Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2010/05/20 00:00

Candidato: ¿cuál es el plan de desarrollo que le propone al país?

Los candidatos a la Presidencia exponen en Semana.com los planes de desarrollo que han diseñado para Colombia. Trigésima entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario.

Seis candidatos aceptaron responder el cuestionario preparado por la alianza SEMANA - Universidad del Rosario, con el propósito de conocer a fondo a los aspirantes a la Presidencia. Foto: SEMANA

En la trigésima entrega del cuestionario programático diseñado por la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, seis candidatos a la presidencia no solo plantean reabrir el debate sobre el modelo de desarrollo en el país, sino que exponen sus fórmulas y sus planes para aplicar en un eventual gobierno.

Estos interrogantes hacen parte del séptimo capítulo del sondeo a los candidatos, denominado ‘Desarrollo económico’, con el cual se busca conocer propuestas “serias y viables” de los aspirantes para alcanzar el bienestar económico del país.

Afirma la Universidad del Rosario que en el país se obra como si se hubiese conseguido un consenso definitivo sobre el modelo de desarrollo económico y no persiste siquiera una discusión abierta y pública que exprese la existencia de puntos de vista diferentes sobre la materia.

Por eso, agrega, es necesario que los candidatos se manifiesten sobre esta temática, en la medida que las ideas que tengan en este campo repercutirán tanto en sus proyectos legislativos como en el adelanto de sus políticas tributaria, fiscal, de inversión pública, comercial, ambiental y de relaciones internacionales.

Seis de los candidatos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra. 


1. ¿Debe el país retomar el debate sobre su modelo de desarrollo? 


Antanas Mockus 
 
Sí. Con criterios de sostenibilidad, ampliación de capacidades y oportunidades en esquemas de equidad social y reducción de factores de riesgo. 


 
 

 
Rafael Pardo 
 
Definitivamente el país debe abrir nuevamente este debate, porque
el actual modelo de desarrollo ha generado un país con profundas desigualdades y grandes resquebrajamientos al interior de la sociedad que impiden que el crecimiento económico se transforme en bienestar social. 

Es importante rediseñar muchas de las políticas actuales, que han dejado un país con un retraso enorme en la infraestructura, un sistema de salud en bancarrota, un Estado cooptado por fuerzas ilegales que usan las instituciones gubernamentales para su propio beneficio, tanto económico como electoral, y una altísima tasa de desempleo que redunda en los preocupantes indices de pobreza que tiene hoy el país, pues es inadmisible que una economía que en los últimos años ha crecido a tasas de 5 por ciento promedio tenga hoy una tasa de pobreza de 48 por ciento. 
 
Bajo este contexto, es ineludible rediseñar parte de nuestro modelo de desarrollo, crearemos un modelo donde todos los ciudadanos tengan acceso a educación de calidad desde la primera infancia hasta la educación superior, cuenten con un servicio de salud digno y financieramente sostenible, tengan derecho a un ingreso pensional, accedan a un empleo formal con condiciones laborales adecuadas, así mismo, construiremos un modelo que mejore la competitividad del país a través de grandes proyectos de vivienda de interés social, vías y puertos, concentrándose especialmente en el desarrollo de la ciencia y la tecnología, buscando con todo esto hacer una Colombia más justa. 

 
Gustavo Petro 
 
El modelo de desarrollo es el debate central en Colombia. ¿Queremos un modelo de desarrollo destructor del medio ambiente que ha generado por décadas inequidad y exclusión con las consecuencias sociales y ambientales que enfrenta el país? ó ¿le apostamos a un modelo de desarrollo con la biodiversidad, el agua, el territorio, las regiones, la diversidad cultural y sus habitantes en el centro? ¿Democratizamos los factores de producción, no sólo el ingreso, o sostenemos la concentración del capital que nos hace hoy uno de los países más desiguales de América? 

 
Noemí Sanín 
 
La Seguridad Democrática es un ejemplo paradigmático de nuestra capacidad para construir políticas de Estado. Yo propongo una política de Estado en la economía para que como colombianos nos propongamos el objetivo común de convertirnos en un país desarrollado en una generación. 

Eso es enteramente posible como lo hicieron Corea o Singapur en su momento.

