Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/1/2012 6:08:21 PM

SINTOMAS DE UNA RECESION GALOPANTE

Hay claros síntomas de una recesión galopante, un enfriamiento de la economía. El gobierno hasta ahora no quiere reconocer esta situación, sólo habla de las cifras que le convienen, tapando el sol con las manos, que es la peor actitud en este caso.

Colombia está experimentando una desaceleración de su economía muy fuerte. No quiero traer a colación las cifras que entre otras cosas están a la mano, sino me apoyo en la realidad que está viviendo el comercio y la industria, la falta de liquidez es notoria,  para no hablar de la cartera morosa de la banca. Señores, la economía no está bien.

Somos conscientes que el posicionamiento en los mercados internacionales es de suma importancia para el país, revitalizará la economía a mediano y largo plazo.  La labor del presidente en este sentido, con la firma de muchos acuerdos bilaterales de tipo comercial resulta positiva. Pero es paradójico que gracias a estos acuerdos están en vilo  muchos sectores de la industria y el comercio, pues  la verdad no se  prepararon a cabalidad para la apertura, se les vino la competencia y ya hay bajonazo en sus ventas por efecto de las importaciones, atacando directamente  el empleo. Señores, no me imagino cuando se nos venga Corea y China, el economista Javier Ocampo no lo ha podido decir mejor: Nos aniquilarán

No se explica tampoco como no se le ha puesto control  a la revaluación. No tenemos una tasa de cambio competitiva, los exportadores están en su peor momento. A esto se suma que la construcción entrará dentro de su ciclo natural a bajar, hay mercados saturados, ejemplo la construcción de centros comerciales, la de clase media en algunas ciudades, el sector tiende entonces  a concentrarse en la construcción de vivienda de interés social donde el gobierno puso toda su energía, pero conocemos su lentitud.  

El atraso en infraestructura da pena, la crisis grave y el déficit de la misma, pese a los buenos anuncios sigue igual. Cómo seguimos hablando de el TLC y la apertura de mercados?, sin puertos, sin carreteras, sin acceso a los principales centros agrícolas, inexplicable tanta contradicción en materia de políticas económicas.

Súmele al coctel que la crisis Europea y Americana empiezan a mostrar sus efectos en nuestra economía. Creo que el análisis sobre cómo nos comportamos frente a la situación de estos dos colosos es inversa, nunca aprovechamos el momento, no dedicamos a ver su situación pasivamente, sin saber que estos  centros importantes de mercado y consumo nos afectarían de seguir en fases inerciales y de recesión.

Ojala nuestro país no tenga la crisis prolongada y el estancamiento que ha tenido España o Portugal. Que las locomotoras al presidente le funcionen. Pero por favor, por lo menos debemos prenderlas. Ojo, lo están diciendo los analistas más importantes: Cuidado con la enfermedad Holandesa.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.