Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2010/06/08 00:00

Antanas Mockus

Antanas Mockus

¿Cuáles son las características de su proyecto de política social?

De acuerdo con nuestro principio de construir sobre lo construido, nos aseguraremos de que la presencia del Estado en todos los municipios de nuestro país se traduzca en mejoras en la calidad de vida de todos.

Pondremos en marcha el programa Colombia sin Hambre para ayudar a los sectores más pobres y vulnerables a superar los factores estructurales de la pobreza.

Tomaremos las medidas necesarias para que todos y todas, sobre todo los niños y niñas, gocen de niveles básicos de salud, vivienda, seguridad alimentaria y nutricional, cobertura en agua potable y saneamiento básico.

¿Cómo garantizaría mayor equidad y viabilidad financiera en el sistema de seguridad social?

Los recursos para salud pública serán controlados de la manera más estricta. La definición y actualización de un único plan de beneficios en Salud es un primer paso para solventar los problemas financieros del sistema pero se requiere además replantear los mecanismos de financiación del sector.

Crearemos mecanismos eficientes para establecer los eventos POS y no POS, el aseguramiento de los segundos es responsabilidad de los afiliados, pero los médicos tendrán autonomía para incluir algunos casos dentro del plan. Impuestos nuevos son un punto necesario, sin embargo deberán pasar por el Congreso y ser coherentes con el escenario de desempleo y contracción del gasto.

¿Tiene alguna propuesta para atender especialmente las necesidades de la vejez?

Todos cabemos en nuestro eje de educación y cambio cultural como motor del desarrollo. Los adultos mayores no escapan a ser formadores de ciudadanos, capital social clave para el aprendizaje en comunidades y ellos son eje de la tradición oral en muchas regiones. Promoveremos el respeto e inclusión de la población mayor, otorgando algunos mecanismos de protección frente a riesgos como el maltrato y el abandono.

¿Considera que el modelo de Familias en Acción provee una solución sostenible a los problemas sociales de las comunidades beneficiarias del programa?

Es un buen programa, pero debe ser robustecido. No es sostenible como solución única, debe ir acompañada de estrategias de educación y formación integrales, oportunidades para generación de ingreso que eviten la permanencia incondicional en el programa, mecanismos de vigilancia y control que hagan llegar los recursos al que en verdad los necesita y otros.

¿Qué iniciativas tiene para solucionar el problema del hambre?

La falta de alimentos es una restricción al derecho fundamental al desarrollo físico, intelectual y emocional. La combatiremos, en primer lugar, con la distribución de complementos nutritivos a menores de 12 años, mujeres lactantes y gestantes en hogares comunitarios, escuelas y hogares.

La escuela y el hogar serán los lugares de llegada de las estrategias simultáneas de educación, salud y nutrición para nuestros niños y niñas. En estos mismos espacios, generaré procesos de corresponsabilidad en la formación en nutrición y en hábitos de vida saludable.

En una alianza con los municipios, departamentos y el sector privado, pondremos en operación Bancos de Alimentos en todos los municipios del país.

¿Cuáles son sus estrategias para reducir las proporciones de la pobreza en Colombia?

Promoveremos empleo digno y oportunidades, sumado a intensivos procesos de educación y formación ciudadana.

Un modelo económico encaminado a la igualdad en las oportunidades es central y debe ofrecer incentivos especiales para la creación del empleo, más que subsidios a algunos grandes empresarios.

Lo fundamental para salir de la pobreza es la lucha contra sus causas estructurales: vivienda, agua potable y alcantarillado, salud y alimentación.

Sin embargo, el verdadero desarrollo solamente se logra con las oportunidades que abren la educación, la innovación y el emprendimiento. Los programas de emergencia y choque deben ir únicamente a la población en situación más crítica: hay que dar ayudas y subsidios solamente a los más pobres, a los desempleados que hayan perdido su empleo y sean responsables de menores, como cabezas de hogar.

¿Cuál es su propuesta para enfrentar el problema del desempleo y la informalidad laboral?

Combatiremos el desempleo y la informalidad sobre tres ejes principales: la lucha contra la corrupción, los incentivos a la generación de empleo y las grandes obras de infraestructura.

La corrupción desvía los recursos que generan oportunidades de educación y generación de empleo, vigilaremos de cerca el cumplimiento de nuestra premisa: recursos públicos, recursos sagrados.

En deliberación con todos los interesados, revisaremos cuidadosamente la posibilidad de reducir el costo de generar empleo sin poner en riesgo los programas que hoy en día se financian de esta fuente.

Eliminaremos las exenciones al capital que resulten contraproducentes para las nuevas contrataciones, generando en su lugar exenciones que motiven la generación de nuevos empleos.
Con base en una visión de largo plazo, ejecutaremos grandes obras públicas por medio de concesiones con la participación de firmas nacionales y extranjeras. Lo que no pueda financiarse con base en la participación privada se financiará con recursos, tanto públicos, como de los fondos de pensiones.

Nuestra política de empleo está encaminada a la generación de oportunidades educativas y de trabajo, con un énfasis en el emprendimiento, las iniciativas regionales y el desarrollo rural.

La motivación, formación y apoyo a los emprendedores en la tarea de crear empresa, con énfasis en los jóvenes, es central. El Gobierno debe liderar el encuentro entre las iniciativas productivas, la inversión y el mercado. Reduciremos radicalmente la brecha entre reglas formales y reglas informales en la economía con miras a la legalidad plena

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.