Propongo una verdadera maratón al desarrollo que aproveche esta nueva etapa de la globalización, que aproveche la oportunidad que nos da el crecimiento de Asia y el repunte de los precios internacionales del petróleo y de las materias primas. Brasil y Chile ya se montaron en ese proyecto y Perú está intentándolo. Con las políticas adecuadas Colombia puede hacerlo si aprovecha el ahorro internacional que va a llegar con tecnología a los países que lo atraigan. 

Finalmente para América Latina se rompió la restricción que impone el poco ahorro interno. Pero ojo, que podemos también desaprovechar nuestro cuarto de hora si no entendemos el nuevo entorno internacional y si no le mandamos el mensaje al mundo de credibilidad de nuestra política económica. 

 
Juan Manuel Santos 
 
Para poner a Colombia a trabajar, redoblaremos esfuerzos en cinco “sectores locomotora” de nuestra economía.

Infraestructura: Crearemos sistemas de carretera de doble calzada que saquen rápida y efectivamente nuestros productos de a los puertos.

Agro: una transformación productiva que duplique las exportaciones de ese sector, consolide la paz en el campo y cree cientos de miles de empleo.

Vivienda: un despegue con subsidios no solamente para la de interés social, sino también a la clase media para que las familias y los jóvenes compren casa.

Innovación manufacturera y de servicios: sectores de punta que nos podrán en la senda de la economía del conocimiento.

Minería: sector dinámico de Colombia, que crecerá de manera compatible con la protección del Medio Ambiente.

 
Germán Vargas Lleras 

Sí debe hacerlo, por cuanto el modelo actual, si bien ha permitido el logro de algunos indicadores positivos en el corto plazo (crecimiento, inversión), muestra también deficiencias significativas, como su incapacidad para producir empleo, su tendencia a favorecer la desigualdad, su impacto fiscal (por las exenciones tributarias), y por haber orientado la economía, preferentemente, hacia actividades no necesariamente productivas ni de valor agregado, en las cuales, además, hay alta concentración de la propiedad, acompañada de numerosas gabelas tributarias y administrativas. 


2. ¿Cómo caracteriza el plan de desarrollo que le propone al país? 

 
Antanas Mockus 
 
Excelente, integral y verde, de cara a un país que enfrenta una crisis fiscal, tributaria y ambiental. 


 
 
 

 
Rafael Pardo 
 
Nuestro plan de desarrollo construirá una Colombia justa, donde el crecimiento económico se transforme en más equidad y oportunidades para todos. Nuestro gobierno hará las reformas necesarias en materia de salud, educación, empleo, agricultura y política fiscal para que la riqueza y las oportunidades lleguen a todos los ciudadanos sin distingo de ningún tipo. 



Gustavo Petro 
 
El plan de desarrollo que proponemos potencializa las capacidades inherentes del país: disponibilidad de tierras fértiles, presencia de agua, biodiversidad y posibilidad de generar conocimiento. 

Proponemos un modelo de desarrollo centrado en los territorios, sus recursos y sus actores. 

Le apostamos a que cada colombiano tenga acceso al saber, el crédito y la tierra urbana y rural, generando un nuevo modelo de crecimiento hacia el futuro, a partir de un incremento de la demanda interna. Esta demanda se desarrolla a partir de la creación de nuevas industrias, la capacidad de los ciudadanos de generar trabajo autogestionado y el aumento en la capacidad de consumo, lo que impulsa la profundización industrial y el desarrollo del emprendimiento y la innovación. 

Privilegiaremos sectores estratégicos como el agro, las industrias generadas a partir de la biodiversidad, la exploración y explotación minera limitada con criterios ambientales y sociales; la industria manufacturera compleja en las áreas de bienes de capital y consumo durable; las industrias culturales y creativas que modernicen sectores tradicionales. 

El agua es el articulador del modelo. Por lo tanto el cuidado de las cuencas y su reforestación son primordiales. Las obras de infraestructura del gobierno tendrán como prioridad las vías que conecten los centros de producción de alimentos con los mercados y la navegabilidad del Río Magdalena, principal arteria de las tierras fértiles de Colombia. 

En la perspectiva de desarrollar la producción subsidiada de alimentos y la industria alimentaria, nuestro gobierno se propone potenciar la pesca, la investigación del mar, el lecho marino y su navegación. 

La exportación de alimentos es la oportunidad más realista de articularnos a la economía mundial. Colombia será la nueva despensa del mundo, como en su momento lo fue Argentina. 


