Martes, 24 de enero de 2017

| 2010/06/24 00:00

Carta de Petro a Santos, una prueba más para la unidad del Polo

El Polo le pide a Petro que no haga acuerdos a título personal. El ex candidato responde que sus propuestas para un debate no contradicen los principios del partido. Analistas califican al candidato como “audaz”.

Gustavo Petro (izquierda) en campaña presidencial llamó a Clara López (derecha) a ser su fórmula vicepresidencial como una muestra de la unidad del partido.

Las diferencias internas en el Polo Democrático vivieron un nuevo capítulo este miércoles, luego de que el ex candidato presidencial de esa colectividad, Gustavo Petro, le envió una carta al Presidente electo, Juan Manuel Santos.

El Comité Ejecutivo Nacional de la organización emitió un comunicado en el que ratificó que ese partido le hará oposición a Santos. En el comunicado, la organización aduce que la propuesta de Unidad Nacional de Santos “busca camuflar, como si fueran de la nación entera, las políticas que han servido para favorecer los intereses de quienes detentan el poder”.

Además, la comunicación aclara que la carta de Petro dirigida a Santos “tiene un carácter eminentemente personal y no fue consultada con el organismo de dirección del Polo”.

En la carta, Petro le pidió al Presidente electo que abriera un debate nacional sobre tres temas que fueron ejes de su campaña: la recuperación de las tierras en poder de las mafias y su entrega a los campesinos, una regulación sobre el agua y la reparación integral de las víctimas. Vea la carta aquí.
 
En su cuenta en Twitter, Petro anunció este jueves que tendrá un encuentro con  Santos con "el exclusivo propósito de abrir un diálogo nacional sobre la tierra, el agua y las víctimas".

Más allá de la importancia de los temas de discusión propuestos por Petro, la presidenta del Polo, Clara López, argumentó que no estaba de acuerdo con el hecho de que el ex candidato hubiera actuado por cuenta propia, en un momento en que el partido planea cómo hará la oposición al gobierno.

Por esta razón, López y Petro sostuvieron varias discusiones, este jueves, en varios de los más importantes medios de comunicación. Petro argumentó que una carta como la que él envió no requiere una autorización expresa del partido, y López dijo que el problema era que esos mensajes podrían confundir a la gente.

En una entrevista con La F.m, López dijo que hace dos de días el comité Ejecutivo del Polo sostuvo una reunión en la que las directivas del Partido decidieron de manera unánime hacer oposición al Gobierno del Presidente electo.

“Por lo tanto, una propuesta de concertación está en contradicción con la decisión”, argumentó López.

“No es cierto que todos estemos del mismo lado… Es bueno que quede definido que hay dos lados. La democracia es saludable cuando hay gobierno y hay oposición. Tratar de mezclar los dos confunde a la gente y no permite que haya claridad en las ideas”, agregó.
Petro argumentó que los 1.400.000 votos que obtuvo su propuesta de acuerdo, en la primera vuelta, eran suficiente aval del Polo para pedir que el Gobierno electo abra la discusión sobre los temas que él considera fundamentales para la paz. En su criterio, el ideario del Polo y sus estatutos no le impiden hacer ese tipo de propuestas.

El ex candidato presidencial aclaró que su intención no es entrar en el Gobierno de Santos. “Yo no estoy pidiendo participar del Gobierno de Unidad Nacional. Al contrario, allí se consigna (en la carta) que sin dejar de ser oposición, sin perder la independencia, es indispensable para Colombia que se abra una discusión sobre esos tres temas”, dijo.

La presidenta del Polo y ex fórmula vicepresidencial de Petro no quiso polemizar sobre la actuación de Petro, a quien calificó no como un militante, sino “dirigente de talla”. “Estamos del mismo lado. No somos contendores, nuestros contendores están en otra parte”, dijo.

“Sobre el tema del agua, las víctimas, coincidimos. Nosotros consideramos que las propuestas serias en el debate presidencial las hizo Petro… Tenemos unas diferencias que, seguramente, vamos a poder organizar internamente sobre los procedimientos y los mensajes que se dan, no sobre el contenido, sino sobre la forma (en que Petro planteó a Santos la apertura de la discusión)”, dijo a la F.m.

A la pregunta sobre cómo reaccionaría si Santos respondiera positivamente a su solicitud, Petro dijo que no entraría en un gobierno de unidad nacional como el que propone Santos. “El diálogo no tiene que ser conmigo sino con las víctimas, las organizaciones sociales y de campesinos”, dijo.

