Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/9/2011 11:23:20 PM

SIEMPRE HAN EXISTIDO NULES

La contratación en Colombia desde hace muchos años ha estado contaminada de vicios y hasta ahora, de manera hipócrita, la nación se sorprende con unos mozalbetes, que hasta hace muy poco eran el paradigma del empresario triunfante, el ejemplo perfecto a seguir, paradójico,  lo más excelso de la sociedad compartió los excesos que ahora condena.

Todos sabemos que las licitaciones, esos mecanismos creados para hacer de la contratación un proceso limpio y equitativo, realmente antes de ser convocadas, tienen nombre propio y que eso que llamamos la coimas, comisiones, son pagos que desafortumamente  han existido siempre y si hoy fueron los Nule, ayer fue el grupo Gilinski, para solo citar los más conocidos, es un hecho que existen muchos contratos, que nunca han tenido un escándalo, pero que no resistirán la más mínima investigación. Colombia carece de un déficit en infraestructura, no porque no se hayan empezado obras, sino porque nunca se terminan: Doble calzada Bogotá-Girardot, El túnel de la Línea, La salida a la Costa por Puerto Salgar, La carretera Central, la autopista del Café.

Cuando uno habla de Colombia como un país fallido, no lo hace por el prurito de ser un pesimista consumado. La historia, es lo bastante ejemplarizante en la materia, desde la independencia, la historia nacional, está llena de saqueos y desfalcos, la misma independencia no deja muy bien parados a los padres de la patria, que de la noche a la mañana terminaron llenos de grandes territorios, ricos y dueños del estado. Las guerras civiles del siglo XIX, no fueron otra cosa que una lucha descarnada por el poder, pero no en favor de la patria, sino de la infinidad de intereses que se disputaban para provecho propio.

Siempre hemos visto, más en los últimos veinte años, como de la noche a la mañana, aparecen contratistas exitosos. Si cualquiera se pone a investigar, los empresarios se ganan las licitaciones, más por los favores políticos, por la mano de articulaciones mañosas alrededor de la contratación, que siempre involucra a los políticos de turno, a los a funcionarios de la administración y a los propios empresarios, que por razones técnicas.  

Señores,  el proceso de los Nule, debería servir, para develar como actúa el carrusel de la contratación, cual es el modus operandi, como se mueve la contratación, para hacer una ley que depure de alguna manera la costumbre veterana de adjudicar a una elite, costumbre que valga la pena, heredamos de los Españoles o  cual fue el trato entre la Reina y el señor Colon, entre este y los conquistadores, como se enriquecieron virreyes y encomenderos, deberíamos volver a leer las capitulaciones del descubrimiento, para saber de dónde provienen nuestros males, que de igual manera nos lleva al principio y a ser escépticos, pues hecha la ley hecha la trampa, los problemas de ética, solo se corrigen de una forma: educación, que lejos estamos de cambiar.  

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.