Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/21/2010 12:00:00 AM

Candidato: ¿cómo enfrentará a las nuevas bandas criminales?

En la décima entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com plantea el debate entre los candidatos sobre el desafió de contrarrestar las denominadas bandas emergentes.

Semana.com y la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario ofrecen, en esta décima entrega, las fórmulas de los candidatos para combatir efectivamente a las nuevas bandas criminales, emergentes del paramilitarismo.

Las denominadas ‘bacrim’ se han constituido en una de las recientes amenazas de la seguridad interna del país, por eso las propuestas de los candidatos para enfrentarlas constituyen un punto sustancial de la agenda del actual debate electoral.

En esta décima entrega los candidatos también responden sobre las formas de participación que diseñarían para la activa participación de la sociedad civil en la construcción y fortalecimiento de la seguridad, tanto en ciudades como en zonas rurales.

Estos dos interrogantes hacen parte del tercer capítulo del cuestionario, denominado ‘Paz y reconciliación’, que la Universidad del Rosario preparó con el propósito de conocer los programas preparados por los candidatos a la Presidencia. Seis de ellos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra. 

 
1. ¿Qué tratamiento le daría su gobierno a las denominadas bandas criminales emergentes? 

 
Antanas Mockus 
 
El mismo que a toda forma de ilegalidad: buscando la eficacia de los mecanismos legales, mejorando la información para que la justicia actúe con más eficiencia y promoviendo la colaboración de la ciudadanía con las autoridades. 




 
Rafael Pardo 
 
En principio, el que la ley establece para los criminales y delincuentes, aplicándola con diligencia y poniendo especial atención para evitar esguinces y dilaciones que faciliten la reducción de penas y los vencimientos de términos, el soborno o penalidad y la intimidación de testigos, hoy tan de moda en nuestro aparato de justicia. 

Realizaré esfuerzos mayores en el descubrimiento y judicialización de sus cómplices e instigadores intelectuales, desenraizando sus apoyos ideológicos e investigando su personal a sueldo en el Estado y en sus instituciones, tanto como en la sociedad en general. 
 
Realizaré una campaña especial enfocada en el ciudadano que, confundido en la polarización de buenos y malos cultivada por el gobierno, termina siendo un colaborador pasivo de la delincuencia o su idiota útil. 
 
Las llamadas ‘bacrim’ no son cosa distinta de la herencia que nos dejó la sui géneris negociación del gobierno con los ‘paras’ en Santafé de Ralito. Unas organizadas con base en poderes fraccionados, pero las más, dirigidas por sus antiguos jefes o por interpuestas personas. Son una herencia indudable de la faceta oscura de la Seguridad Democrática, que no pasa de ser una operación antisubversiva que no ha enfrentado de verdad el paramilitarismo y que mantiene desamparada a la ciudadanía aún frente a la propia amenaza de la guerrilla. 

 
Gustavo Petro 
 
Si queremos frenar las bandas emergentes, debemos desmontar el poder local de las mafias y transferir la tierra fértil a la sociedad, acompañado de una justicia fuerte y un proceso de reconciliación regional entre víctimas y victimarios de cara a la verdad, la justicia y la reparación integral de las víctimas, sabiendo que gran cantidad de estas bandas son producto de las influencias ejercidas en zonas específicas por antiguos grupos alzados en armas. 
 
Además se deben castigar a aquellos que favorecen esta ilegalidad y no permitir más la convivencia de agentes sociales con estos grupos. 

 
Noemí Sanín 
 
El narcotráfico sigue siendo la fuente de financiación de la gran mayoría de los grupos terroristas y bandas emergentes. Por lo tanto el nuevo Plan Colombia, la política de extradición y el fortalecimiento del Ejército son vitales para combatir estas nuevas bandas. 

No habrá lugar a que nuevos grupos terroristas intenten cubrirse con sombrillas políticas. Los paramilitares desmovilizados que sean capturados delinquiendo, o aquellos que no hayan cumplido las condiciones de verdad y reparación de su desmovilización, perderán, mediante el debido proceso, los beneficios que obtuvieron bajo la ley de Justicia y Paz.


Juan Manuel Santos 
 
Nuestro gobierno construirá un ‘Centro para la lucha contra las Bandas Criminales y el Narcotráfico’ que desarrollará una estrategia integral contra estos grupos basada en la fusión de la información recolectada por las agencias de inteligencia del Estado para apoyar una acción coordinada de la Policía con las Fuerzas Militares encaminada a la desarticulación de estos grupos. 


