Lunes, 20 de octubre de 2014

| 2010/04/30 00:00

Candidato: ¿cuáles son sus propuestas en materia de empleo y política laboral?

En la décimo octava entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com presenta las propuestas de los candidatos para generar empleo y mejorar las condiciones laborales en el país.

Seis candidatos aceptaron responder el cuestionario preparado por la alianza SEMANA - Universidad del Rosario, con el propósito de conocer a fondo a los aspirantes a la presidencia Foto: CORTESÍA Felipe Rodríguez - Politécnico Gran Colombiano.

Semana.com y la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, en esta décimo octava entrega del cuestionario programático a los candidatos, entregan las principales líneas de sus respectivas políticas laborales.

En el día internacional del trabajo, y luego de conocerse que los índices de desempleo en el país llegan a 11,8 por ciento, los candidatos se refieren a las fórmulas para generar nuevas plazas de trabajo.

Este interrogante hace parte del tercer capítulo del cuestionario, denominado ‘Política social’, en el que la Universidad del Rosario planteó doce puntos de discusión en los que se busca conocer propuestas “serias y viables” para enfrentar parte de los verdaderos problemas de la mayoría de la población en el país.

Señala la Universidad del Rosario que de no tratar estos temas el país seguirá alejando la discusión de sus asuntos fundamentales de los foros democráticos, para llevarlos una vez más a recintos cerrados, y terminará eligiendo presidentes sin conocer su pensamiento respecto de temas de los que dependen factores muy importantes de la vida nacional y del bienestar y la armonía social.

Seis de los candidatos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra. 

 
1. ¿Cuál es su propuesta para enfrentar el problema del desempleo y la informalidad laboral? 

Antanas Mockus 
 
Combatiremos el desempleo y la informalidad sobre tres ejes principales: la lucha contra la corrupción, los incentivos a la generación de empleo y las grandes obras de infraestructura.
 
La corrupción desvía los recursos que generan oportunidades de educación y generación de empleo, vigilaremos de cerca el cumplimiento de nuestra premisa: recursos públicos, recursos sagrados.
 
En deliberación con todos los interesados, revisaremos cuidadosamente la posibilidad de reducir el costo de generar empleo sin poner en riesgo los programas que hoy en día se financian de esta fuente.
 
Eliminaremos las exenciones al capital que resulten contraproducentes para las nuevas contrataciones, generando en su lugar exenciones que motiven la generación de nuevos empleos.
 
Con base en una visión de largo plazo, ejecutaremos grandes obras públicas por medio de concesiones con la participación de firmas nacionales y extranjeras. Lo que no pueda financiarse con base en la participación privada se financiará con recursos, tanto públicos, como de los fondos de pensiones.
 
Nuestra política de empleo está encaminada a la generación de oportunidades educativas y de trabajo, con un énfasis en el emprendimiento, las iniciativas regionales y el desarrollo rural.
 
La motivación, formación y apoyo a los emprendedores en la tarea de crear empresa, con énfasis en los jóvenes, es central. El Gobierno debe liderar el encuentro entre las iniciativas productivas, la inversión y el mercado. Reduciremos radicalmente la brecha entre reglas formales y reglas informales en la economía con miras a la legalidad plena. 

Rafael Pardo 
 
La situación de desempleo que afronta el país es crítica. Mi propuesta de empleo consta de un conjunto de medidas de corto y mediano plazo que nos permitirán disminuir el desempleo y mejorar las condiciones laborales de todos los colombianos.
 
En el corto plazo, atacaré el desempleo y la informalidad impulsando la construcción de obras de infraestructura y de vivienda, especialmente de Vivienda de Interés Social (VIS). Esto estará acompañado de incentivos tributarios a sectores intensivos en mano de obra, como la construcción y el sector agrícola.
 
Así mismo, sustituiré los incentivos tributarios al capital por incentivos a la generación de empleo. Con esta medida, daré incentivos a los empresarios para que contraten trabajadores y no sólo inviertan en maquinaria.
 
En el mediano plazo implementaré una reforma que lleve a una reducción de los costos no salariales, específicamente de los parafiscales, con el fin de facilitar la contratación de trabajadores.
 
Esto de ninguna forma implica la desaparición de los programas del SENA y del ICBF. Por el contrario, fortaleceré el SENA y será parte fundamental de la política laboral. Al fortalecer la institución, pretendo que cada persona capacitada por el SENA pueda ofrecer un capital humano que esté acorde con las necesidades de las empresas. Para que esto se cumpla, promoveré la participación del sector productivo en los contenidos de las capacitaciones para garantizar que aquellos que reciben capacitación del SENA encuentren con facilidad un empleo formal.
 
