Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/10/23 00:00

Candidatos de Miami buscan votos colombianos

De acuerdo con una encuesta realizada por la oficina del censo, la comunidad colombiana en este lugar se ha convertido en el segundo grupo más numeroso de hispanos, después de los cubanos.

Candidatos de Miami buscan votos colombianos

Los colombianos-estadounidenses pueden sentirse codiciados en el sur de la Florida: están siendo cortejados por al menos dos candidatos a congresistas nacionales hambrientos de conseguir sus votos.

Con avisos publicitarios en las radios hispanas, promesas de apoyar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y afirmaciones de que cuentan con el respaldo del gobierno de Colombia, los aspirantes a representantes Joe García y David Rivera han puesto sus ojos en los votantes colombianos del distrito 25, donde está uno de los principales vecindarios de esa comunidad en Miami.

"No es un grupo insignificante", aseguró el demócrata García refiriéndose a la cantidad de colombianos que está en condiciones de votar.

"Es un grupo primero que todo muy empresarial, que tiene grandes nexos con esta comunidad y que lleva jugando un papel clave", consideró el ex director de la Fundación Nacional Cubano Americana en entrevista telefónica con la AP.

Los números del censo les dan razones a los candidatos para mirar fijamente a los colombianos del sur de la Florida.

De acuerdo con una encuesta realizada por la oficina del censo, la comunidad colombiana del condado Miami-Dade se ha convertido en el segundo grupo más numeroso de hispanos, después de los cubanos.

La comunidad cubana constituye el grupo de hispanos más importante de Miami-Dade: de los 2,5 millones de habitantes, 800.000 son cubanos, es decir un 32%.

Le sigue la comunidad colombiana, que con 120.000 personas representa al 4,8% de la población, según la información del censo.

El distrito 25 por el que disputan su candidatura García y Rivera se extiende por varias ciudades del sur de la Florida, desde Homestead y el Doral, pasando por los Everglades y acercándose a Naples. Incluye al vecindario de Hammocks, que albergaría una de las poblaciones de colombianos más densas fuera de su país.

En total vivirían en este distrito casi 37.000 colombianos.

Aunque no todos pueden votar, una buena parte de ellos ha conseguido la ciudadanía estadounidense. De acuerdo con Darío Moreno, profesor de política de la Universidad Internacional de la Florida, los colombianos-estadounidenses representarían alrededor del 5% del electorado en ese distrito.

"El voto colombiano es un voto que se busca", manifestó Moreno a la AP en una entrevista telefónica reciente.

"Este distrito tiene un gran número de votantes colombianos y enseña la importancia del voto colombiano y del surgimiento de la comunidad colombiana en la contienda", explicó el académico.

En una pausa durante su campaña en un centro de votación, Rivera explicó a la AP que él ha puesto sus ojos en la comunidad colombiana porque se han inscrito más colombianos-estadounidenses para votar.

Tanto Rivera como García se han manifestado a favor del Tratado de Libre Comercio de Colombia con Estados Unidos, pero se han propinado fuertes críticas en este punto.

El candidato republicano, que es representante en la cámara legislativa estatal, adujo además un supuesto apoyo del gobierno del presidente Juan Manuel Santos a su campaña, que fue desmentido desde Bogotá.

Rivera dijo en un comunicado de prensa que se sentía "honrado por el respaldo del gobierno de Colombia".

La cartera de Comercio, Industria y Turismo de la nación sudamericana aclaró, sin embargo, que el ministro Sergio Díaz-Granados había enviado una carta a Rivera para agradecerle su posición a favor de la aprobación del TLC, pero no para apoyar su candidatura.

El comunicado indicó que Colombia respeta los procesos electorales de otros países y "no interfiere en ellos, en ninguna forma".

Para Rivera, que al igual que García es cubano-estadounidense, el TLC "es un tema importante para el desarrollo económico del país, no sólo para el sur de la Florida" y por eso es que lo ha incluido en cinco de los puntos destacados de su plataforma electoral.

Aprovechando la reticencia de los líderes demócratas del congreso nacional para aprobar el tratado, Rivera sostiene que es inaceptable que García, también demócrata, lo defienda.

Pero García asegura que su oponente sólo dice "mentiras" cuando afirma que él no apoya el TLC.

"Nosotros queremos que pase el tratado de libre comercio y eso implica no solamente beneficios para el sur de la Florida y para Colombia, sino que también implica mejorar la economía nacional", expresó el candidato demócrata, que se ha reunido con el presidente Santos y ha oficiado de nexo entre líderes colombianos locales y la presidenta de la Cámara de Representantes nacional, la demócrata Nancy Pelosi.

El TLC está estancado en el Congreso de Estados Unidos. El congreso de Colombia lo aprobó en junio del 2007 y lo ratificó en julio del mismo año el por entonces presidente Alvaro Uribe.
 
AP.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.