Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/2010 12:00:00 AM

Candidato: ¿cómo garantizar el equilibrio de poderes y la defensa de la Constitución?

En la quinta entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com ofrece las propuestas y los programas de los candidatos. El primer tema de discusión, las fórmulas para garantizar el equilibrio de poderes.

Con el objetivo de conocer cómo garantizar o reestablecer el equilibrio de poderes del Estado, el cual, según varios candidatos, fue alterado por la reelección presidencial, Semana.com y la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario ofrecen, en esta quinta entrega, las respuestas que dieron los candidatos a este interrogante.

Los candidatos se refirieron a las reformas constitucionales, especialmente aquellas que se han producido por hechos coyunturales. Y más allá de advertir nuevas reformas, hicieron un diagnóstico de esta práctica política que se ha producido desde 1991. Este es el fundamento de la primera pregunta que se ofrece en esta entrega.

El segundo interrogante pretende conocer las acciones que hará el eventual gobierno de cada uno de los aspirantes para garantizar o recuperar el equilibrio de poderes consagrado en la Constitución. Los lectores encontrarán propuestas novedosas.

Los seis candidatos que registran más del 1 por ciento en las encuestas accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Con estas preguntas Semana.com inicia el segundo capítulo del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, denominado ‘Institucionalidad y democracia’, que busca que los ciudadanos conozcan la visión de cada candidato frente a “las modificaciones reiteradas, cuando no personalizadas, de la Constitución; las controversias entre poderes y los desequilibrios resultantes de opciones de injerencia de unas ramas en las otras”.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra. 

1. ¿Qué opina de la práctica reiterada de cambiar la Constitución ante situaciones coyunturales? 


Antanas Mockus 
 
La Constitución de 1991 tiene menos de 20 años y ya ha tenido casi 30 reformas: una y media por año. La Constitución de los Estados Unidos tiene casi 220 años y tiene 27 reformas. Las reglas de juego deben ser estables, permitir el aprendizaje social, el desarrollo de una cultura política. 

En 1991 se dejó abierta la posibilidad de reformas constitucionales muy fáciles, en una sola legislatura, sin que sean sometidas al electorado. Estas son las que se han vuelto un juego frívolo del Congreso: hemos tenido reforma constitucional hasta para garantizarle los puestos en forma permanente a los empleados nombrados por palanca. 

Por eso, creo que no se debe reformar la Constitución sino en los casos en que haya un verdadero consenso del país en relación con un tema esencial. La Constitución se nos está volviendo el árbol de navidad, la lista de buenos deseos, el reemplazo de las leyes, con la ilusión de que si algo está en la Constitución dura más. Pero ni siquiera el cambio de nombre de Bogotá duró. 

 
Rafael Pardo

Es uno de los peores vicios que puede tener una democracia. La Constitución está hecha para ser cumplida como norma fundamental de un Estado. Los constantes cambios coyunturales a la misma rompen con el espíritu de permanencia con el cual fue escrita. 



 
 
Gustavo Petro 
 
Es altamente negativa y en el fondo refleja un desprecio e incomodidad con la Constitución de 1991 y una añoranza por la de 1886. 



 

 
Noemí Sanín 
 
Colombia tiene que ser un país estable y de instituciones, en el que se respeten la palabra, los contratos y la ley. Esa estabilidad es la base de la sostenibilidad de la seguridad, de la confianza inversionista y de la cohesión social y una condición necesaria para que Colombia se encamine hacia el desarrollo, generando empleo de una forma sostenible. 

En la provisión de esta estabilidad, la Constitución juega un papel fundamental, enmarcando no solo derechos y deberes sino también un marco institucional. Ahora, las sociedades, las leyes y normas, y los países en sí van evolucionando, y obviamente se tienen que tener previsiones bajo las cuales esas instituciones, normas y leyes se pueden ir adaptando a las necesidades y prioridades de la sociedad. 

 
Juan Manuel Santos 
 
La Constitución contempla las reglas de juego de nuestro sistema democrático y no debería estar variando. Cualquier modificación debe hacerse bajo las reglas democráticas que la propia carta constitucional establece. 