Noemí Sanín 
 
Salto al desarrollo. El crecimiento continuo por encima del 6 por ciento es posible si rompemos el cuello de botella de nuestra mala infraestructura y si aprovechamos las nuevas oportunidades en la vivienda, la agricultura, la minería y el petróleo. 

Pero todo ello requiere inversiones importantes en desarrollo humano, educación, salud y ciencia y tecnología. Además, el 70 por ciento de los empleos los generan las pequeñas y medianas empresas y por eso la gran revolución tiene que ser aprovechar la gran capacidad de emprendimiento que tienen los colombianos para, con apoyo del gobierno, crear 500 mil nuevas empresas durante los próximos cuatro años. 

Como Presidenta tendré un objetivo único e inequívoco: la política de gobierno de futuro debe reducir la pobreza y mejorar el bienestar de los colombianos. Para ello, tiene que crecer sostenidamente en lo económico y acometer reformas estructurales que mejoren el estado de bienestar. 

Una política de crecimiento económico es necesaria pero no es suficiente para eliminar la pobreza. Requiere estar acompañada de políticas macroeconómicas que garanticen baja inflación. 

Está ya comprobado que la inflación es el mayor impuesto a los pobres y que una baja inflación es requisito fundamental para apuntalar adecuadamente las políticas complementarias contra la pobreza. 

Tres grupos de población deben ser el foco de una política de asistencia social focalizada. Familias que se encuentran en situación de pobreza y de vulnerabilidad con peligros de desnutrición para ellos y los hijos que hoy son cobijadas bajo el programa de Familias en Acción. El grupo de desplazados para quienes se requiere en el corto plazo subsidios y una política de restitución de tierras y de capacitación. 

Finalmente, quienes se encuentran en zonas muy pobres del país tales como el Chocó y muchos otros municipios de los litorales que no han sido objeto de atención por parte del estado central y para quienes los recursos municipales no logran proporcionarles adecuada atención ni en educación ni salud. 

En esos municipios se genera un círculo vicioso de pobreza. El Fondo de Compensación Regional jugará en mi gobierno un papel importante para fortalecer una estructura social básica en donde la actividad económica pueda prosperar. 

Vamos a dar una lucha frontal contra la corrupción. Según los datos del propio gobierno, la corrupción nos cuesta más de un punto del PIB y vamos a hacer que los ministerios y entidades públicas dejen de ser fortines burocráticos y sean entidades técnicas, donde la gente que esté sepa de los temas y tome decisiones técnicas independientes. 


Juan Manuel Santos 
 
Una vez las locomotoras que hemos identificado en nuestro plan de desarrollo empiecen a jalonar la economía, aumentará el ingreso y los puestos de trabajo de muchas familias. El ascenso social y los mayores ingresos crearán demanda de más y mejores servicios en el comercio, la salud, la educación, la recreación y el turismo, los bancos y las cooperativas, las telecomunicaciones y el transporte.
 
Estos son sectores intensivos en empleo y no en máquinas, pues esencialmente consisten en gente atendiendo gente; por ende, llevarán a una nueva expansión en puestos de trabajo de ingresos medios y dinamizarán el círculo virtuoso del ascenso social.


Germán Vargas Lleras 
 
Es un plan de desarrollo caracterizado por dos elementos: primero, fórmulas de choque para los problemas urgentes; y segundo, profundos cambios estructurales que la economía del país reclama, y cuyos resultados son perdurables. Dentro de estas estrategias está el blindaje de la economía contra los posibles efectos colaterales negativos de una bonanza minera. Es además un plan dirigido al empleo formal y decente, a la internacionalización, a la competitividad, a la sostenibilidad fiscal, a la superación del atraso en infraestructura, y a la mejora estructural del entorno de negocios. 

 
3. ¿Cuál es el esquema de tenencia y propiedad de la tierra que cree más conveniente para el desarrollo del país?


Antanas Mockus 
 
Hay que ampliar la titulación de la tierra, generar usos del suelo acorde con capacidades de cada región y se requiere desconcentrar la propiedad agraria para que sea trabajada por quien puede hacerla productiva. La tierra y el uso del suelo son recursos públicos al servicio de todos. 

 
 

Rafael Pardo 
 
Actualmente el país se caracteriza por una gran concentración de la tierra en pocas manos, hecho que se exacerbó como consecuencia del conflicto armado, por lo que tenemos que garantizar una mejor repartición de tierras a partir de una adecuada Ley de Víctimas. 

