Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/1/2012 10:28:00 PM

UNA SUPERPREVENCIÓN PARA UNA SUPERTORMENTA

Sandy

 

Las autoridades de New York ‘cogieron el toro por los cuernos’ y lograron desplegar un sistema de prevención que evitó que el número de muertos o heridos por el huracán Sandy fuera mayor.

 

El mundo está hablando sobre la ‘supertormenta Sandy’ y los estragos que causó en New York, Long Island y New Jersey. Es cierto que millones de personas se quedaron sin luz y que el servicio de transporte se vio interrumpido por dos días. También es cierto que el paso de la tormenta dejó 27 muertos, según el New York Times, cientos de damnificados y el incendio de unas 50 viviendas en Queens. Sin embargo, también es cierto que el despliegue organizado por las autoridades locales estuvo a la altura de la situación.

 

Ya Estados Unidos había tenido una amarga experiencia con el huracán Katrina en 2005. La cifra de muertos se contó en miles entre Cuba y el país norteamericano y las fallas cometidas en Nuevo Orleans se consideran como el mayor desastre de ingeniería civil de la historia de Estados Unidos. Esta vez, el país los estadounidenses no querían cometer las mismas fallas.

 

Dos días antes de la llegada de Sandy a suelo norteamericano, fueros evacuadas 360 mil personas de las zonas costeras, se establecieron refugios y se tomó la decisión, para muchos exagerada, de suspender el transporte público. La ciudad que nunca duerme, y New Jersey, se quedaron sin autobuses, sin trenes y sin metro. Al respecto, el gobernador de New York, Andrew Cuomo, decia: “el sistema de transporte es el alma de la región de la ciudad de Nueva York y suspender todos los servicios no es un paso sencillo. Pero mantener a salvo a los neoyorquinos es la primera prioridad”. El objetivo principal de esta medida era obligar a las personas a estar en casa. Sin transporte era difícil desplazarse. Las escuelas, teatros, bares, comercio y demás, cerraron sus puertas.

 

Los puentes de la ciudad fueron cerrados y lo mismo se hizo con los túneles. El Lincoln, y los otros túneles que conforman la red de la ciudad, fueron protegidos. Según los responsables del  MTA, órgano regulador del transporte, afirmó que había sido el mayor reto en los 108 años de vida del metro de New York, el más grande del mundo.

 

Ahora, otra cosa es la infraestructura con la que cuenta la región. No ha faltado la mención reiterativa sobre la construcción de un muro de contención en las zonas bajas de la ciudad. Después del Katrina es una opción permanente pero no definida. El mismo gobierno del New York afirmó que deben rediseñarse los sistemas de la ciudad.

 

En todo caso, si no se hubieran tomado las medidas que en un principio sonaban exageradas, y que de hecho en muchas zonas lo fueron, Estados Unidos estaría contando más muertos por el paso de la llamada supertormenta Sandy.

 

Juan Gonzalo Angel

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.