Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/04/26 00:00

Candidato: ¿en qué consiste su proyecto de política social?

En la décimo quinta entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com expone los programas que componen la política social diseñada por los candidatos a la Presidencia.

Candidato: ¿en qué consiste su proyecto de política social?

Semana.com y la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario ofrecen, en esta décimo quinta entrega del cuestionario programático a los candidatos, las principales líneas de acción de la política social diseñada por los aspirantes a la Presidencia.

En esta entrega, los candidatos exponen sus fórmulas para hacer más equitativo y viable el sistema de seguridad social; los programas diseñados para los adultos mayores, y las estrategias para fortalecer el programa Familias en acción, una de las políticas sociales más exitosas durante los últimos tres gobiernos.

Con estos interrogantes, inicia el cuarto capítulo del cuestionario, denominado ‘Política social’, en el que la Universidad del Rosario planteó 12 puntos de discusión en los que se busca conocer propuestas “serias y viables” para enfrentar parte de los verdaderos problemas de la mayoría de la población.

Muy pocos dudan de la existencia de un déficit social y de la subsistencia de desigualdades profundas dentro de la sociedad colombiana. La crisis de la salud es apenas una de las manifestaciones de una situación que requiere precisamente debate público y propuestas que se deben ventilar con ocasión de las campañas presidenciales. 
 
Señala la Universidad del Rosario que de no tratar estos temas, el país seguirá alejando la discusión de sus asuntos fundamentales de los foros democráticos, para llevarlos una vez más a recintos cerrados, y terminará eligiendo presidentes sin conocer su pensamiento respecto de temas de los que dependen factores muy importantes de la vida nacional y del bienestar y la armonía social.

Seis de los candidatos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responder este cuestionario: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra.


1. ¿Cuáles son las características de su proyecto de política social? 


Antanas Mockus 
 
De acuerdo con nuestro principio de construir sobre lo construido, nos aseguraremos de que la presencia del Estado en todos los municipios de nuestro país se traduzca en mejoras en la calidad de vida de todos.

Pondremos en marcha el programa Colombia sin Hambre para ayudar a los sectores más pobres y vulnerables a superar los factores estructurales de la pobreza.

Tomaremos las medidas necesarias para que todos y todas, sobre todo los niños y niñas, gocen de niveles básicos de salud, vivienda, seguridad alimentaria y nutricional, cobertura en agua potable y saneamiento básico.

 
Rafael Pardo 

Como lo dice el lema de mi campaña, mi política social está comprometida con la búsqueda de una Colombia justa. La justicia de la que he hablado en mi campaña consiste en la construcción de un país con igualdad de oportunidades.

Las propuestas de mi campaña buscan generar oportunidades para todos los colombianos. Estoy convencido de que sólo conseguiremos la paz y el desarrollo que tanto anhelamos, cuando todos los colombianos tengan acceso a la salud, a una pensión digna y tengan oportunidades laborales y educativas.

La política social que promuevo pretende que todos los colombianos tengan acceso a éstas y a muchas otras oportunidades.


Gustavo Petro 

Al ser el nuestro un programa basado en respetar y potenciar la vida, la política social que proponemos supera las lógicas del mercado para transformar en derechos todo aquello que se ha convertido en servicios.

Esta política tiene como base tres pilares.

El primero, un pueblo con poder de trabajar, que implica la democratización del crédito, el saber y la tierra urbana y rural, la generación de un programa económico para el desarrollo del trabajo en sus diversas expresiones y un modelo de seguridad alimentaria que reconstruya la economía, la producción y la distribución del ingreso.

Segundo, un pueblo con vida digna, con acceso gratuito para todos los colombianos por su condición de ciudadanos y no por su capacidad de pago a salud, educación, pensiones y al mínimo vital de agua.

Y, finalmente, un Estado para el Pueblo, porque nada de esto será posible si no le quitamos el Estado a las mafias, impulsando procesos de reconciliación local (región por región) que además de disolver el poder de las mafias, trasladen la tierra y el poder a la sociedad. Una política de seguridad integral, ligada a derechos y al fortalecimiento de la justicia salvaguardando la institucionalidad democrática.