Mediante la actualización del catastro rural y la imposición de un impuesto predial que responda al uso potencial de la tierra podremos evitar la subutilización de este recurso en la producción extensiva, en particular de ganadería, y fomentaríamos el uso intensivo agrícola. 


Gustavo Petro 
 
Nuestra política pretende democratizar la tenencia de la tierra. Extinguiré el dominio de tierras en manos de narcotraficantes y la entregaré a campesinos desplazados, pequeños y medianos productores. 

Reformaré la ley para que cada municipio establezca zonas de economía campesina, produzca alimentos, preserve la cultura campesina, genere empleo y evite su expulsión a selvas y ciudades.

El Banco Agrario entregará 14 billones anuales en créditos subsidiados para producir alimentos. 

Habrá un impuesto a la tierra improductiva para dinamizar el mercado de tierras y hacer viable la meta de poner a producir las 15 millones de hectáreas de tierra fértil que tiene el país, de las cuales solo producen hoy en día 4 millones, generando una economía de pequeños y medianos productores. 


Noemí Sanín 
 
La próxima década brindará una posibilidad importante para el desarrollo agrícola como consecuencia de los altos precios de los productos. Para potencializarlo, debemos trabajar en disminuir fuertemente el área agrícola destinada a la ganadería, en llevar a cabo un gran programa de titulación de tierras a los campesinos, apresurar la extinción de dominio a las tierras del narcotráfico y a sus testaferros e impedir que a los campesinos los sigan empujando hacia las tierras de ladera, las más improductivas y que generan mayores riesgos ambientales.

Una política adecuada de tenencia de tierra tiene que mezclar adecuadamente una política de impuestos con un fortalecimiento de estructuras cooperativas modernas que permitan a los campesinos una explotación adecuada con economías de escala y con el desarrollo de una infraestructura de agua y de vías que permitan ganancias importantes en productividad. 


Juan Manuel Santos 
 
La tierra debe estar en manos de quien la quiera trabajar. A través de la extinción de dominio, las familias campesinas tendrán acceso a tierras que en algún momento fueron adquiridas por la delincuencia, teniendo como meta dos millones de hectáreas a distribuir. 

En los municipios de mayor desplazamiento moveremos a los gobiernos municipales y a los jueces para que formalicen los derechos.

Combatiremos la especulación de la tierra. El Gobierno Nacional debe hacerse responsable de la información catastral del territorio. 

Nos asociaremos con los municipios en el cobro del impuesto predial, el cual se destinará a gastos en cada localidad. Un alto porcentaje será deducible del impuesto a la renta, de tal manera que quienes hagan producir la tierra no tendrán una carga adicional. 


Germán Vargas Lleras 
 
Por las mismas razones anteriores, en el modelo de tendencia de la tierra deben coexistir diversas formas: es importante promover la pequeña propiedad con acompañamiento para fomentar la producción; es crucial ejercer la autoridad del Estado y el imperio de la ley para evitar la contrarreforma armada; debemos desincentivar la acumulación improductiva de tierra, y buscar que, cuando haya grandes capitales en el sector rural, no sea para acumular tierra, sino para emprender proyectos competitivos y agroindustriales. 


4. ¿Tiene alguna propuesta para vincular a la sociedad civil a las discusiones sobre el proyecto de desarrollo?


Antanas Mockus 
 
Ya hemos vinculado 300 personas en la elaboración de mi programa, Sergio y el equipo de compromiso también lo han hecho. La participación ciudadana ha sido un mecanismo clave en la construcción de nuestra propuesta y lo será de nuestro gobierno. 


 
 

Rafael Pardo 
 
Nuestro gobierno será un gobierno incluyente, crearemos los escenarios para que todos los actores, y en especial la sociedad civil aporten sus ideas para el diseño y posterior implementación de nuestras políticas, la principal discusión con la sociedad civil será nuestro plan de desarrollo, el escenario de discusión tradicional es el Concejo Nacional de Planificación el cual, se fortalecerá, y será de suma importancia en nuestro diseño de hoja de ruta. 

Al mismo tiempo, será política de nuestro gobierno incentivar la rendición de cuentas por parte de todos los estamentos del Estado porque solo a través de estos mecanismos es posible mejorar los resultados de las políticas públicas, mejorar el seguimiento y control de estas, y construir un gobierno más transparente. Trabajaremos en convertir estos dos escenarios en tribunas abiertas para que la sociedad civil se integre completamente a nuestro proceso y lo legitime. 