Adicionalmente, implementaré el Programa del Primer Empleo para ayudar a todos los bachilleres, graduados universitarios y jóvenes recién egresados del servicio militar a encontrar un empleo formal.
 
Este programa otorgará estímulos tributarios a las empresas que vinculen laboralmente a jóvenes sin experiencia. También incentivaré la formalización, tanto laboral como empresarial, implementando el Programa Nacional de Emprendimiento.
 
Con este programa, estimularé la creación de empresas y la formalización de las existentes mediante una reducción de costos y un proceso de formalización por fases.
 
Para que estos programas sean exitosos, es necesario reformar y fortalecer las instituciones. Por esto propongo retornar a la separación entre el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo. Así mismo, endureceré las penas a las empresas que utilicen mecanismos de contratación para eludir sus obligaciones legales. En mi Gobierno, perseguiré y sancionaré a aquellas empresas que incentiven, promuevan y auspicien la ilegalidad en el país.
 
Con estas propuestas lograremos una mayor generación de empleo, llevaremos la tasa de desempleo a una cifra de un dígito y haremos una Colombia más justa.
 
Gustavo Petro 
 
La  propuesta económica está dirigida a darle los instrumentos a los ciudadanos para generar trabajo al democratizar el saber, la tierra fértil y el crédito.
 
Se fomentará el trabajo independiente, el trabajo asociativo libre y el emprendimiento, promoviendo formas de trabajo solidario y cooperativas autogestionadas, y se eliminarán todas aquellas que se originan en procesos de intermediación laboral y donde no hay ambiente autogestionario.
 
Nuestro Gobierno se compromete a replantear los programas de subsidios asistencialistas para que esos sean recursos que sustenten el trabajo independiente, que estimulen las actitudes productivas y artísticas de la población.
 
Ampliaremos el radio de acción del Banco de Oportunidades y crearemos una red con instituciones financieras destinadas al microcrédito, para apoyar las iniciativas productivas del micro empresario con tasas de interés subsidiadas.
 
Fortaleceremos los programas de formación en nuevas tecnologías y la conformación de redes de trabajo autogestionado que se encadenen con el proceso de profundización industrial en bienes de capital y de consumo durable y con los programas de seguridad alimentaria.
 
El rediseño de la Ley 100, que tiene que ser derogada por ineficiente, debe incluir estímulos para quienes generen nuevos empleos.

Noemí Sanín 
 
 Hay que reconocer que el principal problema,  y del cual se deriva, entre otras cosas, la delicada situación de pobreza, es la falta de empleo. En este sentido, nos hemos propuesto 5 líneas fundamentales, todas orientas a generar dos millones y medio de nuevos empleos.
 
El impulso a la construcción de la infraestructura de la competitividad. Su puesta en funcionamiento dará la competitividad que los empresarios Colombianos necesitan para generar mayores puestos de trabajo y aportar al crecimiento del País.
 
La incorporación del plan de construcción de Vivienda de interés social y vivienda de interés prioritario, pero incluyendo en sus diseños espacios productivos, de manera que el jefe o la jefe de hogar pueda tener una ayuda adicional en el ingreso familiar, mediante el desarrollo de actividades productivas de barrio y de soporte a otras empresas.
 
La necesidad de trabajar, los nuevos emprendimientos en Micro, Pequeña y mediana Empresa, con base en dos elementos fundamentales: la capacitación para el emprendimiento y la formalidad y la constitución de un fondo de inicio que funcione como “plante” para la iniciación del negocio y que debe retornar con base en reglas claras de salida para volver al circuito productivo.
 
El mantenimiento y profundización del ambiente de confianza para la inversión extranjera, de manera que lleguen a Colombia al menos 10 mil millones de dólares anualmente y también para la gran industria, que permita que las enormes inversiones en esos sectores se traduzcan en generación de emprendimientos laterales como servicios a las mismas.
 
Y finalmente, y asociado con la primera estrategia, la necesidad de que nuestro empresariado pueda tener no solo el acceso sino la visión del mercado mundial como objetivo de sus negocios.
 
En política laboral es importante eliminar el sesgo anti- empleo que implica la combinación de una fuerte revaluación del peso atada a una estructura tributaria que incentiva el capital y que impone unas cargas importantes a los asalariados para financiar la salud, las pensiones y otras instituciones estatales.
 
Es importante una reforma tributaria que reparta mejor las cargas y una regla fiscal que nos obligue a ahorrar una parte importante de los recursos petroleros y mineros en un gran fondo de sustentabilidad o de estabilización. 

