Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2012 12:00:00 AM

Altas Cortes sugieren retirar la reforma a la justicia; Gobierno lo descarta

A una semana de que inicien los debates en el Congreso, la cúpula del poder judicial le dijo al gobierno que su posición es retirar el proyecto. El ministro del Interior rechaza la idea e invita al debate.

Este miércoles, a menos de una semana del inicio de sesiones en el Congreso, el magistrado Javier Zapata, presidente de la Corte Suprema de Justicia, sorprendió al gobierno con una audaz propuesta: retirar o archivar el actual proyecto de reforma a la justicia, al cual le faltan cuatro debates en el legislativo.

Una propuesta que fue respaldada por Gustavo Gómez, presidente del Consejo de Estado, y Ricardo Monroy, presidente de la sala administrativa del Consejo Superior de la Judicatura.

El argumento de las altas Cortes es que el proyecto que discute el Congreso es "inconveniente" y no resuelve los problemas de descongestión y acceso de los ciudadanos a la administración de justicia.

Es decir, mantienen vigentes los seis argumentos que motivaron a su decisión de apartarse del debate del proyecto. Pero este miércoles, en un foro sobre el proyecto en el centro de Bogotá, los magistrados fueron más allá y pidieron que se dejara de insistir en el actual proyecto.

La propuesta alternativa que expuso el presidente de la Corte Suprema es diseñar un proyecto nuevo que haga una transformación estructural de un sistema judicial para modernizarlo, acercarlo más al ciudadano y dotarlo de recursos para brindar una justicia de calidad y oportuna.

El senador Armando Benedetti (La U), fue el primero de los legisladores en respaldar la propuesta de las altas cortes. En su criterio, la reforma a la justicia debe ser archivada por el Congreso.

El gobierno rechazó tal propuesta. El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, prefirió hacer un nuevo llamado a los magistrados de las altas cortes para que fijen sus posiciones sobre el proyecto en el escenario natural del debate: el Congreso de la República.

La petición del gobierno fue directa para los presidentes de la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado. Vargas Lleras consideró que "participar en las deliberaciones es un derecho constitucional que tienen las altas Cortes".
 
"Nuevamente hacemos una muy cordial invitación a los presidentes de las Altas Cortes para que regresen a las deliberaciones que tendrán lugar a partir de la semana entrante y presenten sus puntos de vista", dijo Vargas Lleras.
 
Precisamente, las altas Cortes habían acompañado el debate del proyecto en el Congreso durante los dos primeros debates, pero decidieron levantarse de la mesa de discusión cuando el proyecto fue aprobado por la Comisión Primera de la Cámara, en su tercer debate.

La decisión de marginarse de la discusión fue sustentada por los presidentes de las altas Cortes en seis puntos concretos. En ellos expresaron sus reparos al proyecto y alertaron sobre su inconveniencia.

Desde entonces, el trámite del proyecto sólo ha contado con la participación del gobierno y de los partidos políticos que tienen representación en el Congreso, mientras que la cúpula del poder judicial ha reiterado su posición de no participar del debate.

Este nuevo obstáculo se produce horas antes de que el presidente Juan Manuel Santos y los partidos políticos de la Unidad Nacional discutan el futuro del proyecto.

Los reparos de las Cortes
 
- La Corte Suprema comparte la necesidad de separar las funciones de instrucción y juzgamiento e introducir la doble instancia para el juzgamiento de aforados (entre ellos los congresistas), dijo que: "nos parece adecuado que esas nuevas salas no hagan parte de la Sala de Casación Penal ni de la Sala Plena de la Corte Suprema de
Justicia".

- Cuestiona los poderes que adquiere en el proyecto la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura "quedando en igualdad de condiciones al Consejo de Estado, la Corte Suprema y la Corte Constituciona (...) "No se entiende que una institución encargada de los asuntos disciplinarios se le equipare con las cabezas de la justicia".
 
El magistrado Javier Zapata advirtió que si desaparece la Sala Administrativa de la judicatura, la Sala. Disciplinaria "no puede quedar haciendo parte de la Sala de Gobierno de la Rama (la nueva figura que reemplazaría a ese tribunal) ni inmiscuirse en la elección de magistrados".

- La Propia Corte Suprema la que debe elegir a sus magistrados, el actual proyecto plantea modificar la elección de los miembros de la alta corte.  

- Proyecto privatiza la justicia. La propuesta de entregar a notarios, abogados y particulares funciones jurisdiccionales. Según El magistrado Zapata esta iniciativa lesiona la independencia de los jueces. "La justicia caerá en barrena. Nos sentimos sin aliento al saber que los otros dos poderes se inmiscuye en las funciones jurisdiccionales", agregó el Presidente del alto tribunal.

- Elección de organismos de control.  Zapata cuestiona la modificación de la elección del Procurador y el Contralor, pues según dijo, lesiona los pesos y contrapesos que la Constitución diseñó para mantener el equilibrio entre los poderes públicos.

- El presupuesto de la rama. La Corte Suprema insiste en su exigencia de un presupuesto que cubra las necesidades de la Rama y aseguró que la Corte no comparte la propuesta de aumentar el dinero para la Justicia con el aumento en la tasa de inflación mas el 2 por ciento. "Es insuficiente" para que la justicia cumpla su misión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.