Noemí Sanín 
 
Para crear el verdadero país de clases medias que propongo es imprescindible que Colombia camine hacia una sociedad menos desigual. El crecimiento económico que vayamos a producir tiene que servir para construir una sociedad más justa y con una mayor igualdad de oportunidades. Tiene que ser -sí o sí– un crecimiento con cohesión, porque en caso contrario no será sostenible.

En los países desarrollados, el Estado juega un papel importantísimo en la redistribución del ingreso por la vía de los impuestos, programas de gasto social o regulación. El Estado colombiano tiene que asumir ese papel y conciliarlo con la exigencia irrenunciable de unas finanzas públicas sostenibles en el medio y largo plazo. Pero sin un sistema impositivo con una mayor suficiencia de recursos, con una estructura más simple y menos distorsionadora, sin derrotar la miseria con un programa más amplio de transferencias, condicionadas a favor de los más pobres. Sin mejores servicios públicos, sin más salud, pensiones, educación, tampoco habrá desarrollo.

 
Juan Manuel Santos 

Nuestra política social tiene como uno de sus principios la generación de oportunidades para todos los colombianos mediante una política de educación que, entre otras cosas, hará obligatorio el grado cero, hará realidad la gratuidad de la educación básica para los más pobres y dará créditos a cero intereses reales y mayores plazos para los jóvenes más vulnerables.

Otra característica de nuestra política tiene que ver con la inclusión de los más pobres en la red de protección social; asegurar el acceso a salud de calidad para todos y una pensión para la vejez son dos de nuestras prioridades. Por último, otro eje de nuestra política social es la generación de empleo formal; generar empleo formal es la manera más eficiente para lograr superar la pobreza y reducir la desigualdad.


Germán Vargas Lleras 
 
Nosotros entendemos la política social de manera transversal. Por ello hemos diseñado propuestas en materia de educación, salud, vivienda y lucha contra la pobreza y el desempleo, teniendo en mente que lo social en Colombia no da espera y que el próximo Gobierno tendrá que pagar la deuda inmensa que el país tiene con millones de ciudadanos que viven en la miseria.



2. ¿Cómo garantizaría mayor equidad y viabilidad financiera en el sistema de seguridad social?


Antanas Mockus 
 
Los recursos para salud pública serán controlados de la manera más estricta. La definición y actualización de un único plan de beneficios en Salud es un primer paso para solventar los problemas financieros del sistema pero se requiere además replantear los mecanismos de financiación del sector.

Crearemos mecanismos eficientes para establecer los eventos POS y no POS, el aseguramiento de los segundos es responsabilidad de los afiliados, pero los médicos tendrán autonomía para incluir algunos casos dentro del plan. Impuestos nuevos son un punto necesario, sin embargo deberán pasar por el Congreso y ser coherentes con el escenario de desempleo y contracción del gasto. 

 
Rafael Pardo 
 
En cuanto al sistema de pensiones, incentivaré el ahorro de los trabajadores más pobres, de modo que con el tiempo se tienda a la universalización de un sistema de aseguramiento para la vejez. Instauraré un esquema de subsidio al ahorro de los trabajadores que viven con ingresos mensuales por debajo de un salario mínimo y que no han cotizado nunca para una pensión en el pasado, de modo que al llegar a la vejez, éstos tengan asegurado un ingreso mensual proporcional a su ahorro.

El gobierno entregaría un subsidio proporcional al ahorro voluntario del trabajador durante un máximo de 500 semanas. Este subsidio sería creciente como proporción del ahorro del trabajador durante las primeras 250 semanas, con el fin de incentivar la fidelidad del trabajador al sistema de ahorro y luego decrecería gradualmente, de modo que al cabo de 500 semanas el trabajador asumiría el 100 por ciento del ahorro mensual para su vejez.
 
Al llegar a la vejez el trabajador recibiría un pago mensual proporcional al ingreso sobre el cual ahorró. En pesos de 2009, esta propuesta tiene un costo anual máximo de aproximadamente 1,7 billones de pesos. Este valor representa el 8,2 por ciento del gasto actual en pensiones del gobierno central y el 0,4 por ciento del PIB y sería financiado con recursos del presupuesto nacional. El beneficio de este gasto sería la vinculación a un sistema de ahorros para la vejez de aproximadamente 8 millones de trabajadores que hoy carecen de él. El número de los trabajadores cotizantes para un aseguramiento en la vejez se triplicaría. Finalmente, esta propuesta cumpliría también el objetivo de fomentar una cultura de ahorro, crítica para el crecimiento futuro sostenido de la economía y para el desarrollo del país. Este esquema que propongo garantizaría una mayor equidad y viabilidad financiera en el sistema de pensiones.

