralismo ideológico, y el respeto por las libertades individuales de los hombres. Lo de Venezuela es otro ejemplo de tiranías que gobiernan el mundo, como lo hizo en el Libia Moahmed Alkadafi. Él también hacía elecciones donde ganaba por millones de votos. Le hacía creer a la gente que ese gobierno era de los pobres, cuando tenía en cuentas corrientes de Londres, más de 5 mil millones de Euros, cuando sus hijos compraban acciones de los clubes de Fútbol en Italia, cuando los niños paseaban en Ferraris, cual si fueran príncipes egipcios. Estos nuevos sistemas están condenados al fracaso. Muchos votos de Chavez fueron votos del miedo de empleados públicos con miedo a perder el trabajo. Otros tantos fueron votos de los militares, como trescientos mil. Y los otros votos fueron votos de la miseria, del hambre en que está viviendo el pueblo venezolano. La bebida de los hermanos venezolanos es Gasolina. Prácticamente se la regalan para que puedan andar contentos, más o menos como si en Uruguay el gobierno regalara pedazos de carne de Res a los ciudadanos. El absurdo, es como una gran cantidad de gente entra en el círculo del poder, cuando se sabe desde hace mucho tiempo, que el comandante Chavez es un dictador más. Quizás de los últimos dictadores de América latina. El se quiere hacer pasar por un fidelista castrista, por un bolivariano, pero nada de eso. En América latina, dan el ejemplo la ex presidenta de chile Michelle Bachelet, muestra de las mujeres latino americanas y el ex presidente Lula de Brasil. No hay que perpetuarse en el poder, por que no hay evolución social. Perpetuarse en el poder es continuar desangrando el pueblo, tratando de justificar lo injustificable, dando aliento a la ignorancia y a la pobreza espiritual. Venezuela tiene Rey por siete años más. América Latina, Mercosur, tienen algo para arreglar, porque nos están vendiendo Gato por Liebre. Dejar que Chavez siga perteneciendo a Mercosur, es justificar las críticas de las derechas del mundo contra los poderes corruptos de los dictadores. Apoyar a Chavez, por conveniencia, (para sacarle dineros) como lo hacen muchos países pobres del sur del continente, es dejar de tener principios, como lo han realizado algunos países. Debemos tener más autoestima, ser más exigentes con nosotros mismos, para que nuestros gobernantes no sean mediocres, al tener que apoyar personas que significan la violación de los derechos humanos, la violación de la prensa libre, y tener un poco más de D I G N I D A D.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.