Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2012 12:20:46 AM

¿VIVIMOS EN COLOMBIA EN MEDIO DE DEMENTES?

 

POR HERNANDO SALGUERO FLOREZ

 

Recientemente un hombre de 40 años asesinó en Fusagasugá salvajemente a una niña de tan solo 18 meses de nacida.

La intolerancia nacional DE MANERA ALTAMENTE PELIGROSA  ha llegado a sus más altos índices:

-Un alto oficial de la policía asesina despiadadamente a su esposa y luego se declara inocente.

-En Pereira una mujer joven lanza al vacío desde el viaducto a sus tres hijos y luego se arroja  ella.

-En la zona central de una ciudad un hombre mata a bala a otro porque le negó un cigarrillo.

-Un adolescente en un pueblo pequeño asesina a su amigo porque lo vio hablando con su novia.

-Un hombre mata a tiros a otro porque le ralló el carro.

Razones tan  sencillas  como estas  se cuentan por millares  día a día en todo el territorio nacional.

¿Podría ser usted víctima en una  ciudad colombiana en cualquier momento de esta bandada de dementes que circula diaiamente por sus calles?

Miles de hombres pertenecientes a las antiguas autodefensas asesinan durante años  despiadadamente a miles de miles de colombianos.

 

Un hombre  mata a un compañero de delincuencia, le corta la mano y luego la presenta como prueba para cobrar una multimillonaria suma como recompensa.  Y se la pagan.

En un centro comercial un vigilante de seguridad privada mata a un niño por coger un dulce de un mostrador.

Militares de alto rango en servicio activo   dan órdenes a sus subordinados para asesinar inocentes jóvenes y presentarlos, ya muertos, como guerrilleros dados de baja en combate, dentro de los malditos falsos positivos.

Generales al mando de brigadas y coroneles  se prestan mediante pagos de altas sumas a entrar en sociedad con miembros de estas autodefensas para desarrollar actividades en contra de la ley, en campos y ciudades nacionales.

Generales y coroneles  que no tenían  necesidad de ello pues sus ingresos económicos era altos, tenían  amplias garantías sociales, pertenecían a  excelentes sociales y eran altamente respetados en donde se encentraban,  hoy  purgan largas condenas de presidio

Un subteniente del ejército viola y asesina unos niños en un paraje rural, y luego se declara inocente.

Empresarios socialmente reconocidos como dirigentes nacionales se alían con  contratistas indecorosos para esquilmar altas sumas al Estado.

El alcalde de Bogotá, persona de amplia trayectoria política y social y nieto de un ex presidente, ávido de dinero y en estado cuasi demencial se alía con contratistas corruptos para beneficiarlos recibiendo altas sumas de dinero por su apoyo.

Un ministro de agricultura beneficia a la clase dirigente de una sección del país con jugosos subsidios, en tanto que humildes campesinos reciben irrisorias sumas por este mismo concepto. Este funcionario, incoherentemente,  busca apoyo político para ser elegido en próximas elecciones como   Presidente de la  República.

Un ex presidente de la República agrede verbalmente a su colega de Venezuela en una reunión internacional y anteriormente reta públicamente  a un ciudadano amenazándolo con “le rompo la cara **bleep**”. Su gobierno generó altos índices de violencia y muertos a granel.

Día a día en Colombia se presenta un grave trastorno psicológico, el de relación, y sus gentes están aisladas entre sí, como consecuencia de una especie de pandemia paranoide que lesiona la sana convivencia entre los nacionales.

Todas estas  muestras del mal funcionamiento de los niveles de salud mental quizá de millones de compatriotas, han logrado que Colombia en el conceso internacional esté señalada como el país más peligroso del mundo.

¿HAY RAZÓN?

¿ESTAREMOS CONVIVIENDO CON DEMENTES?

¿QUÉ HACER?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.