“Me aterra que estos temas se tengan que silenciar en la discusión pública y que sólo queden dos escenarios: el de aquellos que sólo están buscando participación en el Gobierno o el del silencio absoluto de los que piensan que plantear temas no hace parte de un ideario de oposición”, dijo Petro al final de la entrevista.

López dijo que iniciativas como esa las debe “tener el Partido. Y desde luego el Polo no va a silenciar ni estos ni otros temas de interés popular… La salud y la educación son parte de nuestras banderas, como la reparación a las víctimas. No vamos a impedir que se silencien, ni que haya impunidad”.

Al final, la presidenta del Polo invitó a la militancia a la cohesión, “porque la oposición va a ser muy dura”. “Creo que vamos a tener que aprender a trabajar juntos”, agregó refiriéndose a su partido.

¿Cómo interpretar el gesto de Petro?

Petro no sólo le mide el pulso a Santos con su carta, sino que también lo hace con su partido. Por un lado, le pide a Santos que se pronuncie sobre unos puntos que él considera fundamentales para poder hablar de un acuerdo nacional y, por el otro, le pide al partido que asuma su principal bandera: el diálogo, así sea con contradictores.
Así lo creen algunos analistas consultados por Semana.com.

Para la politóloga Claudia López, “la carta de Petro a Santos es un acto de madurez y audacia política. Le mide el aceite al discurso de unidad nacional. La respuesta de Santos indicará si la ‘unidad’ es para propósitos nacionales como: agua, tierras, víctimas; o sólo burocráticos”, dijo al ser consultada a través de Twitter.

En el mismo sentido, León Valencia, director de la Corporación Nuevo Arco Iris, adujo que el mensaje de Petro lo mantiene en el debate político, lo cual es positivo no sólo para él, sino para su partido, si quiere volver a ser candidato. No obstante, señaló que el partido debería tener una sola vocería: la de Petro.

“Hay una nueva realidad política y el Polo debe ser consciente de eso: en las parlamentarias le fue muy mal al partido, pero en la primera vuelta de la elección presidencial Petro hizo una excelente campaña, por lo cual el jefe natural del Polo debería ser él. Eso de tener dos vocerías no es conveniente”, argumentó el analista Valencia.

Sin embargo, hay quienes creen que el mensaje de Petro a Santos puede ser interpretado como incoherente o como una señal de división dentro del Polo, lo cual perjudica a la oposición.

La senadora Cecilia López, quien renunció al Partido Liberal este miércoles porque la organización adhirió a Santos después de haber sido opositora del Gobierno de Álvaro Uribe, adujo que la oposición debía tener mucho cuidado con los mensajes que envía.

“Este es un momento de decisiones y hay que ser muy cuidadosos porque si se debilita la oposición, va a ser muy complicado”, dijo.

“Uno quiere que sus ideas las ejecute el nuevo Presidente. Pero no pequemos de ingenuos. ¿Usted cree que con toda la gente que se fue para donde Santos, que representa toda la vieja política –donde el poder territorial, la parapolítica el clientelismo son los elementos comunes- van a ejecutar una propuesta tan interesante como la de Petro? Eso es muy ingenuo”, dijo la senadora Cecilia López.

Una vieja diferencia

La propuesta de Petro y la reacción del Polo dan cuenta, nuevamente, de las diferencias de criterios que hay entre las directivas del partido -comandadas en su mayoría por el sector radical y el anapista-, y las del ex candidato presidencial.

Petro ganó la consulta del Polo en octubre de 2009, pero la mayoría de los integrantes del Comité Ejecutivo apoyaban al ex magistrado Carlos Gaviria Díaz. Desde ese momento el partido, en el que militan varias fuerzas políticas, se enfrentó a una paradoja: tener que apoyar a un candidato con el que una buena parte de sus dirigentes no estaba de acuerdo.

Después de que los resultados electorales dejaron en una posición difícil al partido de izquierda, el único que ha declarado su oposición a Santos, la colectividad deberá fijar posiciones claras. No obstante, tampoco se puede desconocer que buena parte de los votos de Petro, quien siempre ha abogado por hacer un acuerdo sobre temas trascendentales, los consiguió a pulso durante su campaña. Por lo visto, se inicia un nuevo capítulo en el ya viejo debate en el seno del Polo sobre qué línea va a primar en la colectividad.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.