Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1999/11/08 00:00

UN ESPECTADOR PRIVILEGIADO

Al posesionarse como director de 'El Espectador', Carlos Lleras de la Fuente regresa de lleno a <BR>un oficioque lo apasiona.

UN ESPECTADOR PRIVILEGIADO

Su inclinación por las labores periodísticas la heredó de su padre, el presidente Carlos
Lleras Restrepo, quien dirigió el diario El Tiempo en la década de los 40. Mantuvo su cercanía a la prensa a
través de su columna 'El elogio de la locura', que se publicó hasta hace pocos años en ese mismo diario.
Egresado de la facultad de derecho de la Universidad del Rosario, Lleras de la Fuente inició su actividad
política hace nueve años. Fue miembro de la Asamblea Nacional Constituyente, embajador de Colombia en
Estados Unidos y candidato presidencial en las pasadas elecciones. Su decisión de asumir la dirección de
El Espectador no sólo lo vincula de lleno al periodismo sino que también lo aleja por un buen tiempo de sus
aspiraciones a la primera magistratura del país.Dotado de un fino humor, Lleras de la Fuente, de 62 años,
está casado con Clemencia Figueroa y es padre de tres hijos. Siempre se ha destacado por sus
posiciones firmes y su implacable crítica a la clase política tradicional.Ahora es el octavo director de El
Espectador en los más de 100 años de vida del diario y ha anunciado un "ajuste sin traumatismo" para
mejorar la calidad y el rigor informativo del periódico. Advierte que bajo su dirección no habrá oposición
pero que no le temblará la mano para denunciar los errores del gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.