Sábado, 21 de enero de 2017

| 2010/05/13 00:00

Candidato: ¿cómo lograr la armonía entre entes territoriales?

En la vigésimo quinta entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com expone las estrategias de los candidatos para integrar a los municipios que comparten intereses económicos y sociales.

Seis candidatos aceptaron responder el cuestionario preparado por la alianza SEMANA - Universidad del Rosario, con el propósito de conocer a fondo a los aspirantes a la Presidencia. Foto: SEMANA

Semana.com y la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, en esta vigésimo quinta entrega del cuestionario programático a los candidatos, presentan las propuestas de los aspirantes a la Presidencia sobre mecanismos que armonicen las relaciones entre municipios y la consolidación de conceptos como el de ciudad-región.

Estos dos interrogantes hacen parte del sexto capítulo del cuestionario programático, denominado ‘Desarrollo urbano’, y buscan conocer propuestas “serias y viables” sobre la actual situación y el futuro de los centros urbanos en Colombia.

Dice la Universidad del Rosario que en la medida que Colombia es un país de ciudades, donde alberga al 80 por ciento de su población, las políticas de desarrollo urbano deben formar parte de los propósitos de los proyectos políticos que se sometan a consideración de los ciudadanos.

Agrega que al Estado le corresponde desarrollar políticas que tienen honda incidencia en la vida urbana y es preciso que quien aspire a presidirlo muestre ante la opinión pública conocimiento y capacidad de acción en esas materias.

Seis de los candidatos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra.

 
1. ¿Qué mecanismos adoptaría su gobierno para armonizar las relaciones entre municipios que conforman aglomeraciones urbanas?

 
Antanas Mockus 
 
Desarrollaría estudios técnicos para ver la viabilidad de unidades territoriales agregadas y desagregadas, donde se muestre que es mejor con criterios de orden financiero, ambiental, poblacional y comercial. Impulsaría las áreas metropolitanas efectivas y coherentes con el esquema fiscal restrictivo de los próximos años.


 
 
Rafael Pardo 
 
En las aglomeraciones urbanas conformadas por varios municipios es importante entender que los procesos y transformaciones deben ser trabajados de forma articulada entre los entes territoriales que conformen la región.
 
Es indispensable lograr la inclusión de todos los municipios que hacen parte de la región y trabajar en buscar un equilibrio entre éstos. Así las problemáticas, potencialidades y beneficios generados a partir de esta configuración puedan ser tratados y aprovechados de manera ecuánime e igualitaria por todos los municipios.
 
En este sentido, es además necesario generar instrumentos institucionales cuyo objetivo principal sea el diseño de una estrategia de integración territorial, económica y social de los municipios que conforman la aglomeración urbana.
 
 
Gustavo Petro 
 
Revisaremos la ley que establece los procedimientos y requisitos para la constitución de áreas metropolitanas con el fin de que éstas se conviertan en instancias reales y eficientes de planeación y gestión territorial. Igualmente, crearemos instrumentos de cooperación entre ciudades y municipios que permitan un desarrollo equitativo y eficiente.

 
 
Noemí Sanín 
 
Lo primero es establecer, definir, cuáles son los asuntos que a todos interesan y que podrían ser asumidos de manera solidaria, donde cada municipio pone en función de su capacidad y del beneficio que recibe con el emprendimiento colectivo. Es condición necesaria la transparencia en los compromisos y que estos operen como un gana-gana para todos los participantes.
 
En segundo lugar es necesario establecer un programa de corto y mediano plazo donde queden claramente establecidos compromisos individuales y metas colectivas y la manera como se adelantará su realización, pudiéndose establecer para el efecto una estructura para el manejo del programa, que puede ser o bien temporal y para un propósito específico por medio de convenios interadministrativos, o bien permanentes para abordar acciones que impliquen continuidad y permanencia en el tiempo, para lo cual podría acudirse a figuras como las áreas metropolitanas.

Reconocer las interrelaciones y flujos que se dan entre ellos para consolidarlos. Integrar redes de servicios, vías y sistemas de movilidad, así como las infraestructuras para prestar servicios como la medicina especializada o los sistemas de prevención y atención de emergencias -cuerpo de bomberos, número único de emergencias-, los patrullajes policiales y el manejo de cauces, cuerpos de agua y zonas de reserva natural.
 
 
Juan Manuel Santos

Tenemos siempre presente que el máximo objetivo del Estado y de los gobiernos de todos los niveles tiene que ver con el bien común y la calidad de vida de la gente. Por eso, el apoyo institucional, técnico y en recursos a quienes cooperan y concilian intereses serán herramientas fundamentales, sin intervenir en lo que es terreno de las administraciones locales o departamentales.
 
Por eso, el Gobierno Nacional colaborará en esa integración de los municipios por medio del transporte público, las redes de servicios públicos y los proyectos de vivienda; se hará uso de la normatividad existente para buscar dicha cooperación así como para apoyar las responsabilidades y competencias que ya tienen alcaldes y gobernadores.
 
Desde el gobierno central se trabajará en una agenda de lo regional y se impulsarán y fortalecerán tanto la mirada como la planeación del largo plazo que ayudan a conciliar y a cooperar. El gobierno nacional se constituirá así en una “tercera parte”, para facilitar los acuerdos.
 
 
Germán Vargas 
 
Es necesario evitar fenómenos como el denominado canibalismo tributario que se entiende como la atracción de actividades industriales y empresariales y de usos residenciales para estratos altos, a través de exenciones tributarias que hace un ente territorial en desmedro de otro.
 