Gustavo Petro 
 
Nuestro gobierno impulsará activamente la convocatoria de constituyentes locales que sirvan como instrumento para democratizar el poder político y económico local y como escenarios de reconciliación y redefinición de los modelos de desarrollo regionales. 

Cada acuerdo comunitario implicará un proceso de reconciliación, de perdón y reparación de las víctimas, y de construcción de un plan de vida para el conjunto de la sociedad local, que incluye reformas a la tenencia de la tierra, readecuación de la educación hacia el Plan de Vida regional e impulso a los sectores decisivos para el desarrollo integral de las regiones. 

El gobierno central tendrá el rol de facilitar el proceso y adecuar sus políticas de apoyo económico y de los derechos sociales a la realidad de las diferentes regiones. 

 
Noemí Sanín 
 
Por supuesto que sí. La ley del Plan contempla varias instancias participativas las cuales me he comprometido a acatar. Además, nuestra forma de entender el gobierno implica una interacción continua con la sociedad. Hemos planteado, por ejemplo, que los proyectos de los decretos trascendentales sean publicados antes de su promulgación para que los sectores afectados puedan comentarlos y enriquecerlos. 

Adicionalmente estamos convencidos de la importancia de que la comunidad asuma su papel como dueña de los recursos públicos y ejercite sus derechos de veeduría, desde la definición de las inversiones dentro del modelo de presupuestos participativos, hasta la posibilidad de fiscalizar la ejecución de obras.

Esto lo haremos implementando mecanismos de transparencia y comunicación de resultados que le faciliten a los ciudadanos la participación directa en las decisiones. 

 
Juan Manuel Santos 
 
Adelantaremos un “ejercicio moral del poder”, con base en las instituciones que gobiernan al gobernante. Es imperativo moralizar el actuar cotidiano de los ciudadanos y sus gobernantes. Sólo de esta manera es sensato aspirar al círculo virtuoso en el que ambos promuevan y exijan la probidad en el manejo de recursos públicos, la planeación y el largo plazo. 



Germán Vargas Lleras  
 
Daremos pleno cumplimiento al marco constitucional para la elaboración de los planes de desarrollo, en el cual se contempla la participación de entidades territoriales y sectores de la sociedad civil. 

También los vincularemos a la evaluación periódica de los resultados, pues son los miembros de la sociedad civil quienes deben participar en la elaboración y evaluación de los planes de desarrollo, debido a que son quienes en últimas se benefician de los mismos. 
 

5. ¿Cómo concibe la participación de los campesinos minifundistas en el desarrollo del sector agrícola colombiano? 
 

Antanas Mockus 
 
Es clave, ellos son quienes pueden aumentar el uso adecuado y tenencia de la tierra para la productividad y competitividad. Por eso priorizaremos el incremento de la capacidad institucional en la titulación de la tierra.
 
Concentraremos los recursos públicos para el campo en la financiación de bienes y servicios públicos esenciales. Impulsaremos el desarrollo rural mediante el fortalecimiento y la diversificación de sus vocaciones productivas, sobre la base de organizaciones solidarias y PYMES y mejoraremos la conectividad física y tecnológica.
 
Tendremos como objetivo el desarrollo más amplio y profundo del territorio y de los habitantes del campo 

 
Rafael Pardo 
 
Estoy convencido de que el verdadero reto de la agricultura colombiana consiste en transformar el uso de las tierras para que tenga una verdadera vocación productiva. Propiciaré el cambio en el uso de la tierra mediante subsidios y créditos que mejoren su productividad y mejoren el acceso de los pequeños productores a la propiedad de la tierra y demás factores de producción. 

Adicionalmente, promoveré programas que dinamicen el mercado de tierras y lo hagan más transparente. También impulsaré el desarrollo rural con un programa masivo de adecuación de tierras, aumentaré el acceso a la tecnología, democratizaré la cobertura al crédito agropecuario y promoveré mayores niveles de competitividad en la producción agropecuaria.