En cuanto al sistema de salud, propongo reformarlo de forma definitiva. Como primera medida, planteó un plan de choque que atacará los problemas financieros de los departamentos y de la cuenta de compensación mediante una adición presupuestal que será presentada en agosto de 2010, a través de una reforma estructural ante el Congreso.

Esta reforma estructural contendrá un seguro universal financiado mediante impuestos generales y un segundo pilar de aseguramiento complementario, financiado por una cotización voluntaria igual al 11 por ciento de los ingresos salariales.

Se diseñará un plan de transición entre los esquemas que asegure la suficiencia de los recursos. Se redefinirá el plan comprensivo de beneficios para el plan básico y el plan complementario.

Se hará una redefinición del POS y promoveré la separación de los ministerios de Salud y de Trabajo.

Con esta reforma aseguraremos su viabilidad financiera y crearemos un sistema más justo en el que los colombianos no sean clientes sino pacientes de la salud.


Gustavo Petro 
 
Los recursos existentes en el sistema de salud alcanzan para sostenerlo sólo si se disminuyen los costos de intermediación financiera y de transacción entre los agentes y se destinan a la atención de los pacientes del sistema.

La política de salud debe ser acorde al desarrollo de políticas financieras y sociales como la alimentaria, la educación, la de infraestructura, la de ambiente, entre otras, con lo que se puede garantizar al ciudadano el acceso a un sistema integral de calidad para preservar un buen vivir. 

 
Noemí Sanín 
 
Colombia tiene la oportunidad de crecer por encima del 6 por ciento. Ese crecimiento permite tanto un crecimiento del empleo formal como una política fiscal más robusta, que ayudan a equilibrar el sistema de seguridad social.

La transición en el sistema pensional se prolongará por otros 20 años pero con pagos decrecientes, lo que también impacta de manera positiva el equilibrio financiero del sistema.

Lo que se hace urgente es acometer una reforma integral a la salud para asegurar la cobertura universal y prevenir un descalabro fiscal. Esa reforma debe privilegiar la gestión y la regulación ya que Colombia dedica importantes recursos fiscales a este sector.


Juan Manuel Santos 

Es urgente acordar técnicamente un Plan Obligatorio de Salud (POS) actualizado, sostenible y que sea respetado por las EPS, los médicos y los jueces.

Para eso es necesario expedir una legislación estatutaria que defina el POS y constituir comités técnico-científicos independientes, cuyos conceptos asimilables sean tomados seriamente en las decisiones de la Corte Constitucional.

De acuerdo con los recursos disponibles tendremos un sólo POS para todos. Necesitamos desarrollar una estrategia múltiple que aporte más fuentes y racionalice y promueva la eficiencia en los usos de recursos.

Primero tenemos que hacer fuertes ajustes a cómo se gastan los recursos y pasar a un sistema basado en la prevención.

Estableceremos un servicio especial de inteligencia y anticorrupción que vigile el gasto en salud; crearemos el Ministerio de Salud y de la Vida Sana y diseñaremos una regulación fácil y aplicable; acabaremos con los cobros excesivos por medicamentos.

El mejor aporte a la propia vida y a la sostenibilidad del sistema es cambiar las costumbres de las familias, los ciudadanos y el enfoque de las EPS hacía la prevención y la vida sana. Sabemos que la medida más eficiente es la prevención y la atención primaria y trabajaremos en ello. 

 
Germán Vargas Lleras 
 
La propuesta más importante a este respecto consiste en volver a la ecuación original del sistema de seguridad social, en la que dos terceras partes del mismo deben pertenecer al régimen contributivo, mientras que sólo una tercera parte al régimen subsidiado.

