Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/21/2011 5:00:00 PM

Centro Independiente destapa sus cartas

Se define como una "corriente de pensamiento y construcción" política que integra todos los sectores de la sociedad y reclama su papel en la elección de Santos como presidente y su aporte a la Unidad Nacional.

El Centro Independiente, de momento, no es un partido político. Pero tiene sede, logo, papelería membretada, se identifica con tres letras a manera de iniciales –CEI– y tiene un coordinador nacional: Julio Roberto Gómez, el presidente de la Confederación Nacional del Trabajo (CGT) y amigo cercano del vicepresidente Angelino Garzón.
 
Precisamente, la controversia política que han generado las recientes opiniones del vicepresidente, en contra de algunas de las políticas del actual gobierno, fueron el pretexto para que Centro Independiente hiciera una declaración de intenciones sobre el papel que aspiran a desempeñar en la política nacional.
 
Por lo menos así se advierte en la carta que el pasado 15 de septiembre le envió su coordinador Julio Roberto Gómez al presidente del Partido de La U, senador Juan Lozano, y que Semana.com conoció en su integridad.
 
En ella, Gómez explica qué es el Centro Independiente, qué sectores de la sociedad lo conforman, a la vez que emiten un respaldo absoluto a las posiciones del vicepresidente Garzón y a las políticas que pretende impulsar el presidente Juan Manuel Santos en la construcción de “un nuevo país”.
 
Qué es el CEI
 
Según la carta, el Centro Independiente “es una corriente de pensamiento y construcción política” que surgió en febrero de 2010. El 24 de abril de ese mismo año tuvo su primera convención nacional, en Bogotá, y tras ella decidió apoyar la candidatura a la presidencia de la República de Juan Manuel Santos y de Angelino Garzón como su fórmula a la vicepresidencia.
 
El CEI, dice Gómez, “reúne a una amplia diversidad de sectores sociales, sindicales, comunales, pensionados, jóvenes, mujeres, personas en condición de discapacidad, afrocolombianos, indígenas, LGBT, parlamentarios, concejales, diputados, comunicadores sociales, empresarios, profesionales, maestros, campesinos, líderes políticos de diferentes tendencias ideológicas y líderes regionales de todo el país, y está abierto a la participación de los ciudadanos y ciudadanas”.
 
CEI también llegó al poder
 
En los párrafos sucesivos, el CEI hace una serie de precisiones, entre ellas le aclara al Partido de La U que el vicepresidente Garzón, y lógicamente el presidente Santos, no fueron elegidos por ese partido sino por más de nueve millones de colombianos en las urnas, entre los que se cuentan “las decenas de miles de seguidores” del Centro Independiente.
 
Por lo tanto, dice Gómez en la carta, “en la práctica, tanto el partido de ‘La U’ como el CEI, trabajamos en pie de igualdad para llegar al poder”.
 
La línea política
 
Luego de esta aclaración, el coordinador nacional del CEI da a entender que la figura de esa corriente es Angelino Garzón y que las líneas del partido son las mismas que actualmente, y durante su trayectoria política, ha defendido el hoy vicepresidente de la República.
 
“Es necesario tener en cuenta que el señor vicepresidente de la República durante toda su trayectoria como dirigente social y político siempre se ha pronunciado a favor de los sectores más empobrecidos y que nunca se ha silenciado frente a los hechos y situaciones de injusticia y que seguramente así lo continuará haciendo, por ser esto una impronta de su personalidad, en este sentido que nadie se llame a engaño, el señor vicepresidente no cambiará la ruta de sus convicciones”, explica Gómez.
 
El CEI en la Unidad Nacional
 
Acto seguido, el CEI reivindica su papel en la Unidad Nacional, esa coalición política que el presidente Santos ha congregado en torno a su gobierno. E invita al Partido de La U a un diálogo permanente en torno a esa Unidad, pero sin caer en el unanimismo y respetando las opiniones diversas de quienes integran esa coalición, en alusión casi que explícita a respetar las opiniones de Angelino Garzón.
 
“Invitamos a que trabajemos juntos por la Unidad Nacional, pero sin pretender imponer el unanimismo el cual es enemigo de la pluralidad y la democracia”, dice Gómez en la carta a la vez que incita a llamar la atención a los funcionarios del actual gobierno “que emiten opiniones que en nada benefician a un gobierno que está empeñado en construir un nuevo país”.
 
Esas, señala la carta, serían las condiciones con las que el CEI deja abierta su disposición al diálogo.
 
Las dudas se mantienen
 
Aunque la carta fue suscrita el 15 de septiembre, su contenido se conoce después que varios sectores políticos de la Unidad Nacional le pidieran al vicepresidente explicaciones públicas si está haciendo política desde la vicepresidencia y qué papel desempeña dentro del Centro Independiente.
 
Garzón, en la noche del martes, dio una corta respuesta ante los medios de comunicación. Dijo que “como no milito en ningún partido, entonces no tengo por qué entregarle cuenta a ningún partido”, e insistió en que él “fue muy claro en que el hecho de que aceptara ser fórmula de Juan Manuel Santos no significaba militar en 'La U'”.
 
Garzón aprovechó para definirse como “de centroizquierda católico”, a la vez que aclaró que hablar de reelección o de una supuesta aspiración presidencial suya es “una cosa apresurada”.
 
La carta de Gómez pareció más la de un presidente de un partido político. Quizás, la personería jurídica, que se adquiere en procesos electorales según los votos que los respalden, es el único requisito que le falte a esta “corriente de pensamiento y construcción política”.
 
Las dudas entre sectores políticos siguen abiertas, aunque los rumores sobre los intereses de los amigos de Angelino parecen despejarse. Más aún cuando en la página de internet del Centro Independiente aparecen fotos del vicepresidente en plena acción y hasta acompañado de personalidades de gobiernos de otros países, como la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton.
 
Tal vez, las elecciones de 2014 puedan ser la plataforma que necesita el CEI para posicionarse en el espectro político colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.