Estos objetivos se alcanzarán siguiendo los siguientes lineamientos:

1. Reorientar los instrumentos de la política agropecuaria para propiciar el cambio en el uso de la tierra.
2. Diseñar y aplicar instrumentos específicamente orientados a mejorar el funcionamiento del mercado de tierras.
3. Facilitar la incorporación de las tierras a proyectos productivos
4. Mejorar el acceso de los pequeños productores a la propiedad de la tierra y a los demás factores de producción como riego tecnológico y financiamiento.
5. Impulsar un programa masivo de adecuación de tierras. 6. Incorporar el desarrollo tecnológico a todas las áreas de la producción agropecuaria y agroindustrial.
7. Democratizar y ampliar la cobertura del crédito agropecuario
8. Promover mayores niveles de competitividad y eficiencia en la producción agropecuaria y profundizar los esquemas de organización de las cadenas productivas. De esta forma, no sólo tendremos un campo más productivo y eficiente, sino también más justo y que brinde más oportunidades a todos los agricultores colombianos. 
 

Gustavo Petro 

La conexión del campo y la ciudad es indispensable para el modelo de desarrollo que proponemos. Nuestra meta es poner a producir las 15 millones de hectáreas fértiles que tiene Colombia (hoy solo son productivas 4 millones).

El gobierno subsidiará a la totalidad de productores agrarios de alimentos, incluidos los productores de carne y de leche, pero a partir de formas modernas de ganadería de estabulación e intensivas.
 
El modelo de producción subsidiada de alimentos acabará con el hambre en Colombia y será nuestro puente productivo con el mundo y la base de nuestra industrialización.

Se impulsará un gran programa de producción agroecológica, en las zonas aptas para ello, fundamentado en las actuales y promisorias experiencias que se multiplican por todo el país, como alternativa al uso masivo, generalizado e indiscriminado de agrotóxicos y plaguicidas y a la introducción de transgénicos. La oferta del campo se canalizará forjando agro-industrias tanto para la exportación como para el mercado interno, generando servicios ambientales que paguen las ciudades e insertando la conservación de ecosistemas estratégicos a los mecanismos internacionales de mercados verdes, de acuerdo a la vocación productiva, ecológica y cultural de cada región y territorio.

La participación de los productores en el sistema agro-industrial se realizará a través de las asociaciones de productores directos, lo que también democratizará el acceso a la industria. 
 

Noemí Sanín 
 
La protección del pequeño agricultor es una prioridad. Esa protección empieza por garantizarle acceso a los créditos y subsidios y con acompañamiento técnico que incluya el fomento de esquemas asociativos que permitan que se hagan inversiones en tecnificación que sean rentables para los pequeños agricultores, reunir a varios campesinos vecinos para que entre todos puedan manejar economías de escala en la compra de los insumos, e incluso nuevos modelos asociativos para integrarse a economías de exportación.

Los logros en materia agrícola no solo se deben medir en cantidad de hectáreas sembradas, sino también en cómo se mejoraron las condiciones de trabajo y de la calidad de vida de las familias campesinas.

Por eso es tan importante llegar al campo con servicios estatales, especialmente educación, salud, capacitación. La paz de Colombia la sembramos en el campo, con igualdad, con productividad, generando sentimiento de comunidad que haga del campo un sector productivo y competitivo.

 
Juan Manuel Santos 
 
Cada campesino colombiano, es un “Juan Valdez”. Esta figura emblemática del campo colombiano representa lo que queremos lograr: campesinos trabajando y viviendo dignamente en el campo, con posibilidad de conseguir, con títulos legales, una propiedad para su familia.

Queremos gente próspera, sonriente y segura, ofreciendo productos competitivos en el escenario mundial. Lo lograremos con mecanismos de apoyo y fomento, que lleguen a cada parcela y granja; que le permitan actualizarse tecnológicamente y garanticen la comercialización y transporte de sus productos a un mejor precio.

 
Germán Vargas Lleras 
 
Somos conscientes de una verdad histórica que muchos ignoran hoy: el desarrollo económico del país fue jalonado hace un siglo por un sector de minifundistas (los cafeteros). Vamos a replicar los aspectos positivos de esa historia de éxito: acompañamiento, tecnificación, orientación hacia el mercado mundial, apoyo con asesoría técnica y con microcrédito, apoyo en competitividad, orientación hacia productos de valor agregado, y protección de las amenazas de los grupos armados.

Así, queremos que los minifundistas jalonen una nueva etapa de desarrollo, y se conviertan en empresarios exitosos. 


En la próxima entrega, los candidatos explicaran su política tributaria, de inversión extranjera y sentarán su posición frente a la privatización de empresas estatales. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×