Para ello, es necesario formalizar el empleo y controlar la evasión que hoy es uno de los problemas más graves del sistema de seguridad social. Es imperioso cruzar las bases de datos de la DIAN con las del Ministerio de Protección Social, para identificar a quienes pueden cotizar al sistema de seguridad social y no lo hacen, es decir, la propuesta va encaminada a castigar la evasión, para devolverle los recursos al sistema.

De igual manera, es necesario realizar una actualización al Plan Obligatorio de Salud, para que cubra las enfermedades que afectan a los colombianos: la atención de eventos no-POS es responsable de la mayor parte del desequilibrio financiero y de los faltantes que el sistema presentará durante la próxima década.

Es por ello que urge actualizar el POS. Se trata de buscar un equilibrio sano entre el derecho fundamental a la salud y el monto de recursos que puede aportar la sociedad para la prestación equitativa de servicios a todos los ciudadanos. y no lo hacen, es decir, la propuesta va encaminada a castigar la evasión, para devolverle los recursos al sistema.

 
3. ¿Tiene alguna propuesta para atender especialmente las necesidades de la vejez? 


Antanas Mockus 
 
Todos cabemos en nuestro eje de educación y cambio cultural como motor del desarrollo. Los adultos mayores no escapan a ser formadores de ciudadanos, capital social clave para el aprendizaje en comunidades y ellos son eje de la tradición oral en muchas regiones. Promoveremos el respeto e inclusión de la población mayor, otorgando algunos mecanismos de protección frente a riesgos como el maltrato y el abandono.

 
Rafael Pardo 
 
Para atender las necesidades de la vejez toca comenzar reformando las necesidades del sistema de pensiones. Por eso, instauraré un esquema de subsidio al ahorro de los trabajadores que viven con ingresos mensuales por debajo de un salario mínimo y que no han cotizado para que cuando lleguen a la vejez tengan asegurado un ingreso mensual proporcional a su ahorro.

Es realmente injusto que una persona que ha trabajado toda su vida no tenga la posibilidad de contar con una pensión para su vejez. Bajo este esquema que propongo, el gobierno subsidiaría entre el 60 por ciento y el 80 por ciento del ahorro del trabajador, alcanzado su máximo en el quinto año. En el año de máximo subsidio se estima que el aporte mensual del trabajador que ahorre sobre un ingreso de medio salario mínimo sería aproximadamente de $3.200 pesos. En la actualidad, miles de ancianos viven en la pobreza y no cuentan con una pensión para su sostenimiento. A estas personas les entregaré un bono de emergencia que los ayudará a suplir sus necesidades. De esta forma, haremos una Colombia más justa al asegurar una vejez digna a todos los colombianos.

 
Gustavo Petro 
 
Hemos planteado que para las personas que lleguen a la tercera edad y no hayan tenido acceso al régimen pensional, o no hayan cumplido los requisitos de permanencia, tendrán una pensión ciudadana que cubra necesidades nutricionales y de salud, financiada con los recursos generados en un sistema pensional de pilares.

Estos pilares serán: a) afiliación universal de la población trabajadora bajo el sistema de prima media, con aportes de hasta tres salarios mínimos y liquidación de prestaciones sociales que no superen el tope aportado; b) régimen limitado de capitalización individual, al que llegarán todas las cotizaciones que se hagan por encima de los tres salarios mínimos y se retornará el ahorro alcanzado por sus titulares; y c) ahorro voluntario en el sistema de capitalización individual, dirigido a quien quiera una mesada más alta y la logre con un mayor ahorro individual.

 
Noemí Sanín 
 
Respaldo el programa de adulto mayor. Sin embargo si no logramos estructurar un programa de ahorro pensional con un cubrimiento más universal estamos creando una bomba de tiempo en la medida en la que la pirámide poblacional se invierta. Las políticas de empleo y de formalización van en esa dirección. Pero vamos también a facilitar las condiciones del ahorro para la vejez. 

 

Juan Manuel Santos 

Los abuelos sabrán que no los olvidamos. Pondremos en marcha un sistema pensional de tres pilares, similar al que gradualmente puso en marcha Chile en 2008, que permita aumentar los beneficios a muchos más colombianos: el primer pilar proveerá a la población más pobre y vulnerable unos recursos mensuales por el solo hecho de entrar a la edad de jubilación. Se financiará con el presupuesto nacional, pero sin desincentivar la cotización y la formalización. 

