Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2003 12:00:00 AM

Regreso a la 'U'

Marco Palacios, el nuevo rector de la Universidad Nacional, quiere fortalecer la investigación y modernizar el principal centro docente del país.

Un bogotano de 58 años, reconocido como uno de los historiadores e investigadores más prestigiosos del país, dejará El Colegio para ingresar a la universidad.

La próxima semana Marco Palacios Rozo, abogado, doctor en historia de la Universidad de Oxford y ex director del Icfes, dejará su cargo como coordinador académico del Centro de Estudios Históricos de El Colegio de México para asumir por segunda vez, casi 20 años después, la rectoría de la Universidad Nacional, la más importante del país, con 50.000 estudiantes, 3.500 profesores, 97 pregrados, 43 especializaciones, 80 maestrías y 17 doctorados. Llega con el reto de modernizarla, crear la jornada nocturna, fundar nuevos centros, reducir el tiempo de ciertas carreras y fortalecer la investigación.

Claro y rápido al hablar, Palacios creyó que era el momento de regresar al país después de muchos años en el exterior. Vivirá de nuevo en su natal Bogotá, donde llegó al mundo en 1944 en su casa materna, ubicada en la calle 23 con carrera 13. Estudió en los colegios San Juan Bosco, León XIII (de donde fue expulsado por indisciplinado), Antonio Nariño y se graduó del Santiago Pérez, donde el rector, Guillermo Hernández de Alba, le transmitió su sensibilidad por la historia de Colombia.

Palacios fue un líder estudiantil desde joven y miembro del Movimiento Revolucionario Liberal (MRL) y confiesa haber tirado piedra una vez en una manifestación. En 1964, cuando aún estudiaba derecho en la Libre, se retiró de cualquier actividad política. En 1968 obtuvo una beca en El Colegio de México para adelantar estudios sobre China, país que había empezado a adorar años atrás cuando viajó unos meses becado por el MRL. De los filósofos chinos dice que los colombianos debemos aprender una máxima de Sun Tzu: "La mejor guerra es la que no hay que librar".

Al graduarse en 1970 en derecho, viajó a Oxford para hacer su doctorado en historia. Allí escribió el que considera su gran libro: El café en Colombia. En 1978 se vinculó como profesor-investigador a El Colegio de México. En 1982 el presidente Belisario Betancur lo trajo como asesor cultural del Banco Popular y posteriormente asumió el cargo de rector de la Universidad Nacional (1984-1988). Tomó algunas decisiones polémicas y por su forma poco política de hacer las cosas y por ser tan testarudo su rectoría fue calificada de despotismo ilustrado.

Amante del cine, de la obra de Dostoievski y con un amplio gusto musical, que va desde los bambucos hasta Mahler, Palacios es padre de dos hijos. Juan Pablo, de 29 años, doctor en física de la Universidad de Oxford y actual investigador en el Cern (el acelerador de partículas europeo con sede en Ginebra), y Gabriela, de 24 años, que está terminando comunicaciones.

Por su capacidad académica ha sido profesor en las universidades de Chicago y Duke (EE.UU.), Autónoma de Barcelona e Internacional de Andalucía (España) y Tsukuba (Japón). Ha escrito, entre otros, Parábola del liberalismo y Entre la legitimidad y la violencia, Colombia 1875-1994 y es coautor de Colombia: país fragmentado, sociedad dividida, una historia general de Colombia publicada para Oxford.

Amigos y detractores reconocen que Palacios tiene una trayectoria académica impecable. De México extrañará a sus amigos pero a cambio podrá ver el mejor paisaje del mundo: cualquier lugar de Colombia sobre la cordillera Oriental. Y siempre tendrá el proverbio chino que lo ha acompañado buena parte de su vida: "Tienes que esperar lo mejor, pero estar preparado para lo peor".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.