Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2012 12:00:00 AM

Ciudadanos vigilan a sus congresistas y velan por la reforma

Organizaciones civiles y ciudadanos de la calle continúan llegando hasta la Plaza de Bolívar para ser testigos directos de lo que en las próximas horas ocurrirá en el Congreso, cuando se prevé que se hunda la reforma a la Justicia.

Primero fueron decenas las personas que se acercaron a la Plaza de Bolívar. A las 9 de la mañana llegaron caminando de manera parsimoniosa y en silencio, como si de un sepelio se tratara. En voz baja comentaban entre ellos y con paciencia se apoyaban en las barreras de metal que impiden a los ciudadanos entrar en el edificio del Congreso. Expectantes, esperaban que los congresistas entraran en el Capitolio para asistir a las sesiones extraordinarias que el presidente Juan Manuel Santos había citado.

Se trata del velorio que muchos colombianos quieren darle a la reforma a la Justicia que desde hace una semana mantiene en el limbo jurídico al país y que desde su aprobación en el Congreso de este proyecto que les otorga múltiples gabelas a los congresistas y amplía el periodo de los magistrados, ha levantado el inconformismo de miles de ciudadanos.

Sin embargo, lo que se esperaba que fuera un multitudinario plantón no resultó así durante las primeras horas de la mañana. La convocatoria que a través de las redes sociales contaba con un respaldo muy amplio no tenía la misma fuerza en las calles.
 
Sólo fue al mediodía cuando las personas se podían sumar por centenares, aunque el número seguía sin cumplir las expectativas. "La noticia de que las sesiones extraordinarias del Congreso van a ser en la tarde está retrasando a la gente, pero ellos van a venir", explicaba uno de los presentes.

Vigilia indefinida
 
Con la llegada de más personas también se hicieron presentes las pancartas, "Santa sepultura a la reforma", los cánticos en contra de los congresistas, unos más creativos otros con más insultos y otras manifestaciones ciudadanas. Todas ellas mandaban el mismo mensaje: "indignación total por el actuar de los congresistas, absolutamente desordenado e institucional", como afirma un estudiante de derecho de la Universidad del Rosario.

"Tenemos que estar seguros de que este adefesio va a ser bien enterrado y que no lo vayan a revivir en la próxima legislatura, es por eso que no vamos a parar el referendo revocatorio porque creemos que es la única garantía de que la reforma se hunda completamente", asegura Esperanza Cerón, promotora de Viva la Ciudadanía. Cerón espera que en las próximas horas se recojan 300.000 firmas, el doble del número que exige la ley para convocar al referendo revocatorio.

El plantón de este miércoles tiene unas características particulares y no resulta comparable con otras manifestaciones. Como dice María del Pilar Arango, directora del Observatorio Nacional de Justicia, una de las organizaciones que realizaron la convocatoria, se trata de una "vigilia constitucional, que consiste en que la ciudadanía nos acompañe y que seamos testigo de cómo se hunde la reforma".

En estas tierras macondianas una historia llega a la memoria. Cuentan que Nicolás Márquez le repetía a su joven nieto Gabriel García Márquez que un día había tenido que matar a un hombre que lo había desafiado a muerte. Al finalizar el cuento, el viejo, melancólico y entristecido, lo miraba y le decía: "Tú no sabes lo que pesa un muerto".

La incertidumbre y el descontento reinan en este velorio en el que se ha convertido la Plaza de Bolívar y serán el presidente Santos y el Congreso los que tengan que decir cuánto pesa este muerto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.