Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2011 7:00:00 PM

Colombia y Venezuela, relaciones 'viento en popa'

El encuentro entre Juan Manuel Santos y Hugo Chávez supuso un nuevo acto de fe en las relaciones entre ambos países. Además de nuevos acuerdos comerciales, los compromisos en seguridad reafirmaron los lazos.

Juan Manuel Santos y Hugo Chávez volvieron a reunirse. Fue la tercera vez desde cuando el primero asumió como presidente de Colombia, y con él las relaciones entre ambos países se recompusieron. El encuentro de este 28 de noviembre estaba pactado desde antes, pero la enfermedad del mandatario venezolano obligó a varios aplazamientos.
 
Sin embargo, las declaraciones del expresidente Álvaro Uribe, en las que les pidió a los opositores venezolanos reclamarle a Santos por la “nueva amistad” con Venezuela, le quitaron ruido a esta nueva cumbre.
 
Al punto de que el presidente Juan Manuel Santos, minutos antes de encontrarse con Chávez, afirmó que las relaciones entre ambos países van ‘viento en popa’ y la armonía entre ambos gobiernos no tiene reversa.
 
Una de las principales preocupaciones alrededor de la nueva relación entre los gobiernos de Santos y Chávez ha sido la cooperación de las autoridades en Venezuela.
 
Desde cuando se reactivaron las relaciones, Santos ha sido el primero en afirmar que los acuerdos en materia de seguridad habían sido eficaces, con la captura y la extradición de varios colombianos dedicados a negocios ilegales.
 
Sin embargo, en Colombia se afirmaba que Venezuela solo había capturado y extraditado “peces pequeños”, mientras las dudas por la presencia de cabecillas de las FARC en territorio del vecino país (Timochenko e Iván Márquez) si no crecían, por lo menos se mantenían.
 
Sin embargo, coincidiendo con la cumbre entre los dos mandatarios, las autoridades venezolanas capturaron a alias Valenciano, jefe de la llamada oficina de Envigado, y considerado el pez gordo que sucedió al exjefe narcoparamilitar alias 'Don Berna'.
 
Santos agradeció al gobierno de Chávez por ese golpe a las llamadas bandas criminales que emergieron del paramilitarismo, y aseguró que se dio en el marco de la cooperación en seguridad del gobierno venezolano.
 
Esa fue la bienvenida de la reunión, que sin duda motivó más a Santos a manifestar públicamente su confianza al gobierno del que ha sido llamado su “nuevo mejor amigo”.
 
Sin embargo, las informaciones de inteligencia, que indican que en Venezuela se refugiaría el nuevo jefe de las FARC, alias 'Timocheko', siguen generando desconfianza, pese a que al propio Santos no le quedan dudas de que si así fuera, el Gobierno del vecino país haría todo los posible para ponerlo a disposición de las autoridades colombianas, tal como lo afirmó en su reciente visita oficial al Reino Unido.
 
Y este lunes, Chávez le reiteró a Santos que en la eventualidad de que 'Timochenko' estuviera en su territorio, así lo haría, y además aseguró que no permitirá que las relaciones entre Colombia y Venezuela se descarrilen, bien sea por “factores políticos o personales”.
 
A su homólogo colombiano le sugirió “no caer en emboscadas”. “Que no nos vayan a descarrilar, no podemos permitirlo porque hay descarriladores en la comarca de allá y de acá, que están tratando de meter palos en la rueda. No caigamos en emboscadas, pasa viento malo, dice un dicho”, dijo Chávez.
 
El presidente venezolano aseguró que si le va bien a Colombia, le va bien a Venezuela, y ratificó que ningún grupo armado ilegal, sin importar su procedencia, va a hacer presencia en Venezuela para amenazar la seguridad de Colombia.
 
“Mi Gobierno no avala ni apoya presencia de ningún grupo guerrillero ni narcotraficante”, sentenció Chávez.
 
El nuevo convenio comercial
 
La reunión no se concentró en temas políticos. Ambos presidentes suscribieron un nuevo acuerdo comercial de alcance parcial que abarcará a 3.500 partidas comerciales correspondientes a los renglones de intercambio de los últimos años entre los dos países.
 
"Me complace muchísimo haber firmado este acuerdo de alcance parcial, este nuevo tratado comercial que sin duda va a representar mucho bienestar para el pueblo venezolano y para el pueblo colombiano", señaló el mandatario colombiano tras la firma de los acuerdos con su colega venezolano.
 
El nuevo convenio sustituye el marco comercial que existía entre los dos países como parte de los acuerdos de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), mecanismo de integración que Venezuela abandonó en abril pasado.
 
"Lo que estamos haciendo es reemplazar ese marco normativo que teníamos hasta ahora, que es el marco normativo de la CAN, y al mismo tiempo estamos inyectando una nueva gasolina con una nueva serie de acuerdos que complementen el acuerdo comercial", indicó Santos.
 
El presidente colombiano señaló que el "acuerdo de alcance parcial cobija cerca de 3.500 partidas arancelarias", que son las que han formado parte del comercio bilateral en los últimos "cinco o seis años".
 
Santos manifestó que este acuerdo de alcance parcial tiene "los mismos objetivos" que el tratado comercial suscrito hace 20 años por ambos países, al puntualizar que busca "quitar las barreras arancelarias y paraarancelarias" de los productos que pueden suponer un incremento del comercio. 

Por su parte, el gobernante venezolano recordó los antecedentes que tuvieron ambos países en materia comercial, que llegaron a tener un intercambio superior a 7.000 millones de dólares en el 2008, y destacó que el potencial que tienen Colombia y Venezuela por delante "es muy grande". 

"Trabajemos duro para levantar ese comercio que no se nos quede la cosa solo en el papel, levantarlo y llevarlo de nuevo a 5.000, 6.000, 7.000 millones de dólares en poco tiempo, en el más corto tiempo posible", indicó, al reclamar "seguir trabajando el tema del encadenamiento productivo".
 
El presidente venezolano señaló que como elemento de fondo ambos Gobiernos deben seguir "fortaleciendo nuestra amistad, nuestra confianza, nuestras relaciones personales y sobre todo nuestras relaciones políticas".
 
El intercambio comercial, que llegó a rozar 7.000 millones de dólares en el 2008, cayó hasta 4.600 millones en el 2009 y se desplomó con la ruptura de relaciones entre los dos países en julio del 2010.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.