Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/2010 12:00:00 AM

Candidato: ¿y de los secuestrados, qué...?

En la décimo segunda entrega del cuestionario diseñado por la Universidad del Rosario, Semana.com plantea el debate entre los candidatos sobre los derechos humanos en el país.

Semana.com y la facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario ofrecen, en esta décimo segunda entrega del cuestionario programático a los candidatos, las propuestas para solucionar la situación de los colombianos secuestrados, especialmente aquellos cautivos por las Farc.
 
Muchos de los policías y soldados plagiados llevan más de una década en cautiverio. Es decir, han soportado dos gobiernos sin que aún recuperen la libertad. Las familias de estos colombianos secuestrados esperan que el próximo presidente los tenga entre sus puntos prioritarios de la agenda.

Los candidatos definieron sus posturas para conseguir la libertad de los secuestrados, y analizaron la viabilidad de un acuerdo humanitario con la guerrilla de las Farc.

Estos nuevos interrogantes hacen parte del tercer capítulo de este cuestionario, denominado ‘Paz y reconciliación’, que la Universidad del Rosario preparó con el propósito de conocer los programas diseñados por los candidatos a la Presidencia. Seis de ellos, los que registran más del 1 por ciento en la mayoría de encuestas, accedieron a responderlo: Antanas Mockus, Rafael Pardo, Gustavo Petro, Noemí Sanín, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

Semana.com aclara que las respuestas de cada candidato no fueron sometidas a ninguna edición, ni en contenido ni en extensión, y son ofrecidas de forma íntegra. 

 
1. ¿Cuál es su propuesta para que las personas que aún permanecen secuestradas, en particular, los soldados y policías que siguen en poder de las Farc, recuperen el derecho a la libertad? 

 
Antanas Mockus 
 
Creo que la sociedad, como lo hizo hace más de un año, debe volver a marchar contra el secuestro y pedir la libertad inmediata de los policías y soldados secuestrados, así como la de los civiles que también lo están. 

La guerrilla está disminuyendo su estrategia de secuestro y, posiblemente, si se facilita la liberación unilateral de muchos de ellos, seguirá entregando a quienes aún están en su poder. 

 
Rafael Pardo 
 
Primero, exigirles por todos los medios, nacional e internacionalmente, que los liberen de forma inmediata. Aunque para muchos suene pasado de moda, el camino lógico y racional es la negociación. 

Ya las Farc lo habían indicado y ahora lo reiteran en el mensaje verbal entregado a Piedad Córdoba: “la liberación del cabo Pablo Emilio Moncayo es la última de carácter unilateral”. 

Eso, simple y llanamente, quiere decir que los 25 llamados “canjeables” que permanecen secuestrados o se negocian o los condenamos a morir en las selvas, como aconteció con el coronel Julián Ernesto Guevara y varios más. 

Mientras se abren vías que permitan la salida de los secuestrados que quedan, el Partido Liberal y yo, de manera personal y directa, no dejaremos que pasen a ser estadísticas olvidadas. Su visibilización ha de ser, de ahora en adelante, compromiso de todos los colombianos hasta lograr su liberación. 

Con Pablo Emilio Moncayo en libertad, después de doce años y tres meses de infierno, gracias a la admirable persistencia de su padre, los demás, sin dolientes visibles fuera de sus apesadumbradas familias y de algunas ONG, muy pronto dejaran de ser noticia, y sólo se volverá a hablar de ellos cuando las Farc así lo decidan, o cuando los avatares de la guerra se los lleve para siempre. 

Buscar la paz y por ende la supresión definitiva de los secuestros en Colombia será un compromiso ético y moral de mi gobierno. 

 
Gustavo Petro 
 
El gobierno estará siempre abierto a la negociación con los grupos guerrilleros alrededor de una agenda única que contemple la finalización definitiva de la guerra. 

Mientras persista el conflicto armado, el gobierno se compromete con el acatamiento pleno al Derecho Internacional Humanitario, dará todas las garantías para la liberación unilateral de los secuestrados por parte de las guerrillas y propiciará acuerdos humanitarios tendientes a la proscripción del secuestro, el uso de minas antipersonas, la participación de niños y niñas en la guerra, la violencia contra las mujeres y otras violaciones al Derecho Internacional Humanitario. 
 
 
Noemí Sanín 
 
En este campo mantendré la política del presidente Álvaro Uribe. Se promoverán y facilitarán las entregas unilaterales de secuestrados y se mantendrá la política de presión sobre la guerrilla para el rescate de secuestrados. 


 

 
Juan Manuel Santos 
 
La recientes liberaciones no han sido fruto de la generosidad de las Farc sino consecuencia del rechazo social y la presión militar sufrida por la organización terrorista. 

Nuestro gobierno continuará esta política hasta conseguir el regreso de todos los secuestrados y la derrota definitiva del secuestro.


Germán Vargas Lleras 
 
Debemos insistir en la posibilidad del rescate militar, a la vez que mantener la presión nacional e internacional para que las Farc liberen unilateralmente a todos los secuestrados. 

La posición de no negociar debe ser la columna vertebral de la política frente a los secuestrados, pues debe detenerse la práctica de utilizar la figura del secuestro como un arma política. 

 
2. ¿Estaría dispuesto a abordar el tema del intercambio humanitario con las Farc? 


Antanas Mockus

 
No me parece que pueda llamarse un “intercambio humanitario” una negociación con los secuestrados: el gobierno no puede pagar por su liberación, ni en dinero ni en la libertad de presos condenados legalmente. De modo que buscaré alternativas diferentes para proteger la vida y la libertad de los secuestrados. 

La libertad del secuestrado vale más que la preocupación por el uso propagandístico que puedan hacer los grupos armados. Pero cambiar unos guerrilleros por unos secuestrados es invitar a que haya más secuestros. 

 
Rafael Pardo 
 
Sí, siempre y cuando se cumpla la legislación colombiana y las normas internacionales. 



 
 

  
Gustavo Petro 
 
Las Farc deben entregar de manera unilateral y sin condiciones a todos los secuestrados que tienen en su poder. El acuerdo humanitario solo debe darse como el comienzo de una negociación de cara a terminar el conflicto en Colombia, sin eso no puede haber intercambio humanitario o canje. 

Le hacemos saber a las Farc que tienen dos caminos: la derrota militar y política, la cual se logrará si son aisladas nacional e internacionalmente, usando la Corte Penal Internacional y por medio de la implementación de una política de equidad social en el campo; o la segunda, si deciden negociar el fin definitivo de la guerra. 

 
Noemí Sanín

En materia de Intercambio humanitario mantendré la política del presidente Álvaro Uribe. 




 

 
Juan Manuel Santos 
 
No. El mal llamado “intercambio humanitario” representaría someterse al chantaje de un grupo terrorista como las Farc, que mantiene secuestrados a soldados y policías defensores de la ley para forzar la salida de la cárcel de unos delincuentes que fueron condenados por los jueces de un Estado democrático. Las Farc deben liberar de forma unilateral a los secuestrados. 


 
Germán Vargas Lleras 
 
Lo he señalado en numerosas ocasiones: no es posible convertir a los secuestrados en un elemento de chantaje. Lo único que lograríamos sería fomentar más secuestros y más actos violatorios del Derecho Internacional Humanitario.

Lo único que el país espera es la liberación unilateral de todos los secuestrados, sin más demora. 



En la próxima entrega, los candidatos adelantarán el debate sobre el escenario de la despenalización de la droga.







¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.