 
Germán Vargas Lleras 
  
La Constitución de un país es la conjugación de elementos de orden no sólo jurídicos sino también políticos, lo que hace que ante profundas transformaciones políticas ésta deba modificarse, tal como sucedió en nuestro país en el año 1991. Sin embargo, al ser la Carta Política norma de normas, para garantizar la seguridad jurídica como uno de los valores fundamentales del Estado de derecho, su modificación no debe convertirse en una práctica reiterada y menos aún ante situaciones netamente coyunturales. 

2. ¿Qué hay que hacer para garantizar el equilibrio de poderes? 

 
Antanas Mockus 
 
La Constitución define un equilibro entre los tres poderes públicos. El equilibrio que se definió en 1991, basado en el presidencialismo, mantuvo de todos modos un predominio presidencial, con el balance de un Congreso menos fuerte (sujeto a la presión y la influencia de favores presidenciales) y un sistema judicial independiente. 

La reelección presidencial alteró el equilibrio, al darle al Presidente la posibilidad de influir en forma desproporcionada en la elección de los miembros de algunos organismos como el Banco de la República o la Corte Constitucional. Si se hubiera aprobado el referendo la situación sería todavía más grave. 

De todos modos, si soy presidente todos pueden estar seguros de que no usaré los poderes legales para tratar de controlar la justicia o el Congreso. 


Rafael Pardo 

Fortalecer organismos de control. Son estos los que permiten que ninguno de los tres poderes tome más fuerza que el otro. Deben ser fuertes, transparentes y sobre todo eficientes. 


 
 
 
 
Gustavo Petro 
 
Restablecer la autonomía de las diferentes instancias de la rama judicial y consolidar la autonomía de cada uno de los componentes de la división tripártita del poder es un compromiso de mi gobierno.

Se restablecerá el Ministerio de Justicia, con el fin de promover y asegurar una adecuada colaboración entre las dos ramas del poder. Me comprometo -para la selección de candidatos a Fiscal General de la Nación, Procurador y Defensor del Pueblo- a realizar un proceso basado en amplias consultas con las facultades de Derecho, las organizaciones de abogados, jueces y fiscales, así como las organizaciones de la sociedad civil interesadas en el tema, de tal manera que se postulen candidatos y se realicen audiencias públicas en las cuales se evalúe experiencia, capacidades y compromiso.
 
Lo mismo para seleccionar los candidatos a integrar la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura y los que le corresponda proponer para integrar la Corte Constitucional. La Constitución Política es la hoja de ruta del gobierno por lo que se propenderá por el fortalecimiento de las instituciones y el total respeto a la ley.

 
Noemí Sanín 
 
Fortalecer los poderes. No puede haber una democracia sólida si uno de los poderes es débil o tiene baja aceptación entre los ciudadanos. Los partidos políticos necesitan fortalecerse y allí hay mucho por hacer para que el poder legislativo tenga mayor credibilidad. Se deben definir mejor las reglas del juego y evitar el choque de trenes, incluso al interior mismo de uno de los poderes como ocurre en la Justicia. Pero la Constitución prevé la necesaria armonía entre los poderes públicos en el entendido en que no todo es regulable hasta el detalle y que existen espacios de discusión. 
 
Por esto, lo importante es mantener unas relaciones armónicas con todas las ramas del poder público, que permita anticiparse a esos acontecimientos y concertar las soluciones a los mismos de manera rápida y eficaz. 

 
Juan Manuel Santos 
 
La Constitución establece claramente las funciones de cada rama y un sistema de balances y contrapesos. Las distintas ramas del poder público deben trabajar armónicamente dentro de un marco de respeto a la división de poderes. 



 
 
Germán Vargas Lleras
 
Una de mis primeras acciones como Presidente de la República será recuperar el sistema de pesos y contrapesos que fue seriamente afectado con la figura de la reelección. Diversos estudios demuestran que a partir de la reelección en Colombia el poder se ha concentrado en manos del Ejecutivo. Así las cosas, propongo ampliar los periodos de los magistrados de las altas Cortes a doce años, para garantizar su absoluta independencia del Gobierno Nacional. Lo mismo haremos con los periodos de los miembros de la Junta Directiva del Banco de la República. 


En la próxima entrega, los candidatos se referirán al fortalecimiento del Congreso y los partidos políticos.

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.