 
Germán Vargas Lleras 
 
Estas bandas, que pretenden revivir la pesadilla del paramilitarismo, serán perseguidas sin tregua, al igual que todos los demás grupos ilegales, con una efectiva labor de inteligencia y con toda la firmeza y decisión. 




  
2. ¿Cómo concibe la participación de la sociedad civil en las estrategias que buscan contener la inseguridad urbana y rural? 

 
Antanas Mockus 
 
Es fundamental que la ciudadanía participe, sea corresponsable y exija cuentas en el tema de seguridad. 

Todos construimos la seguridad ciudadana, cambiando nuestras actitudes, comportamientos y percepciones frente a la seguridad. Un primer paso es confiar en la autoridad competente. 


 
Rafael Pardo 
 
La participación de la sociedad civil es fundamental en una etapa importante de la seguridad: la prevención. Una sociedad organizada y atenta a prevenir hechos criminales es clave en el mantenimiento de la seguridad. 

En las ciudades es importante el trabajo de la Policía con la comunidad. Hay que fortalecer el modelo de policía comunitaria y lograr que la Policía se acerque a la comunidad para un trabajo en conjunto y de prevención. 

En las zonas rurales es igualmente importante la colaboración de los habitantes con las autoridades. Pero con esquemas de estudiantes informantes como fue propuesto por el gobierno del presidente Uribe. 

 
Gustavo Petro 
 
Hemos planteado un programa de creación de confianza entre el Ejército, la fuerza pública y los ciudadanos, con el fin de reemplazar las estrategias de red de cooperantes de la sociedad civil, unida al programa de fortalecimiento de la justicia. 
 
Se realizarán encuentros ciudadanos por zonas y barrios para establecer, en conjunto con la fuerza pública y las autoridades civiles, la política de seguridad de las zonas utilizando los ‘Consejos de Seguridad Ciudadana’.

Se desarrollarán políticas de la cultura ciudadana que desactive la intolerancia y propenda por el desarme y la no violencia. 

 
Noemí Sanín 
 
El fortalecimiento de las instituciones públicas en los campos y en las ciudades pasa por la participación ciudadana y además es la base estructural de la seguridad. 
 
En el campo, la ausencia de Estado y no sólo de ejército y policía, ha servido de caldo de cultivo para la violencia. De la mano de la fuerza pública tienen que llegar la justicia, la educación, la salud y también la producción. Pero estas instituciones son débiles sin la participación ciudadana. 
 
Una ciudadanía organizada alrededor de instituciones estatales fuertes pierde el miedo de colaborar con la Policía y fortalece toda la estructura de la seguridad. En las ciudades y en las zonas rurales, donde las instituciones estatales son más fuertes, se requiere estructurar la participación de la ciudadanía a su alrededor, convocando más a las madres gestantes alrededor de los centros de salud para capacitarlos en la atención y nutrición de sus hijos y a ambos padres para que comprendan las necesidades de darles amor y prevenir el abuso. 
 
Para eso, hay que convocar a los padres a las escuelas, colegios y espacios deportivos y culturales para capacitarlos en la crianza y ayudarles con guarderías y apoyo. Convocar a la comunidad alrededor del Sena y de otras instituciones de capacitación para el trabajo. 

Igualmente, acercar la justicia a la comunidad para resolver rápidamente la gran mayoría de sus problemas cotidianos y para enfrentar el delito con mayor unidad. En síntesis, una sociedad actuante alrededor de las instituciones sociales se fortalece también alrededor de su Policía y fuerza pública. 

 
Juan Manuel Santos 
 
La interacción entre autoridades locales, policía y ciudadanía será clave en los esfuerzos de nuestro gobierno para combatir el crimen. 
 
Para ello, se desarrollarán los canales de comunicación necesarios para que la población pueda transmitir sus necesidades de seguridad a gobiernos locales y mandos policiales, al tiempo que se establecen los mecanismos de rendición de cuentas ante los ciudadanos para que sean ellos quienes juzguen la eficacia de la estrategia de seguridad aplicada en sus localidades. 

 
Germán Vargas Lleras 
 
Es muy importante contar con la colaboración activa y decidida de la sociedad civil - tanto en el ámbito rural como en el urbano- para denunciar los hechos sospechosos, aportar información relevante y, en general, para apoyar las políticas de seguridad del Estado.

Lo que se conoce como la “Trinidad de Clausewitz” es precisamente la conjunción entre el poder político en cabeza del jefe de Estado, las Fuerzas Armadas y el apoyo popular. 
 
Sin un equilibrio adecuado entre estas tres fuerzas no es posible ganar la guerra. 

 
En la próxima entrega, los candidatos debatirán sobre la defensa de los Derechos humanos y las garantías a organizaciones sociales y sindicales.
 



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.