 
Germán Vargas 
 
La Constitución Política de Colombia, en su artículo 46, señala que “el Estado, la sociedad y la familia concurrirán para la protección y la asistencia de las personas de la tercera edad y promoverán su integración a la vida activa y comunitaria”.

Como Presidente de la República, entonces, garantizaré la efectividad de este mandato constitucional asegurándoles a las personas de la tercera edad, mediante programas focalizados que consulten sus necesidades, una vida digna en todos los órdenes.


4. ¿Considera que el modelo de Familias en Acción provee una solución sostenible a los problemas sociales de las comunidades beneficiarias del programa?


Antanas Mockus 
 
Es un buen programa, pero debe ser robustecido. No es sostenible como solución única, debe ir acompañada de estrategias de educación y formación integrales, oportunidades para generación de ingreso que eviten la permanencia incondicional en el programa, mecanismos de vigilancia y control que hagan llegar los recursos al que en verdad los necesita y otros.


 
Rafael Pardo 
 
Distintos estudios e investigaciones han mostrado que el modelo de ‘Familias en Acción’ ha sido exitoso ayudando a las familias más necesitadas. Sin embargo, estos estudios sostienen que no se debe ampliar el programa, sino que toca optimizarlo para que la ayuda llegue a las familias que realmente lo necesitan. Así mismo, estas investigaciones sugieren que es necesario crear distintos incentivos para que las familias beneficiarias no se vuelvan dependientes del programa y que usen esta ayuda para salir de la trampa de la pobreza en la que se encuentran.

No es cierto que el liberalismo quiera acabar con ‘Familias en Acción.’ Por el contrario, lo mantendremos, lo fortaleceremos y lo optimizaremos para que sea un mecanismo eficiente en la lucha contra la pobreza y no simplemente un programa con fines electorales.

 
Gustavo Petro 
 
Familias en Acción es un primer paso en el apoyo directo del Estado a los ciudadanos, pero es insuficiente. Lo que proponemos es complementarlo, hacerlo más ambicioso para lograr un apoyo más integral.

En nuestro gobierno crearemos el Banco de la Mujer, que integrará el programa Familias en Acción. Los subsidios se entregarán directamente a las cuentas de ahorro que se abrirán para las beneficiarias, pero agregará la opción del crédito asociativo y productivo para las madres cabeza de familia. Este Banco se articulará con la Red Juntos para una acción integral frente a la pobreza.

 
Noemí Sanín 
 
Este programa, cuando está bien focalizado y no se politiza, representa una solución sostenible para romper el círculo vicioso en el cual la pobreza genera pobreza, ya que permite que los hijos tengan la oportunidad de un crecimiento sano, con nutrición y estudio. Sin embargo, no es suficiente y por eso he propuesto el apoyo de mi programa para ayudar especialmente a las mujeres y los niños desde el embarazo hasta los seis años, con apoyo psicológico que acaben con el maltrato infantil.

 
Juan Manuel Santos 

Consideramos que estos programas son importantes para luchar contra la pobreza y han traído enormes beneficios, por lo tanto, los fortaleceremos.

Sin embargo, para que sus beneficios se maximicen y tengan los resultados esperados en términos de reducción de la pobreza y acumulación de capital humano, se requiere una mejor focalización de estos programas, como analizar con detenimiento los incentivos que generan y establecer una temporalidad en los beneficios que otorgan.


Germán Vargas Lleras 

Familias en Acción ha sido una de las principales herramientas de política social de las últimas administraciones. Mediante ese programa se subsidian en educación y alimentación a niños del nivel 1 del Sisben. Consideramos que la continuidad y profundización de esta iniciativa resulta fundamental en nuestra estrategia de lucha contra la pobreza. Por eso nos proponemos aumentar su cobertura a 3.5 millones de familias pobres. Seremos especialmente estrictos en revisar y fortalecer la estructura administrativa para asegurar que los recursos lleguen a las familias que en realidad lo necesitan, puesto que requisito esencial del éxito de este programa es la adecuada focalización. También buscaremos evitar la perpetuación del subsidio y la alta dependencia hacia la ayuda asistencialista del Estado.


En la próxima entrega los candidatos expondrán sus propuestas para reducir el hambre y la pobreza.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.