Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/25/2012 12:00:00 AM

Clara López vuelve al Polo

Este miércoles asume, por segunda vez, la presidencia del único partido de oposición. Fortalecer un proyecto de izquierda como alternativa de poder y mantener la cohesión de sus dirigentes, los grandes retos.

Cuando Clara López se marchó del Polo para recomponer la administración de Bogotá como alcaldesa designada, dejó un partido político afectado por hechos de corrupción de algunos de sus dirigentes, pero aún con el segundo cargo de elección popular más importante del país.
 
Casi cuatro meses después, López vuelve al Polo, el único partido político que se mantiene en abierta y sistemática oposición al gobierno de Santos, pero lo encuentra distinto.
 
Perdió su mayor fortín político, el que ostentó por ocho años, la Alcaldía de Bogotá. Otro de sus bastiones, Nariño, también dejó de ser suyo. Aparentemente, el Polo está disminuido.
 
Hace cuatro meses, el Polo, precisamente con Clara López, tenía interlocución directa con el Gobierno, concretamente en la discusión del estatuto de oposición. Bajo la administración de Jaime Dussán, el Polo abandonó la mesa de concertación.
 
La intención de Clara López es volver a abrir mecanismos de interlocución con el Gobierno. No sólo para reglamentar los derechos de la oposición. El Polo está dispuesto a fortalecer una agenda de paz, según lo explicó López en una reciente entrevista al diario El Tiempo.
 
Pero lo que supone un mayor reto para Clara López es la intención de algunos de sus dirigentes de separarse del partido y fortalecer otro movimiento para apoderarse de la izquierda.
 
El Polo, que desde el 2006 congregó a todas las corrientes de ese espectro ideológico, quiere seguir siendo la única opción y según Jaime Dussán, saliente presidente del partido, no sólo como una colectividad de eterna oposición, sino que ofrezca una “seria alternativa de gobierno”.
 
Para ello, la primera tarea de Clara López será la organización del seminario ideológico del Polo, que tendrá lugar en Bogotá entre el 24 y el 25 de febrero próximos. Allí se redefinirán estatutos, se trazará la línea de acción política y se empezarán a definir los programas para ofrecer a los ciudadanos en el 2014.
 
Lo segundo, tomar decisiones sobre los senadores que se quieren escindir para darle vida al partido Progresistas, que tiene a Gustavo Petro (ex del Polo) a su principal figura. El Comité de Ética del partido podría resolverlo. Se contempla la expulsión de los dirigentes, un tema complejo pues significaría una pelea jurídica por las curules.
 
Clara López encuentra el Polo más dividido que antes, casi sin opciones de conciliación, aunque su llegada es vista como la fórmula de cohesión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.