La consolidación de un modelo en el cual los municipios compiten con impuestos es la crisis del modelo de ciudad-región. La armonía entre entes territoriales en términos de equilibrio en la ocupación y vocación del territorio pierde toda legitimidad cuando a través de la competencia tributaria se habilitan nuevos suelos, especialmente suburbanos, para atraer capitales de otros municipios, como en el caso de Bogotá.
 
Ante esta situación, las acciones que permitan una planeación territorial articulada entre municipios son apremiantes y deberían concretarse a través de mecanismos de colaboración y coordinación político administrativa, lo que hace evidente la necesidad de expedir la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial -LOOT-, en desarrollo de los artículos 288 y 307 de la Constitución Política, norma que no ha sido aprobada por el Congreso después de 15 intentos.
 
En el caso de Bogotá, volver a tramitar el acto legislativo que creaba la Región Administrativa y de Planeación Especial RAPE, conformada entre el Distrito Capital, el departamento de Cundinamarca y los departamentos contiguos a este y que fue declara inexequible por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-313 de 2004, por vicios de trámite, pero que en su contenido permite avanzar en la integración económica, social y administrativa de la capital y sus municipios vecinos.
 
Entre tanto, y ante tan oscuro panorama, debería reactivarse la Mesa de Planificación Regional Bogotá-Cundinamarca, mesa de concertación que tuvo una fuerte actividad entre los años 2001 al 2006, pero que, al parecer, quedó marginada de los actuales procesos ó crearse una nueva entidad que dirija los asuntos urbano-regionales, bajo principios de respeto absoluto a la autonomía y la descentralización de los entes territoriales, con una perspectiva de desarrollo ambientalmente sostenible y privilegiando la equidad tributaria y de ocupación social del territorio.
 
 
2. ¿Cuál considera que es el papel que debe cumplir la nación para apoyar el proceso de consolidación de ciudades-región?
 
 
Antanas Mockus 

El papel de coordinador, vigilante y promotor de la idea real de ciudad-región. El Estado es un garante de la transparencia y coordinación para estos procesos.


 
 
 
 
Rafael Pardo 
 
La nación debe ser imparcial pero rigurosa en el acompañamiento de los procesos de consolidación de ciudades-región. Debe generar las herramientas para que a través de planes de ordenamiento territorial se posibilite la formación de regiones entre municipios y departamentos.
 
La nación debe entender muy bien cuáles son las dinámicas de cada uno de los municipios (departamentos) que hacen parte de la región y velar porque se dé un eficiente manejo a las nuevas problemáticas, retos y oportunidades que surjan de esta organización. Lo anterior bajo el principio de respetar y garantizar la autonomía en los campos político y fiscal para el conjunto ciudad-región.
 
 
Gustavo Petro 

El gobierno nacional debe procurar la creación de mecanismos normativos que permitan generar procesos de integración regional. Igualmente debe procurar la capacitación y formación de los funcionarios locales en temas de integración regional, planeación para el desarrollo, megaproyectos con alcance regional, entre otros. Y debe contribuir a la financiación de obras de interconexión regional.
 
 
Noemí Sanín 
 
Es un papel subsidiario a las iniciativas y recursos de las regiones en cuestión. Debe abrirles espacios ciertos en las normas -las regiones administrativas de planificación (RAP), el fortalecimiento de la instancia intermedia entre el municipio y la nación, la planeación y ejecución de la inversión no con criterio sectorial sino territorial (y por consiguiente integral)- pero también en los planes de desarrollo que se estructuren a partir de las realidades mesoeconómicas y mesosociales que se convierten en eje y motor del proceso de desarrollo integral y descentralizado de la nación.
 
Además de sustituir al gobierno central en la prestación de servicios -principalmente educación y salud secundariamente, ambiente-, debe abrirle un espacio institucional y de decisión a las regiones en las políticas mesoeconómicas. El tema de las regalías es crítico en este punto, pues deberían ser prioritariamente para apalancar desarrollos regionales en una perspectiva más amplia a la de los municipios productores. Inversiones que se inscriban en planes de desarrollo de largo plazo de las regiones circundantes. Este punto se hace cada vez más crítico en la medida en que el país se vuelve más dependiente de la producción minera y petrolera.
 
 
Juan Manuel Santos 

La más importante lección de la economía global es que son las regiones, de manera especial aquellos espacios regionales mejor conocidos como ciudades-regiones, las principales unidades o entidades socioeconómicas de la competencia económica. El trabajo conjunto y de cooperación entre una ciudad central (o varias cercanas) y sus alrededores les permitirán competir de modo efectivo y eficiente.
 
Un trabajo donde todos participen, con el apoyo decidido del gobierno central, para hacer posible el apoderamiento de las ventajas de trabajar de modo coordinado para un mayor desarrollo del recurso humano, la mejora de la conectividad física y virtual, la eliminación de redundancias y dobles esfuerzos.
 
La participación de todos será básica para lograr incrementos sostenidos de la productividad de las empresas tanto urbanas como rurales y para mejorar la competitividad regional, que deberá incluir naturalmente la ciudad o ciudades centrales de la región.
 
 
Germán Vargas 

Tramitar instrumentos como la LOOT y la RAPE del Distrito Capital, profundizar lo dispuesto por el artículo 306 de la Constitución Política, en cuanto a la conformación de regiones administrativas de planificación entre departamentos y, especialmente, el respeto absoluto a los principios de descentralización y subsidiariedad, sobre los cuales se fundamenta nuestro ordenamiento territorial.
 
Así se evitan casos como lo ocurrido con los denominados “Macroproyectos de interés nacional”, que fueron declarados inexequibles por la Corte Constitucional, precisamente porque se violaron los principios recién señalados.

 
En la próxima entrega conozca las propuestas de los candidatos en materia de vivienda de interés social.
 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.