  Juan Manuel Santos 
 
La generación de empleo formal es una prioridad en mi Programa de Gobierno y es un factor fundamental del triángulo de la prosperidad. Sin empleo formal no podrá haber prosperidad.
 
Por eso, nuestras metas son:
 
1. Lograr que en cada hogar colombiano haya al menos una persona con trabajo formal
2. Crear hasta 2014 2,4 millones de empleos nuevos
3. Reducir la tasa de desempleo por debajo de 9 por ciento
4. Formalizar quinientos mil puestos de trabajo que hoy son informales.
 
Tenemos propuestas concretas para cumplir esas metas.
 
Primero, nuestras cinco locomotoras (infraestructura, agricultura, vivienda, innovación, minería) pondrán a crecer a la economía a tasas altas y así jalonarán los sectores de servicios y comercio que generan empleo masivamente. Estos son sectores verdaderamente intensivos en trabajo, pues esencialmente dependen de gente atendiendo gente.
 
Segundo, como una estrategia de choque, crearemos las condiciones para que haya más empresas formales y más empleos formales y trabajaremos para formalizar el empleo que hoy es informal. Esto lo lograremos mediante tres estrategias: promoviendo el emprendimiento, garantizando un acompañamiento durante los primeros tres años a las pequeñas y medianas empresas para que se formalicen y apoyando la generación de empleo formal nuevo con políticas directas que atacan sus costos. Los datos muestran que alrededor del 80 por ciento de las empresas desaparecen durante el primer y segundo año. Aquellas que sobreviven, se formalizan naturalmente durante el tercer año. Por eso, el acompañamiento se dará durante los primeros tres años mediante beneficios tributarios que reduzcan el costo de generar empelo formal, acceso a servicios, simplificación de procesos y acompañamiento y apoyo en los trámites para crear empresa.
 
Tercero, consideramos que la educación es una pieza fundamental para garantizar el acceso de los individuos al mercado laboral. Promoveremos la educación, a través de diferentes estrategias como se ve en nuestro programa, y mediante la formación técnica y tecnológica que ayude a conseguir trabajo. También, mediante la duplicación de los cupos en educación superior a través del crédito subsidiado y de largo plazo. Vamos a revolucionar la formación técnica para el empleo.
 
Cuarto, y para disminuir el alto desempleo de las mujeres, entre otros, lucharemos por la equidad en el acceso al trabajo. Nuestro lema es “a trabajos iguales, salarios iguales independientemente del género”.
 
Adicionalmente, dentro de los programas de educación superior, técnica y tecnológica, especialmente diseñados para el acceso al mercado laboral, se les dará acceso preferencial a las mujeres para que se capaciten y no formen parte del desempleo.
 
Con el programa Jóvenes en Acción atenderemos a los jóvenes que enfrentan altas tasas de desempleo. Adicionalmente, haremos que sea más atractivo tener empleados jóvenes dando condiciones especiales para su contratación que sean acordes con sus condiciones de productividad y entrenamiento.
 
Con Empleo en Acción, le daremos trabajo a la población más pobre de las zonas urbanas a través de la financiación de proyectos de infraestructura urbana. 
 
Germán Vargas Lleras
 
Nuestra propuesta en materia de empleo se concreta en ocho estrategias. En primer lugar, realizaremos una reforma tributaria pro empleo, redireccionando las exenciones para subsidiar a quienes creen empleo y desmontando progresivamente los parafiscales.
 
En segundo lugar, promoveremos el emprendimiento y el microcrédito, impulsando un modelo de banca solidaria parecido al del Greemen Bank en Bangladesh para conceder durante el cuatrienio no menos de un millón de microcréditos a ciudadanos del SISBEN 1.
 
En tercer lugar, desarrollaremos un proceso para formalizar, como mínimo, cincuenta mil empresas, instaurando un sistema tributario más gradual que permita que, por ejemplo, sólo a partir del tercer año de operación la respectiva empresa pague el 100 por ciento del impuesto a la renta o el IVA.
 
En cuarto lugar, implementaremos un programa de empleo público para jefes de hogar mediante proyectos de infraestructura urbana y vivienda para crear doscientos mil empleos temporales.
 
En quinto lugar, diseñaremos el seguro al desempleo para mitigar las consecuencias que la falta de ocupación trae para las familias.
 
En sexto lugar, reformaremos la seguridad social para garantizarles a todos los trabajadores, incluidos los informales, una pensión.
 
En séptimo lugar, nos la jugaremos por la educación técnica, fortaleciendo el SENA y priorizando sus programas rurales. En octavo lugar, finalmente, crearemos la Comisión Intersectorial de Empleo para monitorear las políticas y programas en esta materia.
 
 




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×